martes, 30 de octubre de 2007

Breach - Enttarnt


Es, sin duda, una muy buena película, que no será del gusto de todos. Me recordó a otra del mismo director -Billy Ray- que también me gustó mucho, pero tampoco fue muy bien comentada, al menos en Alemania: El tribunal o, en inglés, Hart's War. Para no hablar de Volcano o de Flightplan.

La vi hace una semana y, antes de partir a ver la última de Brad Pitt, me gustaría comentar sólo algunos aspectos de esta cinta.

Hay cuatro historias: 1) la del matrimonio de Eric y Juliana, 2) la del matrimonio de Robert y Bonnie, 3) la del espía Robert Hanssen y 4) la relación entre Eric y Robert.

En este último punto, a Eric le cuesta convencerse de que Robert es un agente "de los rusos" que ha vendido información y vidas humanas. De mostrarle, poco a poco la realidad, se encarga Kate. En un comienzo, Eric lo admira (pese a todo) y se siente cercano a él.

Se supone que Robert Hanssen ha sido el espía más grande en la historia de los Estados Unidos, más grande en el sentido que reveló más información "a los rusos", información que tuvo un costo muy alto, no sólo cuantificable en dinero, sino lamentablemente un costo (que es siempre altísimo) en vidas humanas.

Probablemente, los norteamericanos no han revelado ni siquiera la tercera parte de la información sobre "Ramón". Como Ramón o Robert está en prisión aislada por el resto de sus días, tampoco se le puede preguntar nada a él.

Robert es una persona que vivía una doble vida. Doble vida en todo sentido.

Me dirán: un espía siempre vive una doble vida... Tal vez, pero ésta es una doble vida también ante su familia y amigos.

Porque una cosa es no contar nada a su familia acerca de su trabajo como agente y otra es engañar a su familia, a sus hijos, nietos, amigos...

Eric hacía mal en mostrar a Juliana las fotos de sus observados musulmanes, sí; pero después de comenzar a investigar a Robert, cesó en sus revelaciones frente a Juliana, al menos, en la película.

Ella no entendió que él no le contara nada más, por alguna razón, Juliana, la alemana del Este, quería saberlo todo. Es raro, ¿no? Porque si te casas con un agente, tienes que saber que no podrá contar nada. Es raro también que un agente del FBI que trabaja en temas bastantes complicados haya estado, en aquel entonces, casado con una Ossi. Pero todo puede ser.

Cuando Bonnie y Robert llegan de improviso a la casa de Eric, en plan "amigos", Juliana se queja frente a su marido sobre "el interrogatorio" al que la sometió Robert acerca de la SBZ = sovietische Besatzungszone = Zona de ocupación soviética, el territorio de la República democrática alemana. Eso nos da una clave para entender las preferencias de Robert.

Dicen que Robert (esto no sale en la película) era fan de un espía norteamericano que se refugió en la URSS antes de ser descubierto como espía ruso. Después de ello y de haber dejado a su familia en los Estados Unidos, comenzó a enseñar en una academia de seguridad soviética y, al morir, fue enterrado con los honores que se daban a un general de la KGB. ¿Sería esto lo que quería Robert?

¿Por qué y cuándo decidió colaborar con los rusos? ¿Qué lo llevó a espiar para ellos? Era un hombre megalómano y se sentía subestimado por sus superiores en la FBI. ¡Quería figurar! ¡Deseaba fama! Reconocimiento.

Me recuerda a Thomas Gabriel, en Live Free or Die Hard - Vive libre o muere - Stirb langsam 4.0

La relación con su papá (luterano, policía y probablemente muy estricto, por el apellido, tal vez de ascendencia danesa) había sido -lo dice en la película- muy difícil. Asimismo, los "convertidos" son... oh, si no están bien guiados, pueden llegar a ser algo... problemáticos.

Bonnie "lo rescató", lo salvó, se imagina él, lo dice. Ella era perfecta, él no...

Lo que yo no puedo entender es que él haya enviado a su amigo (norteamericano) en Alemania (que parece que conocía del colegio o de la Universidad) los videos con las grabaciones de sus relaciones sexuales. ¿No habrá sido una manera de enviar otro tipo de información, escondida?

Esto -me pueden decir- no nos debería sorprender, pues en Alemania, en alguna época, no era poco común filmar las propias relaciones sexuales, incluso, alguna vez, por error, salió una en la televisión... pero revela una conducta anormal de parte de Robert... y de "su amigo"... Sobre todo, porque él lo hacía sin que ella supiera nada al respecto.

Y ¡se lo enviaba a un amigo! Raro, muy raro. Pero quién sabe qué habían vivido los dos amigos en la época del college y por qué Robert insistía en escuchar en la radio a las hermanas cantantes esas que le gustaban tanto.

Volviendo a Eric y Juliana, que él se haya retirado del FBI y haya renunciado a lo que parecía que era lo más importante -su carrera- aparentemente porque su vida matrimonial no lo soportaría, esto me parece correcto. Ojalá más personas (sobre todo, hombres) tomaran en cuenta así a sus parejas al momento de adopta una decisión laboral.

En fin, la película es buena, pero me deja con un sabor agrio... más aún que en el caso de Hannibal (ver Hannibal Rising), tal vez por ser una historia real. Pienso que el destino de Robert -y, sobre todo en su familia- podría haber sido tan distinto.

En su caso, la ezquizofrenia, la doble vida (de la que nadie está libre, todos podemos caer en ello), la megalomanía, la misantropía (un poco encubierta, pero presente), el libertinaje sexual, las ansias de dinero, posición social y reconocimiento lo llevaron a tirar todo por la borda y lanzarse en una empresa de traición, de engaño y de desamor...

Todos, muy buenos actores, una mención merece Kate, quien también podría haber sido un poco menos fría y menos dura... y haber tenido, al menos, un gato (para entender esta frase, tienen que ver la película).

Dicen que Chris Cooper ganará un Oscar por esta cinta. Quién sabe.

Supongo que la película tiene, para los norteamericanos, un significado mayor que, para nosotros. En Alemania, el caso, apenas se conoció. Supongo que aquí hemos tenido demasiados agentes trabajando para el Este, concretamente, para la Stasi (policía estatal de seguridad de la República democrática alemana). La inmensa mayoría de ellos está hoy libre...

Claro que no se puede comparar la magnitud de la información entregada por un pequeño o no tan pequeño informante que sólo buscaba un par de privilegios en un estado totalitario, con un hombre libre, que trabajaba en inteligencia y que entregó al "enemigo" información que costó vidas humanas y podría haber costado aún más si la URSS no se hubiera derrumnado estrepitosamente para culminar con sus desmembramiento en 1991.


lunes, 29 de octubre de 2007

Homenaje a Evelyn Hamann


A los 65 años, murió en Hamburgo, después de una corta enfermedad.

Los amantes del cine, la conocemos por las dos películas que hizo con Loriot, cuyo nombre real es Vicco von Bülow.

Él contó que, al buscar a auna actriz para sus sketch y sus dos películas, en realidad andaba tras una actriz que fuera como la típica dueña de casa alemana, esto es -explica- "bajita, gordita y rubia".

Pero, en cambio, encontró a Evelyn, "alta, flaca y de pelo castaño".

Los dos películas de Loriot -en ambas actúa Evelyn y, para mi gusto, divertidísimas- son:

1) Ödipussi:

Mi escena favortita (en que actúa Evelyn) es aquella en que explica los distintos tipos de color gris a los jubilados. Es que demasiada gente tiene el gris como color preferido... El gris en sus distintas tonalidades...

El trailer:



Y 2) Papa ante portas Esta cinta cuenta la historia de un hombre después de su jubilación. Mi escena favorita:

Loriot entra a la casa, en la mañana y ella, Evelyn, le pregunta: "Qué haces aquí?".

Él le responde: "Yo vivo aquí!.

A su vez, ella contesta: "Pero no a esta hora".

Perdonen, por favor, la calidad "suboptimal" de este trailer:



Y como pequeño resarcimiento: este otro video, de la película Papa ante portas, Evelyn es la que presenta al poeta (que también es Loriot, quien hace dos papeles en la misma escena) y se equivoca al pronunciar su nombre.

Si alguien quiere saber cómo es realmente la sociedad alemana, al menos la más pseudo intelectual, aquí hay una pequeña muestra:



El más famoso de los sketch entre ambos, el del fideo:


Loriot-die Nudel - MyVideo

y... para quienes no sepan nada de alemán, uno sin palabras, ella es la mucama:


Loriot´s Wohnzimmerkatastrophe - MyVideo


domingo, 28 de octubre de 2007

Yours, Mine and Ours - Tuyos, míos, nuestros


Se dice que cada matrimonio, boda o nupcias, me refiero, en todo caso, al acto de contraer matrimonio, tiene tres dimensiones: 1) la sexual, 2) la de la fiesta y 3) la jurídica (cfr. Joan Carreras: "Las bodas: sexo, fiesta y derecho").

En este caso, el "error" de Helen y Frank fue dejar de lado la segunda: la festiva.

Sí, se re-conocieron después de décadas de no haberse visto (se habían conocido en la High Schoool, donde habían sido, al parecer, una pareja de enamorados) y se casaron prácticamente enseguida. Sin participar de su matrimonio (dimensión festiva) a quienes más involucrados estaban en el amor de sus padres: a sus hijos.

Sí, ambos eran viudos. Ella, con cuatro hijos propios y seis adoptados y él, con ocho hijos. Aparte de la empleada, bastante peculiar y medio problemática sexualmente, pero esto apenas se aprecia en la película, porque Mrs. Munion tiene un papel más que secundario (terciario o cuaternario en la cinta).

No sostengo que deberían haber obtenido el consentimiento de sus hijos para casarse, no, no se trata de eso. Pero, deberían, pienso yo, haberles hecho participar (o, mejor aún, preparado) de su matrimonio, de su decisión.

Fíjense, por ello, en la escena final de la película.

Ambos, Helen y Frank, tienen razón en algunos puntos. Ambos han educado a sus hijos según un estilo y unas convicciones determinadas y cada uno de los 18 niños estaban "bien educados", a mi modo de ver, al menos. Para mí, una demostración más de lo inútil y sin sentido que es intentar imponer un estilo único de educación a todos los padres. La verdad es que prefiero la libertad y el pluralismo en educación.

Positivo es que ninguno de los dos demuestre que prefiere a sus hijos antes que a los de su cónyuge. No, en este sentido son bien justos.

Al comienzo, ambos tratan de apoyarse mutuamente frente a los hijos y nunca desacreditar a otro; al final, esto falla, después del plan fraguado por los hijos (especialmente por William) para desacreditar a Helen, frente a Frank y a Frank frente a Helen.

Sin embargo, son los mismos hijos, quienes tomas la decisión de apoyar a sus padres en un segundo intento de ser felices (la frase de Phoebe, "nunca había visto tan feliz a mamá") es la clave para entender la nueva estrategia de los hijos de ambos.

Ellos quieren permanecer juntos, porque han aprendido a quererse y a querer su diversidad. Son por así decirlo, complementarios. Hay un "cerebro en común" (Frank), pero a la vez, "cada uno conserva su propio cerebro" (Helen).

Es una película (para toda la familia) divertidísima y muy ocurrente. Es del 2005, la vi en el cine, en su momento y ayer de nuevo, en DVD y con amigos.

Muy buena, una de las mejores que he visto en los últimos tiempos. Sí, ya sé que es un remake y que el tema es un leit motiv, pero ésta es la que es, de alguna manera, más apropiada a nuestro tiempo, a nuestra sociedad. Más acorde con lo que vivimos.

Les recomiendo no ponerse del lado, ni de uno ni de otro, así lo pasarán mejor y la disfrutarán más.


viernes, 26 de octubre de 2007

Hannibal Rising


El canibalismo no es algo erradicado del mundo, de nuestra avanzada civilización primermundista. Sin ir más lejos, sólo hace un par de años, tuvimos en Alemania, el caso del caníbal de Rottenburg, cuya historia fue incluso llevada al cine (la película está prohibida en Alemania, su sola posesión está multada con 250 euros, aparte de otras penas).

Hace apenas unos meses, un joven alemán (18 ó 19) se comió a varios de sus compañeros de desgracias en un asilo para indigentes en Viena.

¿Cómo un adolescente, un joven (y más aún, uno muy inteligente) se puede transforma en un caníbal, en un verdadero monstruo?

Qué lleva a una persona a convertirse en un cruel asesino y además, en un caníbal, esto era lo que todos nos preguntábamos al conocer a Hannibal Lecter en la primera película sobre este personaje: El silencio de los corderos. Y es a lo que da respuesta la excelente cinta Hannibal Rising

El siglo 20 ha sido uno de los más cruentos de la historia. No, no creo que el hombre del siglo pasado haya sido esencialmente diferente al de los anteriores; sin embargo, el hombre del s. 20 ha contado con la ciencia y la tecnología que le ha permitido ser aún eficaz en sus obras de destrucción.

Asimismo, el s. 20 fue la culminación del mito del progreso indefinido y de la creencia en una evolución moral del hombre hacia... hacia "lo más alto"... Y fue un siglo, al menos en su segunda mitad, decepcionado de sí mismo, negativo, en que la vida comienza a considerarse absurda. El grito de Hesse y su generación es / fue: "Estamos solos, abandonados" (cfr. Jutta Burggraf, artículo aún inédito). El hombre se convierte en un lobo estepario, hijo o nieto o más bien bisnieto, del homo homini lupus hobbesiano.

La familia de los condes (supongo que eran condes, como la línea francesa de los Lecter) lituanos se encontró, en 1944 en medio de la crueldad de la guerra. En un enfrentamiento entre soviéticos y alemanes, murieron los papás de Hannibal (y después su hermanita Mischa). Los dos niños quedaron solos y un grupo de... de "partisanos" lituanos (no eran ni alemanes, ni rusos, como se repite erróenamente), de esos que iban para un lado y para el otro y que existen en todas las guerras, se refugian en la cabaña de caza de los Lecter y, desesperados, comen a Mischa, que -según dicen ellos mismos- tenía pulmonía, de manera que moriría sí o sí.

Los caníbales cantan una canción infantil (su origen se remonta al s. XVIII) que es muy popular en Alemania (y probablemente en toda Europa Central) Ein Männlein steht im Walde... Parte de la ópera de Humperdinck, Hänsel und Gretel (o Hansel y Gretel, como le decimos en mi familia en Chile), en que, como Uds. saben, la bruja quiere comerse a la Gretel. Es un ritornello en toda la cinta...

Cantada aquí por una cantante de ópera:



Hannibal es "rescatado" por tropas soviéticas y es "educado" en un hogar de huérfanos que se instala en el burgo de los Lecter. La canción que cantan -y que él no canta- en la primera escena en el hogar es, entre paréntesis, una oda a Stalin. Como tantas que había en la Unión Soviética. Una amiga rusa nos cantaba hace poco algunas de las que ella tenía que aprender en el colegio sobre Lenin.

El trato en un hogar de huérfanos en el socialismo real era duro y cruel. Hannibal logra huir siendo teenager (14, según mis cálculos). Tiene que haber sido a comienzos de la década del '50, en que la frontera entre las dos alemanias no estaba aún taaaan controlada como en los años siguientes. De manera que era difícil pasar, pero no imposible. Además, Hannibal no tenía nada que perder.

En Francia, se encuentra con que su tío ha muerto hace apenas un año. Y es acogido por su sra., una japonesa. Los matrimonios entre la nobleza europea de origen centroeuropeo y las japs no eran inusuales (según mis observaciones, la apertura de los nobles a los extranjeros es mayor que la del resto de la población), por ej. el fundador de Paneuropa, el Conde bohemio o checo, dirámos hoy, Coudenhove-Kalergi era hijo de una japonesa. Su hermana, Ida Friederike Görres, fue una conocida escritora y pensadora "alemana" (de lengua alemana), cuyo pensamiento tal vez sería interesante rescatar hoy en día.

Lady Murasaki lo acoge y le da algo que él había olvidado: cariño (una forma de reparación por lo que Hannibal ha sufrido, en palabras del inspector Popil), así es como él aprende a amar (y decide hablar), pero lo que su tía política no le enseña es a perdonar. Una vez escuché a una judía alemana que decía, a propósito de los horrores del holocausto, que lo que ella había aprendido de los cristianos es a perdonar...

La excelente actriz -que no es japonesa, sino china- Li Gong, interpreta a una aristócrata japonesa que perdió a toda su familia en Hiroshima. Le dice a Hannibal: "sólo quedamos nosotros dos", de su familia y de la de los Lecter.

A su familia la une especialmente, el culto a los antepasados, a sus antepasados, los samurai. Es ella quien enseña a Hannibal a pelear como un samurai y él usa las espadas de los antepasados para vengarla, después de haber sido ofendida por el carnicero xenófobo (y sexista).

No voy a ocultar que, después de unos años, se desarrolla una relación de vínculo amoroso entre el sobrino y la tía, que no pasa de un par de besos, porque ella le pide que renuncie a la venganza -en el fondo, por su amor- y él rechaza esta petición y, con ello, la rechaza a ella.

No sé si Lady Murasaki siente una atracción por el inspector Popil (tendría que leer el libro pasa saberlo). Un amor así, en la sociedad de entonces, habría sido imposible, debido al diferente rango social de ambos. Lo que unía a los dos personajes es que el policía francés, especialista en crímenes de guerra, también había perdido a su familia.

Impresionante es la escena en que Hannibal ve el cuadro que representa a Isaac antes de sacrificar a su hijo y piensa que se lo quería comer (!). Entonces recuerda que el ángel no detuvo el brazo de quienes sacrificaron a Mischa para sobrevivir ellos.

El director (el británico Peter Weber) fue bastante delicado y no nos muestra todo lo que ocurrió en la cabaña de los Lecter. Lo vemos y lo intuímos poco a poco, a medida que Hannibal lo va recordando en sueños y en visiones fugaces. Él mismo quiere saber lo que pasó, porque en realidad no lo recuerda. Por eso se inyecta la "pócima de la verdad" que le habían dado de beber al condenado a muerte.

A medida que conoce la realidad, va cambiando, cada vez para peor. Hasta convertirse en un monstruo (Popil) e incapaz de amar, como le recuerda su propia tía y la única persona que lo quiere.

La verdad es que, a Hannibal debieran haberlo tratado desde los seis años; pero claro, en el hogar de niños de Lituania, darle un tratamiento adecuado era imposible. Al llegar a Francia, Lady Murasaki debió haberlo llevado a un psiquiatra. Una experiencia tan dura como la que tuvo cuando niño a los seis años, más los ocho años que pasó en el hogar lituano, es algo que no se puede superar solo.

Pero nadie lo hizo y Hannibal Lecter, el ser humano, murió a los seis años, después de la muerte de sus papás y de su hermanita. Murió y se convirtió en una "máquina para matar".

La caracterización de los padres de Hannibal es excelente, así se veían y actuaban los nobles centroeuropeos de aquel entonces. Entre paréntesis, la mamá de Hannibal es la actriz lituana Ingeborga Dapkunaite

Un gran acierto de los productores ingleses haber escogido la Rep. Checa para filmar, no sólo por los paisajes y por la calidad de los camarógrafos, sino también por la autenticidad de algunos actores secundarios. Muy buena también es la actuación todos los actores centroeuropeos que colaboran en la película.

Es una película para ver con calma y pensar un poco en nuestra historia. Para analizar, conversar, escuchar y ver, al menos dos veces.

Para quienes tengan miedo, les diré que no tiene el suspenso que puede producir un infarto de El silencio de los corderos, ni escenas de las que salían en Hannibal, ni tampoco en el Dragón Rojo.

Se corre el peligro, eso sí, de ponerse de parte de Hannibal y desear que "liquide" a los asesinos de Mischa, que emigraron a Occidente y se dedican a la trata de blancas y a quizás qué otros negocios ilegales (el restaurant de Kolnas es, sin duda, un sitio para lavar dinero). Aparte del que se quedó en el Este, convirtiéndose en un despiadado servidor del régimen soviético. De Grentz, que se fue a Canadá, no sabemos mucho, salvo que tenía un negocio de caza perdido en una zona boscosa de ese país...

Esta es una película -me parece a mí, al menos- mucho más inteligente, profunda, seria que las anteriores (posteriores) sobre Hannibal Lecter y... describe muy bien un capítulo desconocido y terrible de la historia de Europa en el siglo 20. Ahora que se está destapando los horrores cometidos por el Ejército Rojo en su avance hacia Occidente al final de la II Guerra Mundial, me parece que adquiere un valor aún mayor. Los horrores de los nacional socialistas, ya los conocemos.

Hannibal podría haber tenido otro destino... sí, no era su "destino ciego" convertirse en un monstruo y en un asesino inmisericorde, como tampoco lo obligaba la promesa que se había hecho a sí mismo -y no a Mischa, aunque él así lo veía- de matar cruelmente a sus asesinos... Una promesa de hacer algo malo no obliga.

Pero él escogió y escogió mal... Si hubiera confiado en el estado de derecho -pero es que ya había fracasado en algunos casos, como reconoce Popil- y le hubiera entregado toda la información a la policía... Tal vez habría podido tener otro fin...


Gean Savoy el verdadero Indiana Jones


Desde el blog de Omar Ruiz, desde Perú, les recomiendo este estupendo artículo:

Muerte de Gean Savoy descubridor del Gran Saposoa…


viernes, 12 de octubre de 2007

De Stanley Kubrick sobre la Lista de Schindler


Del estupendo blog Cinematófilos, les recomiendo este corto, pero contundente (en el sentido de que dice mucho en pocas palabras, lo que no deja de ser un arte):

Fue dicho


miércoles, 10 de octubre de 2007

Disturbia


Para mi gusto, es muy buena. Suspenso (pero no inaguantable) del comienzo hasta el final.

Matizado con escenas divertidas. A propósito, qué fantástico el coreano Aaron Yoo. Leo en Wiki que -igual que en la película- de ascendencia coreana y que habla, además de inglés, coreano, español y alemán.

Me gustó la amistad entre Ronnie y Kale. Kale arriesgó su vida por ir a rescatarlo a la casa de Turner.

¿Qué problema tenía Robert Turner? Contó que, ya en el colegio, había querido matar a algunos...

Julie, ¡qué increíble ver a Trinity de mamá! de mamá de Kale Brecht o Shia LaBeouf (¿se llamará así o será un nombre de fantasía?) que es muy buen actor (frase de Sara que me dice que olvidé decirlo).

En todo caso, Julie Brecht es mil veces mejor que la mamá de los Transformers (lo que no es difícil partiendo de cero).

También le habría cancelado la cuenta de iTunes y su Xbox. Lo menos que se puede hacer. Y que le diga que lave la ropa y limpie la cocina, es igualmente correcto.

Sinceramente, Shia me gustó más en Disturbia que en Transformers.

Bien desubicado el profesor Gutierrez (sin acento) para haberle dicho a Kale lo que le dijo. Se supone que los profesores tienen que conocer a sus alumnos, también en lo que toca a su background familiar, para no herirlos de la forma en que lo hizo Guti.

Entre paréntesis, debe ser estupendo tener profesores de idiomas que enseñen su propio idioma. Bien por los Estados Unidos que se lo puede permitir.

Apenas noté que es una versión moderna de La ventana indiscreta, la verdad es que muy moderna y bastante distinta que el estupendo clásico de Hitchcock.

Una sola acotación (un tanto antipática de mi parte, lo reconozco): dudo que un chico, después de haber visto cadáveres en descomposición (sí, la película no es para el gusto de todos), de haber matado a un homicida que, a su vez, acababa de matar a varias personas y casi mata a su mamá y a su mejor amigo, se recupere de la forma en que lo muestran y no tenga que ir a cientos de sesiones con el psiquiatra.

Pero claro, es película y tenían que mostrar algo positivo. Tal vez, Kale sí se encuentra en tratamiento, pero no es necesario mostrarlo todo en el The End. Después de todo, Disturbia no es When a stranger calls que es, más entre paréntesis, también muy buena y de mucho suspenso (pero que, a diferencia de Disturbia, no tiene nada de divertida).

En suma, me gustó, la recomiendo, pero sólo a quienes tengan buenos nervios.


martes, 9 de octubre de 2007

Little Miss Sunshine


Es una película muy difícil de comentar, al menos para mí.

No la habría visto, sino fuera porque Sara me pasó el DVD y me sugirió verla. Y ella, probablemente, no me la habría pasado, sino fuese porque otra amiga la había visto con sus niños.

Es que parece que algunos la han comentado muy positivamente, como una "película familiar" o para la familia o que ensalza los "valores familiares".

Sinceramente, no lo veo de esta manera. No la consideraría una película familiar, no es una comedia para la familia. No, menos aún para familias con problemas...

Se ha dicho, según me contaron, en la historia se muestra la unidad de la familia. Bueno, pero ¿es la unidad familiar un valor en sí? Sinceramente, pienso que no. Las familias de la mafia calabresa (ver Ndranghetta) están unidísimas. Lo que me dice a mí si la unidad es buena -o es mala- es la finalidad de la unidad. El por qué de la unidad. ¿El por qué y el para qué la familia está unida? Soy muy teleológica...

Es cierto que la situación familiar y personal, aparte de pecuniaria de los protagonistas, es lamentable. Sí, lamentableme, por algo Dwayne le dic... perdón, le escribe a su tío "Bienvenido al infierno".

Es cierto que todos salen adelante y que el fin de semana, pese a todo, se convierte en una "experiencia positiva"... para seguir con el argumento teleológico: positiva en cuanto a los resultados.

Me sigo preguntando, qué pasó con el abuelo: ¿se lo habrán llevado a Alburquerque?

La escena final... el streep tease de Olive (ese que le enseñó su abuelo), ¿significa un rechazo a la sociedad aparentemente en orden, pero altamente sexualizada de los concursos de belleza, más todavía cuando se "disfraza" a niñas pequeñas de misses?

Recuerdo que, hace años, tuvimos en Alemania un problema diplomático bastante grande con Colombia, pues el embajador alemán en ese país metió la pata varias veces y una de sus aseveraciones fue que uno (nótese, uno de ellos) de los mayores problemas de Colombia era que las mujeres estaban demasiado preocupadas de los concursos de belleza y se organizaban demasiados.

Cómo nos cambia la vida. En Alemania de entonces (altamente puritana, pero con una doble moral muy expandida) habría sido imposible "celebrar" concursos de belleza en la medida y en la cantidad que el sr. embajador nos contaba que se hacía en Colombia. Pero ahora, ahora sí.

Sí, hoy en día, tenemos en Alemania el concurso preferido de las escolares alemanas: Germany Next Top Model que cuenta hasta un artículo en Wikipedia. Y concluyo que esta no es una especialidad colombiana, al menos a juzgar por lo que se nos muestra en la película.

No me gusta la mamá, Sheryl. Me parece que es una mujer que ha renunciado a la educación de sus hijos. A una opinión propia. Sara dice que ella es la que une a la familia. Ok, pero eso no me basta.

Recuerdo la escena en que ella se retira al bus, después de hablar (¿hablar?) con Dwayne. Es Olive la que salva la situación, porque Richard le dice que hable con su hermano.

Además, si yo fuera la responsable de la educación de un niño que no habla desde hace nueve meses, ya habría tomado medidas más drásticas...

Cuando se sabe que Richard ha caído en la insolvencia (personal) ella se lo reprocha... Por otra parte, de otra forma, él no habría aclarado la situación con Stan, que parece ser medio fresco (teoría de Sara, probablemente tiene toda la razón). Pero que, por otra parte, le abre los ojos: él no es nadie..

Ante sus propios ojos y de acuerdo a su propia teoría de los nueve puntos de Richard, es un fra-ca-sa-do, un loser, un perdedor.

No sé qué experiencia hayan tenido Uds., pero a mí me parece que todo el que se autoconsidera un ganador, un triunfador, es, en realidad, un perdedor. Generalmente una persona llena de complejos... de inferioridad.

Y este es, a mi modo de ver, el problema de Richard. Y mientras no reconozca su problema y deje de sonreir como un Truman cualquiera (del Truman show) con una sonrisa totalmente falsa, no podrá surgir, salir adelante, seguirá siendo un loser.

Mostrarnos esta realidad es, me parece, el gran mérito de la película.

Detesto esa idea de Richard: pedir disculpas es de fracasados. ¡No! Pedir perdón es de triufadores, pienso yo.

Frank, estupendo, al igual que Josh. Los perfectos gays, increíbles. Proust, exigiría un artículo más largo. Dwayne prefiere a Nietzsche.

El abuelo... ¡qué generación la suya! Entre la droga y el sexo... hasta lo expulsaron del hogar de ancianos donde vivía y... él mismo dice qué más hacía en la residencia... aparte de consumir heroína. No, no me parece que los diálogos sean aptos de una "película familiar".

Fíjense en el consejo que le da al... iba a escribir nieto, pero es el hijastro de su hijo: tienes que hacerlo ahora (se imaginan qué) y con todas las que puedas, cuando seas mayor de 18, te darán más tiempo... (claro, a partir de 18, se aplica el derecho penal para adultos).

Supongo que a nadie pasará desapercibido que muere por la heroína.

En fin, no no es un drama, pero catalogarla sin más de una comedia... me parece mucho. Como más aún me parece recomendarla como una película para toda la familia, no, no lo es. Es cierto, eso sí, que tiene escenas muy divertidas.

Por mi parte, no la veré una segunda vez, una vez me bastó.

La música, no me gustó; pero sí a Sara, es cuestión de gustos...

En fin se podría decir mucho más, como que cada día detesto más la división de la especie humana en ganadores y perdedores. La historia nos ayuda a relativizarla, tal vez sea su mayor mérito. En este punto, soy altamente relativista.

No es un drama amargo que nos deje con mal sabor, es demasiado real para ello...

Tengo que irme a ver Disturbia (por alguna razón, la dan tempranísimo), así que dejo este artículo hasta aquí.


domingo, 7 de octubre de 2007

Ghost Rider


La vimos ayer, aprovechando que Sara no estaba, es que a ella no le gusta Nicolas Cage.

La historia está basada en un comic de Marvel, del mismo nombre que la película: Ghost Rider

Para mí, que no conocí el comic, es una historia, mezcla de jinete sin cabeza y pacto con el diablo.

El diablo se llama Mephistopheles lo que me recuerda terriblemente al Fausto, que vi hace poco. Está representado por Peter Fonda.

Tiene también algo del Zorro, no solamente por el personaje de Slater o Slate, no me acuerdo, sino también porque le silva a la moto para que venga, como el Zorro (el de Walt Disney) llamaba a su caballo.

Este detalle y otros más, me llevan a sostener que no es una película sólo seria, sino que tiene aspectos divertidos. La transformación de Johny en un jinete fantasma... es además, muy poco seria.

Eva Mendes... es una belleza sexylatina, lo que me hace pensar que el público al que iba dirigida la historia es... el público latino o hispanic de los EEUU o del resto de América. Además, está ambientada en algo así como Nuevo México, aunque se filmó en Australia.

La música de los siete jinetes del apocalipsis... en versión spaghetti western, me parece que deja que desear.

En fin, no es ninguna maravilla, pero, para pasar el rato, está bien. Eso, si a Uds. les gusta este tipo de películas: basadas en antiguas historietas y muy fiel a la misma (salvo por uno que otro detalle).

Al comienzo es muy lenta, pero después mejora. Dicen que las escenas del principio, son un poco kitsch.

El final abierto deja igualmente la posibilidad de nuevas películas. Algo así como Ghost Rider rescata a Roxanne de las garras de Mefisto o bien. Ghost Rider contra el sobrino de Blackheart (decidí llamarlo sobrino y no hijo, por lo de las "Cartas del diablo a su sobrino").

En lo personal, hubiera preferido otro final, pero "mi final" nos habría dejado sin comic.

Los dejo con el trailer, mi escena preferida es la final del mismo, la del policía, como se pueden imaginar. Nada contra los policías que miden la velocidad, a veces, son muy necesarios.



sábado, 6 de octubre de 2007

Vollidiot


Queridos amigos: hoy me quiero referir brevemente a una película que no he visto...

y que no veré. Me basta haber (estado obligada a ver) visto el trailer varias veces y haber leído un par de comentarios, para estar segura de mi decisión.

Se trata de Vollidiot, esto es "totalmente idiota" o "total idiota".

En Alemania fue declarada "apta a partir de los seis años". En otras palabras, sabemos que tiene mucho sexo, ya que las cintas para seis (sechs) presentan generalmente mucho Sex (sexo).

En el trailer, el protagonista (el totalmente idiota) reconoce, sin embargo que: "nunca tengo sexo: si bebo muy poco, no me atrevo y si bebo mucho, no puedo".

Claro, si es un idiota total.

El último comentario que leí decía: "si Ud. está cansado de ver películas 'americanas' de acción y 'harto' del mundo de los bellos y los ricos, si quiere ver a un héroe real, vea esta película".

Oh, si los héroes fueran así... No iría más al cine. Por eso no veo películas alemanas, sobre todo una como ésta, que ensalza y justifica... la idiotez. No lo digo yo, lo dicen ellos: completamente idiota.

Es un vendedor de teléfonos (por el color debe ser de la Telekom, sí, leo que hay un libro y en él, se trata de la Teuerkom) que ha sido abandonado por la novia, con una jefa (que parece hombre y se viste como tal) que es una parodia de algo que poco existe en Alemania: una mujer de carrera. Aquí hay propaganda subliminal machista.

Lo ayuda y aconseja un "amigo" (un gordo feísimo) que es una parodia de un date doctor.

Hasta que... ve a una hispanoamericana llamada Marcia P. Garcia (sí, sin acento) que vende café y se vuelve loco por ella. E intenta conquistarla, a cómo dé lugar. Con la ayuda y los consejos del gordo.

Claro, es la típica historia. La he visto muchas veces: el alemán y la centroamericana exótica... Y... después de... cinco años, ¿qué? Ver, si quieren, No risk no fun

Me quedo con la acción de los héroes de Hollywood (o británicos).


jueves, 4 de octubre de 2007

Locos del aire, Hot Shots


Queridos amigos: los dejo con un post de Marcos

Locos del aire

Lo que este excelente bloguer dice sobre la música de la película... es como para anotarlo, porque, sin duda se aplica a muchas otras cintas.

También, como él, pensé en Star Wars, me acordé especialmente de Lord Vader.


miércoles, 3 de octubre de 2007

No Reservations - Rezept zum Verlieben


Ayer la vimos. Después de algunas malas experiencias, tengo ciertos temores con respecto a las comedias de amor... Pero suponía que si actuaba Aaron Eckhart (Josh Keyes en The Core) no podía ser mala...

Y pienso que no me equivoqué. La película trata en forma simpática, amena y positiva un tema bastante difícil: la muerte de un ser querido, la "adopción", por así decirlo de una "hija" (es la sobrina, pero Kate pasa a hacer las veces de "mamá", después de la muerte de su hermana; sí ya sé que una madre es irreemplazable, es sólo una forma de hablar) y lo difícil que es, para una mujer que parece que tuvo un padre ausente (luego de la muerte de su madre, esto es lo que le dice al psiquiatra), confiar y entregarse a un hombre, a Nick.

Sobre todo si es una mujer que está convencida que su vida es su profesión. Por eso mismo, el hombre que estaba llamado a demostrarle que ella era y tenía mucho más que su profesión de cocinera estrella, no podía venir de muy lejos: otro cocinero.

Lo de las sesiones con el psiquiatra, me recuerda las películas antiguas en que estos diálogos con un psicoanalista eran muy comunes y nos daban claves para entender a los personajes. En este caso, el profesional se mostró muy bien, dió pocos pero buenos consejos (como el de los fritos de pescado), pero dejó en libertad a Kate para tomar sus propias decisiones, como cuando le dice que "no hay receta (de cocina, claro) que ella misma tiene que crear una receta propia".

Nick, estupendo, como siempre, qué ganas de tenerlo como amigo, aunque si llegara de madrugada a mi casa, les prometo que no le abro la puerta. Entre paréntesis, la película no muestra lo que se denomina "sexo explícito", pero sí implícito, esto es, lo insinúa. El que no hayan escenas de sexo -como era muy común hasta hace algunos años- parece ser la nueva tendencia en Hollywood, para llegar a más espectadores. Son las llamadas películas familiares, esto es, que pueden ser vistas por toda la familia. Ésta, además, trata de un tema familiar.

En este mismo contexto, se muestra la normalidad de que una de las cocineras o ayudantes de cocina, tenga un niño (dé a luz), claro, la maternidad, como le decía a un amigo hoy en la tarde... es lo más natural.

Kate es un poco, tal vez algo fría, pero no demasiado, tal vez sea muy gringo esto de no haberle dicho a Zoe que la quería, que había querido entrañablemente a su hermana (la mamá de Zoe). Pero, en ningún caso es distante o mal educada. Tiene su carácter, lo que está muy bien, pero no se altera sin razón. Es lógico que a Zoe le cueste vivir con Kate, que extrañe a su mamá; me parece que este tema está bien representado, en forma, si se puede decir así, normal. Apto para que un niño lo vea y lo comprenda.

La música, espectacularmente escogida... Ahora que Pavarotti acaba de morir, suena aún mejor.

Entre paréntesis, no sé si saben que Catherine Z-J tuvo una enfermedad respiratoria de niña y, por eso, tiene una cicatriz en el cuello, que en esta película -ya que la filman desde bastante cerca- se le nota mucho; pero no es ni una operación, ni restos de botox.

En fin, me gustó la película y la recomiendo. Tiene final feliz y... yo también habría aplaudido la escena en que Kate clava el trozo de carne en la mesa del cliente. Pero no les cuento más...


martes, 2 de octubre de 2007

The Wicker Man (1973)


Queridos amigos: me gustaría recomendarles hoy este artículo de un blog amigo y ganador, ayer, de un Thinking Blogger Award

Se trata del post THE WICKER MAN (1973)

Vi la película en su oportunidad y, aunque la verdad es que me impresionó bastante y me gustó... Aunque tengo que reconocer ante Budokan que la encontré "mala"

...cuando una ve que, en esta región del planeta, aún tenemos árboles de mayo (de diversos tipos), además fuegos de pascua (Osterfeuer) y otros usos y costumbres que nos recuerdan las costumbres celtas y/o germanas de la fertilidad, no puedo dejar de reconocer que me impresiona aún más.

Y, de alguna manera, me temo que, con el auge de las religiones naturales y de los cultos demoníacos que a veces vemos por aquí (en la zona del Eifel, donde viví durante más de diez años, se realizaban sacrificios de animales en un burgo abandonado, todo en forma clandestina, claro) pueda conducirnos a que realmente se realicen sacrificios humanos...

Pero no les quiero dar más lata, los dejo con el excelente artículo de Budokan. No sin antes darle las gracias por su estupendo blog.


lunes, 1 de octubre de 2007

Thinking Blogger Award


Queridos amigos: le agradezco mucho a Benita que le haya entregado a este blog un premio THINKING BLOGGER AWARD

A mi vez, me gustaría entregárselo a los siguientes blogs amigos, recordándoles que... tienen que escoger a otros cinco blogs amigos (si quieren, es todo voluntario) para que reciban el premio.

Los blogs a quienes les doy el premio son:

¡Esperamos conocer a sus / vuestros elegidos!