viernes, 14 de septiembre de 2007

The Pursuit of Happiness - Das Streben nach Glück - La búsqueda de la felicidad


Vi el trailer muchas veces en el cine, pero la verdad es que probablemente, no hubiese visto la película si una amiga no me la hubiera recomendado especialmente.

The Pursuit of Happyness
es una idea típicamente ilustrada. La felicidad de los pueblos, la riqueza de las naciones son ideas propias del movimiento de la Ilustración que se impuso en y a través del constitucionalismo del siglo XVIII.

Esta idea de la búsqueda de la felicidad aparece en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos:

"Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad..." palabras escritas por Thomas Jefferson

Por eso Chris Gardner menciona varias veces en la película a Jefferson. Son sus palabras, con las que comienza la película, las que lo llevan a actuar y a esforzarse por lograr su sueño de ser feliz que, en su caso se traduce, sobre todo en, conservar a su hijo y en lograr un trabajo estable que le permita mantenerse él y mantener a Christopher.

Lo que, finalmente, logra. Es una película con un final feliz... O bueno.

Es evidente que esta felicidad de que hablaban los Padres Constituyentes estadounidenses no es simplemente la alegría y la risa que se expresa más o menos al comienzo de la película y que muestra a la gente que entra y sale de la oficina de la bolsa donde él quiere trabajar. Tampoco la felicidad está en tener un Ferrari rojo... aunque tal vez Landahlauts me contradiga en este punto, es broma.

Pero supongo que había que representarlo de alguna manera y expresar una idea de la filosofía ilustrada por medio de escenas de cine, no es muy fácil.

Se puede criticar que se identifique la felicidad con la riqueza, pero claro, Jefferson toma las ideas de Locke, del cual también se derivan las ideas de Adam Smith. Ok, esto no es tan fácil y no quiero caer en un reduccionismo fácil.

Pero, para que vean que no estoy tan errada (después de todo, la Ilustración es un tema que siempre me ha fascinado, pero en el que lamentablemente no soy experta), veamos lo que nos dice Wiki al respecto:

The phrase is based on the writings of John Locke, who expressed a similar concept of "life, liberty, and estate (or property)". While Locke said that "no one ought to harm another in his life, health, liberty, or possessions", Adam Smith coined the phrase "life, liberty, and the pursuit of property".

Entre paréntesis, en cualquier país en que vivamos, para bien o para mal, nuestra sociedad actual, es inentendible sin comprender la Ilustración. Sí, el siglo XVIII nos da las claves para entender nuestro tiempo.

No quiere decir, de ninguna manera que, esté de acuerdo con las ideas de la época, al menos no con todas. No, no vivo en el pasado. Es más, pienso que para la situación de la mujer en la sociedad, la Ilustración fue un retroceso; pero este ya es otro tema.

La cinta se basa en una historia real. En la última escena, el hombre grande y fuerte que pasa, muy elegantemente vestido, al lado de Chris y Christopher es el verdadero Chris Gardner.

Les recomiendo que, vean los extras de la película, en ellos aparece una estupenda entrevista con este triunfador. Dice que todo lo que él hizo lo hizo por sus hijos (en la película aparece sólo uno, pero tal vez tenía más o estaba pensando en los hijos que podría tener).

Linda, ya este es su fracaso, ella no le comprendió ni compartió su optimismo. Compárenla con Marge en Simpsons que apoya a Homer pase lo que pase. Y eso que Homer no se lo merece. Y Chris, sí.

Es una "historia de familia", de una familia forzadamente monoparental (porque Linda podría haberlo apoyado y $e habría quedado con lo$ millone$, pero apostó mal), en esto se parece a Dear Frankie Aunque Lizzie sí tenía amigos y a una mamá que la apoyaba y Chris no tiene a nadie. Menos que nadie a Wayne, el "amigo traidor".

No es una historia en que se muestre un heile Welt, un mundo perfecto. No me parece que las películas norteamericanas que tratan de la familia, presenten un mundo perfecto, ni que nos muestren soluciones fáciles, ni omnicomprensivas, no. Dejan tantas puertas abiertas como las europeas, la verdad es que encuentro totalmente tonto este complejo de superioridad europeo del cual escucho y leo tanto, demasiado.

Un homenaje también a los cristianos que trabajan con los sin casa. En la entrevista que aparece en el DVD, el verdadero Chris habla con admiración y agradecimiento del hombre (no recuerdo su nombre) que era alma del asilo de sin casa... El coro que canta en la película (en cuestión de gustos...) es el auténtico coro de la iglesia que les daba cobijo por las noches.

Es positivo que los hombres de finanzas le hayan dado -pese a todo, la ropa, su carencia de calificación adicional- a Chris una oportunidad... la realidad es así, los hombres de negocios -aún cuando hayan amasado ya una fortuna, como Martin Frohm, Jay Twistle y Walter Ribbon- no son los fríos y desalmados robots que nos presentan a veces, no, son personas como cualquier otras, los negocios y las finanzas son simplemente su trabajo profesional, un trabajo como cualquier otro.

Me gustan las escenas en el barrio chino, me gusta la pluriculturalidad... La sra. Chu es genial, podrían haberle sacado más partido.

Mi frase preferida: "nunca escuches a quien te dice que hay algo que no puedas hacer".

Es muy norteamericana, por lo de las banderas, las citas de Jefferson, etc. Aunque el director es italiano, Gabriele Muccino, al parecer, escogido especialmente por Will Smith. No lo conocía, pero debe ser muy bueno. En los extras cuenta que le costó mucho trabajar en inglés. Se ve que es un hombre muy alegre.

Es cierto que, en la búsqueda de la felicidad -el american dream-, hay muchos que quedan en el camino; pero a ellos también está dedicada esta película que, por otra parte, se basa en una historia verdadera.

Una historia positiva, esperanzadora... Una película muy buena. Gracias a la amiga que me la recomendó.


6 comentarios:

Agata* dijo...

La verdad es que a mí también me pareció la típica americana... pero es una peli bien hecha, es muy bonita (te metes mucho en la situación de la familia, etc) y, como no, Will Smith actúa muy bien. Vale la pena

Marta Salazar dijo...

gracias Ágata, oye, a ver si ves Dear Frankie y me dices qué te pareció.

Viste Cinderella Man?

Un abrazo!

dereck dijo...

q te puedo decir el sueño americano!! mi novia no paro de llorar hace tiempo cuando fuimos a verla... y pues me dejo de veras reflexionando... le daria empleo a un hombre q llegase a la oficina en franelilla??
increible...
nos leemos!!

Marta Salazar dijo...

tienes razón, en todo caso, pienso que el sueno americano está presente en muchos países, con otros nombres.

a mí me gusta, me gusta la self made people!

Me parece que yo sí le daría un trabajo, aunque venga vestido así y lleno de pintura,

un abrazo Dereck y espero que estés muy bien!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Me gustó. El niño que aparece es el hijo de Will Smith.

Impresiona que sea el padre el que quede a cargo del hijo. Tiene un sueño y lucha por él. No espera sentado a que llegue ni tira la toalla. Trabaja muchísimo para conseguirlo y ¡qué te voy a deir!. A su manera, compatibliza trabajo y familia.

Aprovecha al MÁXIMO el tiempo en el trabajo y no hace ni una hora extra. Tiene que conseguir llegar antes de que le cierren el colegio.

Sólo hay un puesto vacante y muchos candidatos. El lo consigue maximizando su rendimiento, no alargando la jornada laboral.

Un abrazo

Marta Salazar dijo...

Benita! Se me había pasado tu comentario! Excelente como siempre, lo de la maximización de su rendimiento es también impresionante y es igualmente lo que me parece que se debe hacer, después de todo, como decimos en Alemania "nos pagan por usar la cabeza y no por usar... por estar sentados" queda más elegante.

Un abrazo dear Benita!