sábado, 29 de septiembre de 2007

King Kong


King Kong es, a mi modo de ver, una película muy bien lograda. No esperaba menos de Peter Jackson

La historia es antigua, el primer King Kong es de 1933. Todos la conocemos: el gorila que se enamora de "la bella", siendo él la bestia.

En esta película del 2005, Carl Denham nos hace ver que "no son los aviones quienes mataron a la bestia, sino la belleza".

Por otra parte, Jack advierte que, "todo lo que Carl ama, todo eso, lo destruye".

Los productores de Holly... de Nueva York, ávidos de gagancias, sin principios, son ridiculizados al comienzo de la película. Carl nos asegura que él "puede aprovecharse de los aprovechadores" y lo hace.

Vi la película sólo dos veces, una vez cuando salió y otra, hace un par de días, en DVD, si se me quedaron grabados muchos diálogos, es porque son -a mi modo de ver- realmente muy buenos.

Dividiría la historia en cuatro partes: 1) Nueva York; 2) el viaje; 3) la isla a) descubriendo la isla; b) el rescate de Ann y 4) Kong en NY.

El rodaje se realizó en Nueva Zelanda.

Ann es una persona de principios, no se vende, como el inversionista (el flaco con bigotes) que dice que "lo que la gente va a ver al cine son...", dejémoslo en mujeres desnudas. A él sólo le interesa vender, da lo mismo qué venda y, con eso, se vende a sí mismo.

La actriz podría haber entrado a trabajar en el teatro de variedades y hubiera aparecido semidesnuda, pero no lo hace, se decide por ser fiel a sus principios: prefiere no comer a trabajar en el Burlesque.

Es, por otra parte, una persona que confía en los demás, como dice el empresario de teatro al comienzo de la cinta, que los ayuda. Además, es una persona que sabe comprender, incluso a Kong...

Tal vez la razón más importante para el escaso éxito de la película en Alemania son las escenas en la isla. Eso no les gusta a los alemanes y menos para los niños... Acá la regla es: para los chicos, sexo, sí; violencia, no. Me han dicho que, en otros países es distinto. No creo que el público adulto se interese mucho por esta historia. Los hombres alemanes se interesan o por las películas problema o por la acción pura y las mujeres, también por las cintas-problema y por los problemas de pareja...

Además, Adrian-Jack, me encanta y actúa extraordinario-; pero hay que reconocer que no es un Brad Pitt o un Leonardo di Caprio, no "atrae" como estos otros actores. Lo hace muy bien y está impresionante en el papel de Jack Driscoll, el escritor de teatro y, ocasionalmente, de cine.

Englehorn, o Engelhorn, como es en realidad el apellido o Thomas Kretschmann (el actor alemán que dice que no cree en Dios y está casado con una rusa...) está muy bien en su papel de capitán del Venture. Aunque no es un ejemplo a seguir.

Uno de los personajes que más me gusta es el de Mr. Hayes, el primer oficial, el lugarteniente de Engelhorn. Demuestra su bondad al acoger a Jimmy, su sabiduría, al educarlo y su valentía y entrega, al morir por los demás, en la isla. Oooops, lo siento si alguien no ha visto la película.

Choy es otro que haría cualquier cosa por dinero. En eso, se parece a Carl.

Baxter, egocéntrico, interesado, incapaz de ser amigo de nadie. Verse bien no es lo único que cuenta...

En suma, los personajes me parecen plenamente logrados.

Es difícil decir quién es el héroe aquí y me inclino a pensar que es el mismo Kong... que ofrece su vida al final de la película. Indudablemente, Jack hace un viaje para ganar el amor de Ann...

La música, excelente, para cada etapa de la película, diferente.

La fotografía, la cámara, los efectos especiales, el guión. En fin, todo como esperábamos de Peter Jackson: buenísimo.


Borat


En un blog excelente con un nombre muy bonito, Carta Náutica, que acabo de conocer la semana pasada, encontré este post, Borat, donde su autor nos cuenta que fue publicada una reseña de esta película, escrita por él, en "uno de los portales sobre Cine más visitados en el Perú".

Me gustaría recomendarles el excelente artículo de Martín Palma, sobre esta cinta: Borat (2006) Es una aproximación crítica, pero que no recurre a la descalificación, sino que explica las razones de sus dichos.

Tengo que reconocer que no he visto la película, pese a que mi amiga Xime me la ha recomendado mucho. En Alemania, la cinta cayó mal, acá tenemos muchísimos kasajos o alemanes de Kasajstán (ex del Volga, fueron deportados a Kasajstán durante el stalinismo) y creo que esto influye en que le tengamos mucho respeto a los kasajos. Sinceramente, la habría visto, pero no encontré a nadie que me acompañara...

Iba a copiar lo más importante, las conclusiones de Martín aquí; pero prefiero no hacerlo, pienso que es mejor que lo lean Uds. mismos y se hagan una idea propia...


viernes, 28 de septiembre de 2007

Reflexiones sobre los héroes, después de la guerra


Conozco a Miguelius desde hace tiempo, admiro la calidad de sus entradas y la amabilidad y gentileza de este joven e inteligente bloguer.

Durante años, no tuvimos muchos temas en común, pero ahora que tengo este blog (les confieso, queridos amigos que soy aficionada y que comento o converso de películas desde un punto de vista totalmente amateur), me alegra poder recomendarles uno de los artículos del estupendo blog Deambulando por la casa:

Reflexiones Post-Bélicas acerca un Héroe


miércoles, 26 de septiembre de 2007

Waterworld


Si un colega no me hubiese prestado su DVD y recomendado, no la habría visto.

Para él, esta película es lo máximo, una verdadera película de culto.

Se le devuelve con agradecimientos, pero... No me gustó.

Es la de 1995 (por algo no la vi entonces...) con Kevin Costner, que hace de héroe del futuro, pero del pasado...

Es como Hollywood nos presenta(ba) la Edad Media, todos harapientos, sin law ni order y en que los hombres domeñan sobre las mujeres...

A propósito de mujeres, Helen, tonta, tonta y otra vez, tonta. Enola, insportable.

Los malos, los smokers, son los fumadores y bebedores o al revés, el puritanismo norteamericano... dice presente.

El mariner (esto es, el protagonista), duro e insensible, en un comienzo, como los "hombres duros " de los años 70; pero a la postre, dulce, gracias a Enola que es una suerte de mesías...

La historia narra el viaje del héroe (Kevin, que, en la película no tiene nombre), para llevar a la mesías, a su cuidadora y también a Gregor (el sabio loco) a la tierra prometida, a la tierra seca.

La clave para llegar a ella, está en el cuerpo de Enola... tatuada. La historia no puede ser peor. Una mezcla entre antigua película de piratas y reportaje sobre el reciclaje.

Es una película ecologista y pretende jugar con nuestro miedo con respecto al deshielo de los polos... Además, está el elemento multiracial, porque el wasp de Kevin hace de hombre pez. Oh...

Las filmaciones no me gustaron, el viaje a la ciudad sumergida podría haber sido... haber mostrado más, no es, en absoluto, espectacular.

¿Y esta fue la cinta más cara filmada hasta entonces? Hasta el '95... Podrían haber invertido los millones en otra cosa.

Los malos parecen los típicos nazis de las antiguas cintas de Hollywood, además de rockeros decadentes de hoy...

En fin, algunas buenas escenas de acción... Nada más.


martes, 25 de septiembre de 2007

Ricordati di me


Queridos amigos: me encantaría ver... volver a ver cine italiano;

... pero a Alemania (al menos a los cines donde yo voy y en la ciudad en que yo vivo), apenas llega cine italiano. O no llega... Muy distinto es lo que ocurre en München, pero no vivo en München...

Me gustaría recomendarles este artículo de Hugo Perini, sobre una cinta italiana que -según nos cuenta Hugo- presenta una situación difícil, pero tiene un happy end, son las que más me gustan.

Ricordati di me

El director -me acabo de dar cuenta de ello- es Gabriele Muccino

el mismo que dirigió The Pursuit of Happiness - Das Streben nach Glück - La búsqueda de la felicidad

Hugo no sólo se dedica a comentar de política y de economía, sino también de música, de historia y de cine.

Su blog es un gran aporte a la blogósfera. Sólo nos queda darle las gracias y, nosotros, felicitarnos de que se dé el tiempo para escribirlo, para escribirnos.

Espectacular la carátula, extraordinariamente artística...


domingo, 23 de septiembre de 2007

sábado, 22 de septiembre de 2007

1408 - Zimmer 1408 - Habitación 1408


Así que la película es de un director sueco, Mikael Håfström, pero que trabaja, por la lista de sus películas, entre Suecia y los Estados Unidos.

Me acordé de Ale-Gatúbela, porque la historia es de Stephen King y este autor, ya nos dijo que a ella le daba miedo (ver su post Películas que dan miedo)

Entre paréntesis, Stephen tiene la costumbre de hacer un pequeño papel en las películas basadas en alguna de sus historias. Por ej. en Rose Red, es el que lleva las pizzas a la casa, a Rose Red y casi le dan con la puerta en las narices. Pero aquí no alcancé a distinguirlo en ningún rol...

A propósito, si quieren que los niños pierdan el miedo a las películas de miedo (hablo de los niños, porque después es más difícil perderlo) pueden mostrarles Rose Red, de día y con explicación cinematográfica, porque -a mi modo de ver- tiene los elementos clásicos del genero del "cine de miedo". Seguro que, por decir esto, más de alguien me querrá matar...

Ojo: hay otra película Rose Red que no es de Stephen y que es bastante mala (y con escenas de sadomasoquismo) que intenta explicar los inicios de Rose Red y por qué la casa está embrujada. No es ésta de la que hablo.

Superficialmente, se podría decir que se trata de un escritor de historias paranormales o más bien, que investiga lugares donde ha habido experiencias paranormales, pero que no cree en ellas. Hasta que a él miso sufre una y casi muere.

Pero pienso que la historia es mucho más que eso.

Es una típica historia de Stephen King: un escritor (como en It). También casado; pero separado de su sra. desde hace un año por la muerte de la hija, debido a que él no soporta verla, porque le recuerda, en cada mirada, a su única hija fallecida después de una dolorosa enfermedad.

Hace un viaje de regreso desde Los Ángeles a Nueva York (por la habitación 1408, donde ocurren estos fenómenos, que se encuentra en el hotel Dolphin de esta ciudad). Pero no es, en primera línea, un viaje geográfico, sino más que nada de encuentro con sí mismo y de regreso a su hogar, a su familia, a Lily.

Y esto lo posibilita la hija de ambos, Katie. Sí, es ella la que habla realmente con él, su voz queda grabada en el cassette.

A propósito, en la página de IMDB, aparece la siguiente advertencia a los padres View content advisory for parents

Lo de que es alcohólico, la verdad es que no me lo pareció, sólo porque una personas, por las noches toma / bebe algo, no es alcohólica. Lo que dicen del cigarro, me parece que es too much, pero es típico gringo.

Sobre lo que realmente ocurre en la habitación 1408, podríamos discutir. Algunos dicen simplemente que es una habitación mala... maldita, malvada...

No sé, se podría decir que el sufrimiento o la maldad de algunos, a quienes se les recordaba sus "problemas psicológicos", iba pasando de una persona a otra entre los huéspedes. Hasta que se volvían locos.

Uno de los problemas de Mike es haber abandonado a Lily tal vez cuando ella más lo necesitaba: después de la muerte de Katie.

Asimismo, los problemas que había tenido con su papá (fíjense en lo que le pregunta una la chica que le pide un autógrafo de uno de sus primeros libros -donde él describe su relación padre-hijo-) al que ve en el baño del hogar o del hospital donde pasó sus últimos días.

En fin, me gustó, pero, en general, me gustan las películas de Stephan.Termina bien... Para mí, muy importante.

Es mucho más que una cinta de terror cualquiera (tal vez este sea el gran mérito de Stephan King y la clave de su éxito). Va mucho más allá y muestra el reencuentro de un matrimonio que se había separado después a la muerte de su hija que el papá no había querido aceptar. Es la misma hija la que lo salva a él y le devuelve el amor a Lily.

PS: me gusta más el poster alemán que el norteamericano.


lunes, 17 de septiembre de 2007

Mario Moreno "Cantinflas"


Desde el estupendo blog de Ale, Donde está Gatúbela, les recomiendo este post: Mario Moreno "Cantinflas"

Como le conté a Ale en el foro, ¡No he visto nunca una película de Cantinflas. Pero, con tu artículo me ha dado ganas de ver alguna!


domingo, 16 de septiembre de 2007

El totalitarismo en la historia, a propósito de La lista de Schindler


Del excelente blog Venezuela y su historia, concretamente de la sección "crítica histórica de cine", me gustaría recomendarles este artículo, La historia y el totalitarismo


viernes, 14 de septiembre de 2007

Lemony Snicket's A Series of Unfortunate Events - Una serie de eventos desafortunados en la vida de los hermanos Baudelaire


Desde el estupendo blog amigo Lirio Austral, Una serie de eventos desafortunados en la vida de los hermanos Baudelaire


The Pursuit of Happiness - Das Streben nach Glück - La búsqueda de la felicidad


Vi el trailer muchas veces en el cine, pero la verdad es que probablemente, no hubiese visto la película si una amiga no me la hubiera recomendado especialmente.

The Pursuit of Happyness
es una idea típicamente ilustrada. La felicidad de los pueblos, la riqueza de las naciones son ideas propias del movimiento de la Ilustración que se impuso en y a través del constitucionalismo del siglo XVIII.

Esta idea de la búsqueda de la felicidad aparece en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos:

"Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad..." palabras escritas por Thomas Jefferson

Por eso Chris Gardner menciona varias veces en la película a Jefferson. Son sus palabras, con las que comienza la película, las que lo llevan a actuar y a esforzarse por lograr su sueño de ser feliz que, en su caso se traduce, sobre todo en, conservar a su hijo y en lograr un trabajo estable que le permita mantenerse él y mantener a Christopher.

Lo que, finalmente, logra. Es una película con un final feliz... O bueno.

Es evidente que esta felicidad de que hablaban los Padres Constituyentes estadounidenses no es simplemente la alegría y la risa que se expresa más o menos al comienzo de la película y que muestra a la gente que entra y sale de la oficina de la bolsa donde él quiere trabajar. Tampoco la felicidad está en tener un Ferrari rojo... aunque tal vez Landahlauts me contradiga en este punto, es broma.

Pero supongo que había que representarlo de alguna manera y expresar una idea de la filosofía ilustrada por medio de escenas de cine, no es muy fácil.

Se puede criticar que se identifique la felicidad con la riqueza, pero claro, Jefferson toma las ideas de Locke, del cual también se derivan las ideas de Adam Smith. Ok, esto no es tan fácil y no quiero caer en un reduccionismo fácil.

Pero, para que vean que no estoy tan errada (después de todo, la Ilustración es un tema que siempre me ha fascinado, pero en el que lamentablemente no soy experta), veamos lo que nos dice Wiki al respecto:

The phrase is based on the writings of John Locke, who expressed a similar concept of "life, liberty, and estate (or property)". While Locke said that "no one ought to harm another in his life, health, liberty, or possessions", Adam Smith coined the phrase "life, liberty, and the pursuit of property".

Entre paréntesis, en cualquier país en que vivamos, para bien o para mal, nuestra sociedad actual, es inentendible sin comprender la Ilustración. Sí, el siglo XVIII nos da las claves para entender nuestro tiempo.

No quiere decir, de ninguna manera que, esté de acuerdo con las ideas de la época, al menos no con todas. No, no vivo en el pasado. Es más, pienso que para la situación de la mujer en la sociedad, la Ilustración fue un retroceso; pero este ya es otro tema.

La cinta se basa en una historia real. En la última escena, el hombre grande y fuerte que pasa, muy elegantemente vestido, al lado de Chris y Christopher es el verdadero Chris Gardner.

Les recomiendo que, vean los extras de la película, en ellos aparece una estupenda entrevista con este triunfador. Dice que todo lo que él hizo lo hizo por sus hijos (en la película aparece sólo uno, pero tal vez tenía más o estaba pensando en los hijos que podría tener).

Linda, ya este es su fracaso, ella no le comprendió ni compartió su optimismo. Compárenla con Marge en Simpsons que apoya a Homer pase lo que pase. Y eso que Homer no se lo merece. Y Chris, sí.

Es una "historia de familia", de una familia forzadamente monoparental (porque Linda podría haberlo apoyado y $e habría quedado con lo$ millone$, pero apostó mal), en esto se parece a Dear Frankie Aunque Lizzie sí tenía amigos y a una mamá que la apoyaba y Chris no tiene a nadie. Menos que nadie a Wayne, el "amigo traidor".

No es una historia en que se muestre un heile Welt, un mundo perfecto. No me parece que las películas norteamericanas que tratan de la familia, presenten un mundo perfecto, ni que nos muestren soluciones fáciles, ni omnicomprensivas, no. Dejan tantas puertas abiertas como las europeas, la verdad es que encuentro totalmente tonto este complejo de superioridad europeo del cual escucho y leo tanto, demasiado.

Un homenaje también a los cristianos que trabajan con los sin casa. En la entrevista que aparece en el DVD, el verdadero Chris habla con admiración y agradecimiento del hombre (no recuerdo su nombre) que era alma del asilo de sin casa... El coro que canta en la película (en cuestión de gustos...) es el auténtico coro de la iglesia que les daba cobijo por las noches.

Es positivo que los hombres de finanzas le hayan dado -pese a todo, la ropa, su carencia de calificación adicional- a Chris una oportunidad... la realidad es así, los hombres de negocios -aún cuando hayan amasado ya una fortuna, como Martin Frohm, Jay Twistle y Walter Ribbon- no son los fríos y desalmados robots que nos presentan a veces, no, son personas como cualquier otras, los negocios y las finanzas son simplemente su trabajo profesional, un trabajo como cualquier otro.

Me gustan las escenas en el barrio chino, me gusta la pluriculturalidad... La sra. Chu es genial, podrían haberle sacado más partido.

Mi frase preferida: "nunca escuches a quien te dice que hay algo que no puedas hacer".

Es muy norteamericana, por lo de las banderas, las citas de Jefferson, etc. Aunque el director es italiano, Gabriele Muccino, al parecer, escogido especialmente por Will Smith. No lo conocía, pero debe ser muy bueno. En los extras cuenta que le costó mucho trabajar en inglés. Se ve que es un hombre muy alegre.

Es cierto que, en la búsqueda de la felicidad -el american dream-, hay muchos que quedan en el camino; pero a ellos también está dedicada esta película que, por otra parte, se basa en una historia verdadera.

Una historia positiva, esperanzadora... Una película muy buena. Gracias a la amiga que me la recomendó.


miércoles, 12 de septiembre de 2007

Bourne Ultimatum

Soy fan de Bourne, Bourne 1 (Bourne Identity) es una de las películas que más me ha gustado en los últimos años (pese a que, aquí en Alemania, mucha gente dice que es una película de consumo... no me importa, prefiero ser consumista a no ver buen cine).

Esta última, Bourne Ultimatum, termina como empieza la primera: en el agua. Símbolo claro de un nuevo nacimiento o de un renacimiento de David Webb.

Franka Potente o Marie Kreutz está muy bien en la primera película (recordemos que muere al comienzo de la segunda, en la India): la típica alemana perdida por el mundo, proveniente de Hannover, de una familia... de un matrimonio inexistente y que lo único que tiene es su Oma.

En esta tercera película The Bourne Ultimatum aparece otro actor alemán, Daniel Brühl, el hermano de Marie. Daniel aparece muy poco y, sinceramente, no lo beneficia que la cámara lo enfoque tan de cerca... El chico actúa bien, no se puede negar. Mucho mejor que la mayoría de los actores alemanes -incluyendo a Franca-, no puede ser de otra forma si su mamá es extranjera: española. Claro, esto lo explica todo.

La muerte de Simon Ross sería un caso para Reporteros sin fronteras.

La bomba que pone Desh en Tanger... seguro que culparán a los terroristas islámicos. Desh es lejos el mejor de los agentes con los que se enfrenta Jason. La pelea entre ellos y la persecusión por la ciudad es espectacular. A propósito, los chicos (y nótese que abunda la juventud, lo que no se muestra en Europa, menos aún en la Alemania de la segunda película, fíjense en esa detalle) se ven como vestidos en H&M.

Me llama la atención que Bourne no pierda su celular en cada pelea, a mí se me cae con más frecuencia y nunca he tenido una pelea como las suyas.

(Me llama la atención que use audífonos con cordón, supongo que son más seguros que los inalámbricos. Un consuelo para mí porque tengo un handy con cordón).

Pam Landy me encanta. Leal, derecha, incorruptible, valiente, inteligente y sabe a quién apoyar llegado el momento.

La cámara, como adelanté más arriba es... filma muy de cerca, parece ser la técnica de moda. Por eso, a veces, las escenas de acción no se captan muy bien.

La música, también muy buena.

Acción y suspenso todo el tiempo, muy bien.


martes, 11 de septiembre de 2007

Dear Frankie

Dicen que es un drama, más precisamente un drama familiar británico. Uy, con esta introducción, se imaginan qué ganas tenía de ver la película. Pero un amigo nos había invitado y él es crítico de cine, así que fuimos.

Y me llevé una gran sorpresa, una grata sorpresa, Dear Frankie es una película realmente muy buena. Me he quedado pensando en ella y recordándola con agrado. Quiero verla de nuevo y recomendársela a más amigos, entre ellos, a los amables lectores de este blog.

Me parece que, de ahora en adelante, las películas británicas tendrán sólo la etiqueta de cine británico y no más cine europeo, que llamaré sólo al cine europeo-continental.

No sé si sea un drama, porque termina bien y es positiva. Es cierto que hay un montón de problemas, pero la vida está llena de dificultades y contrariedades. Diría que el arte de vivir consiste precisamente en superarlos y salir adelante.

Y esto es lo que hace Frankie (sí, hace, no le ocurre) y su mamá... y su abuela.

La historia es un viaje de la vida (para emplear el esquema que conocemos de Joseph Campbell), de estos tres personajes.

Frankie tiene que viajar con su mamá y su abuela a otra ciudad o pueblo de Escocia, a otro colegio y recorrer un camino que le depara diversas pruebas, para llegar, al final, a comprender que su papá murió y que él, en realidad, no lo conoció... (sí, de muy pequeño pero ya no se acuerda).

Su mamá trata de ayudarlo, sobre todo intenta acercarse a él y que él se abra y lo hace... mediante una mentira, una mentira desesperada, pero es la única forma que tiene de no perder toda comunicación con el sordomudo Frankie.

La abuela intenta proteger a su hija y a su nieto... Es como un árbol grande a cuya forma se pueden cobijar Lizzie y Frankie.

Marie me encanta, es el personaje que más me gusta. Una verdadera amiga, saca a Lizzie de su encierro mental y la ayuda incluso "prestándole" a su hermano para que le haga el favor más grande y más raro que alguien se pueda imaginar. Sale a buscar a Frankie cuando él se va de la casa... y lo encuentra, sabe dónde está. Conversa con él, lo entiende, lo quiere. Canta con Lizzie y su mamá, Nell. Me gusta ese convivir entre generaciones, la amistad entre la mamá y la hija y entre la mamá y la amiga de la hija.

El extraño le devuelve la confianza en la gente a Lizzie y sobre todo, en los hombres. Sí, porque no todos los hombres como David. ¡Además, con un extraño así (Gerard Butler, Leonidas y Beowulf, nacido para ser rey) quién no vuelve a confiar!

Y ambos no terminan en la cama (Hollywood) sino que terminan... como amigos, es cierto que a él le gusta ella y -cómo podía ser de otra manera con un hombre tan regio- a ella le gusta él. Pero nada más... Queda abierta la posibilidad que se vean de nuevo.

La película tiene no un final abierto, pero sí se abren a Lizzie y a Frankie muchas posibilidades. Y eso es lo que ellos ganan: su libertad de escoger hacer con su vida lo que quieran... eso 1) después de la muerte de david, 2) de que ella recupera la confianza en los demás y 3) de que él sabe toda la verdad.

Y comprende lo heroica que ha sido su mamá al hacer todo lo que ha hecho por él. Mintió, huyó es cierto, pero logró darle un vuelco para bien a su vida, a la de su hijo y a la de Nell (me encanta que sea fumadora).

La fotografía es preciosa, me refiero al trabajo de cámara, se nota que la directora es fotógrafa. La música acompaña muy bien las escenas y es muy bonita, tienes temas conocidos, en una excelente interpretación.

Es una película sobre la familia, pero no presenta lo que en alemán llamamos un heile Welt, un mundo perfecto en que todo está en orden que, por lo demás no es real. Me recordó mutatis mutandi y sólo en este sentido, a La búsqueda de la felicidad (The Pursuit of Happyness), la película de Will Smith.

No, las cosas nunca están completamente en orden, el mundo perfecto no existe, es bueno que los niños vean esta película. Frankie se supera, no pelea con su amigo-enemigo, del cual termina amigo; supera su timidez con la niñita que le gusta...

Ah, en la película no hay excesos, es que la vida, la vida real no es un cúmulo de excesos, como parece que nos quisieran hacer creer algunas cintas. No, si Lizzie y Nell toman / beben whisky (claro, si están en Escocia) es sólo un trago, una media copa, mmmmmm, qué rico. Nell no es una fumadora empedernida, sino... normal.

Me pregunto cuántas veces habrán ocurrido historias similares... Espero que la mayoría de ellas haya terminado tan bien como ésta.

Una película muy buena, altamente recomendable.


jueves, 6 de septiembre de 2007

Simpsons

Apenas conozco a los Simpson (a lo sumo he visto algo de ellos en YouTube). No soy de su community de admiradores.

De admiradores de esta familia norteamericana media que no deja indiferente a (casi) nadie. Los unos la aman, los otros, la odian. ¿Por qué?

Una conocida mía me lo explicó hace mucho tiempo, refiriéndose a la reacción frente a la serie en los Estados Unidos: "porque es un espejo de la sociedad norteamericana, me dijo y es eso lo que a nadie le gusta".

Oh, pensé yo, debe ser como Loriot, que algunos alemanes no soportan, porque los muestra tal como son, en una forma que a mí me parece muy divertida. Aunque es evidente que entre Loriot y los Simpsons hay océanos de diferencia; pero el principio del rechazo, parece ser el mismo.

Nos preguntamos: ¿por qué causa rechazo en la lejana Europa? El rechazo que se aprecia en gran parte de la blogósfera europea (no en la hispanoamericana)... no me pueden decir que no existe. ¿Por qué el rechazo, si esta familia de Homer y Marge es un reflejo de la sociedad norteamericana y no de la europea?

Varias alternativas probables:

1° porque rechazamos todo lo norteamericano, en lo que están unidos, tanto los de la izquierda, como los de la derecha conservadora, al menos en Alemania;

2° porque nos vemos identificados con los comportamientos simpsonianos, es probable, nihil nuovo sub sole o en todas partes se cuecen habas y son más o menos las mismas habas;

3° porque no estoy dispuesta a que mis hijos vean algo tan vulgar.

Oh, tengo que aclarar que yo pienso que los Simpsons no son, en primer término, una película para niños. No porque sea de dibujos animados serán apropiada para los retoños. Es más, no toda película de dibujos animados es apropiada para todos los niños. (Además que taaan vulgar no es, la parodia de Sissi y Franz Josef que sale ahora es mil veces más vulgar y mil veces menos divertida y les aseguro que no se dirá nada en su contra).

Por supuesto que no tengo en nada en contra de que niños vean la película; pero, hay que dejar en claro, que no es una película, en principio para niños, no es New Teenage Mutant Ninja Turtles o TMNT

Y está bien que sea así. Los Simpsons es una película con una alta dosis de crítica social y eso me gusta. De autocrítica, por cierto, que es la más difícil de aceptar.

Homer es un hombre egoísta que sólo piensa en sí mismo... En realidad no se interesa por sus hijos, y si hace algo, es sólo por su hijo (varón) y más encima, lo educa pésimo.

Marge es una mujer dócil que vive del sueño de que Homer cambie (ver preparándose para el matrimonio); pero él no cambia... hay una escena en que la hija le dice: "vamos, es tu oportunidad, abandónalo".

Pero ella no lo abandona... Marge le da una y otra vez, una nueva oportunidad. Para bien o para mal, ella siempre le da una nueva oportunidad. Una chance dirían mis amigos mexicanos.

Hasta que, decide irse, dejar a Homer y salvar a los habitantes de Springfield, prisioneros de la campana por culpa de Homer... y de ellos mismos.

Homer no se quiere ir, sino quedarse en Alaska; me recuerda un poco otra escena que es su pendón: cuando se cree fuera de la campana y dice a su familia: "estoy fuera, adiós, les escribiré". Ese es Homer.

Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Pero tiene la experiencia mística con la machi... la machi gordita. E inicia -sin querer hacerlo- su viaje del héroe (teoría de Joseph Campbell). Ella es su mentora (ya que él no tiene amigos, sólo algún amigote, pero no uno que lo acompañe en el viaje) y quien lo ayuda sobrenaturalmente.

Su viaje del héroe es, no sólo de Alaska a Springfield, sino que debe pasar de ser el repulsivo Homer a ser el héroe que salva la ciudad y que gana el amor de su familia y el respeto de los demás.

Como es de esperarse, lo logra.

Schwarzenegger como Presidente, un austriaco, fisicoculturista de profesión y actor por derivación como el hombre que rige los destinos del país más poderoso del mundo. No deja de ser divertido.

Tom Hanks, muy especial.

Rebeca vió la película apenas estrenada en Alemania y luego, con nosotros -semanas después- y contó que habían cambiado algunos detalles. Por ej., en una de las escenas inciales (de los dibujos animados imitación Tom y Jerry, la sangre que se veía, simplemente la borraron).

Después, al final de la película, Homer dice algo sobre un "puñado de semen" y cambiaron la traducción por "un accidente".

Pero, por lo que me asegura un amigo entendido, en Alemania la dieron entera, no cortaron nada.

Diría que, para hablar en términos kantianos, la historia presenta no el sollen, sino el sein. O, como se ha traducido no muy acertadamente al castellano: no presenta lo que debe ser, sino que muestra lo que es.

Y, me parece que este es el gran valor de la cinta: que es un remezón a nosotros mismos y nuestra sociedad.

Problemática es la escena del beso de los policías, claro, después de Brokeback Mountain, es más o menos lógico.

Como diría Bushido (nuestro rapper alemán): "son vuestros hijos, no los míos, yo simplemente describo la realidad".

Claro, ni tanto, ni tan poco, la sociedad no es ni tan buena, ni tan mala, simplemente es; pero siempre puede ser mejor, tiende a ello.

La vería de nuevo, es muy divertida. Si la ven los niños, hablen con ellos después o antes. Siempre es bueno mostrarles la realidad...


miércoles, 5 de septiembre de 2007

28 Semanas después - 28 weeks later


Peor de lo que esperaba; mejor de lo que temía.

Sí, esperaba que fuera del tipo Children of Men, pero es mucho pedir.

Mucha sangre, eso hace que la película sea un poco, "para locos". Lo que explica en parte el tipo de público con que nos encontramos anoche en el cine.

La historia es muy buena. Aunque se podría haber hecho algo mejor...

Juega con los miedos que todos tenemos -sobre todo los británicos por su condición insular- de ser visitados por una moderna peste.

Una isla protege, pero cuando el virus está adentro, no se puede huir. Los acantilados son muy altos (=> inaccesibilidad), como se ve en la penúltima escena.

Es el temor a que esta peste diezme a la mayor parte (o a toda) la población. ... Si la fiebre aftosa y la enfermedad de las vacas locas (encefalopatía espongiforme bovina) pasara a los humanos... (ésta última teóricamente ha pasado, es la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob). Si el sida y la gripe aviar...

Es el temor atávico a la peste medieval que se levanta una y otra vez en el subconsciente colectivo (Jung) de la humanidad.

Sólo que ahora no hay pilares que se levanten para implorar al Todopoderoso que nos libre de ella.

No, ahora tenemos a los norteamericanos encargados de repoblar las islas.

No hacía falta que fueran civiles, ese fue el error, no, primero habría que haber revisado todo Londres en busca de cadáveres -que los había- contaminados.

Lo otro es que si tu sra. está muy mal -y amarrada a una cama de hospital- no le das un beso así, por mucho que ella te diga que te quiere... Pero es película y sin el beso, no habría entrado el virus a District 1.

La escena en que Donald Harris le dice a los niños que su mamá murió... es... muy british.

Los niños... para venir de España... se ven bastante pálidos...

Los norteamericanos, incluyendo al gral. Stone, bastante desalmados, salvo, por cierto, el sgto. Doyle. Y, en parte, su amigo el piloto.

El tema de los zoombies es también un tópico recurrente... parte de nuestros temores más innatos. Me recordó -cómo podría haber sido de otra manera- a Shaun of the Dead

No tiene final feliz, lamentable, tiene un final abierto, abierto pero seguro: no sabemos cómo ocurrió, pero ocurrió... Me recordó al final del Baile de los vampiros, cuando el professor Abronsius pensaba haber destruido para siempre lo que tanto había combatido y, en vez de ello, le permite expandirse por todo el mundo (empezando, probablemente, por Venecia).

La música, también muy británica, sobre todo, no "pegaba" con las terribles escenas: mientras más dolor y más sangre, más tranquila, tranquilizante la música, cual antídoto... La da un extraño toque apocalíptico.

El trabajo de cámara es muy bueno, muy moderno, muy cercano; las escenas con el aparato para ver en la noche son muy reales. Todo me recordó a (lo poco que he visto) de Blair Witch Project. Las luces intermitentes que acompañan casi todas las escenas sangrientas me recuerdan a las antiguas discotecas. Algunos dicen que hacen las escenas más sangrientas, me parece que bien puede ser lo contrario: menos violencia, porque apenas se ve lo que ocurre.

De alguna forma -dije sólo de alguna forma- me recordó a los Guardianes de la noche o Nochnoy Dozor, de la que ahora saldrá la segunda parte: Guardianes del día.

Antes que lo olvide: la película tiene mucho suspenso, no te aburres ni un segundo, lo que es positivo.


martes, 4 de septiembre de 2007

El exorcismo de Emily Rose


De 12 de diciembre pasado El exorcismo de Emily Rose


La vimos un sábado por la noche en DVD. No habíamos querido verla en el cine, porque no sabíamos cómo era y el tema es demasiado complicado. De todas maneras, sabíamos que muy buena no podía ser, así que, pensamos: para qué perder una noche de cine.

Mi fazit: no me arrepiento de haberla visto, no la volvería a ver, no la recomiendo, tampoco la desrecomiendo.

Mejor que las antiguas acerca del tema exorcismo, que eran más bien sensacionalistas. Ésta pretende ser "más seria" y más "científica", además, de más "real". Sí, es más real y más seria. Está bastante mejor hecha. Tal vez por esto, tuvo menos éxito.

Pretende -si ven las entrevistas al director y al productor, que vienen en los extras- hacer pensar a la gente y preguntarse por estas realidades sobrenaturales. Removerlos.

Sinceramente, a mí, al menos, no me puede remover tan fácilmente las realidades sobrenaturales, no necesito al demonio, ni que me muestren a una posesa, para creer en Dios.

Además, la película tiene, a mi modo de ver, bastantes elementos de superstición: para empezar el amuleto de la abogado -que me pareció el más logrado personaje de la película-. Los cristianos no tenemos amuletos, al menos no en serio... Yo no tengo ninguno, nunca lo tendría.

Después, la aparición de la Virgen, con un diálogo super raro, medio dualista (espiritualista). Y una serie de detalles más.

La aparición de estigmas es too much. No es que yo no crea que existan los estigmas, pero por favor, no hay ninguna razón para que le aparezcan a Emily.

Parece que, en la película, confunden la fe con la creencia y la superstición, parece que la fe no fuera razonable. Que le pregunten a Juan Pablo y a Benedicto si la fe no es racional, sobre todo después del discurso de Regensburg, esto le quedó claro hasta a los árabes. Que lean la Fides et Ratio.

Se supone que la historia de Emily es, en realidad, una historia que tuvo lugar en Alemania, el '76... No me extraña. El layout de la familia Rose no es alemán, en lo más mínimo; pero la simplicidad de la fe, la mezcla entre fe y superstición... eso sí que está muy presente aquí.

El "caso real" es el de Anneliese Michel que tiene artículo propio en Wikipedia. El exorcismo tuvo lugar en la diócesis de Würzburg. (Yo mejor me callo en cuanto a lo que pueda decir sobre la religiosidad en esta zona de Alemania. Porque viví en Würzburg).


Ocean's Thirteen


De 24 de junio del 2007 Ocean's Thirteen

Estoy bastante atrasada con mis comentarios -amateur- sobre cine.

Esta semana, vimos, Ocean's Thirteen

Más parecida a Ocean's Eleven que a Ocean's Twelve, ambas muy buenas, entre otras razones, porque no se sabía lo que pasaría. La idea que sustentaba los libretos de de ambas era nueva, totalmente nueva.

Al lado de las anteriores, esta es una película más cansada... (al igual que Brad, una amiga dice que es por Angelina).

Al lado de las anteriores, esta es típicamente club de Toby, esto es, only for men. Un campamento scout (sin girls guide) cualquiera.

Sí, Julia Roberts desapareció sin causa justificada, ni explicación alguna. Indudablemente, la presencia de Ellen Barkin en el papel de la malvada (y vejete) Abigail Sponder no puede reemplazar a Tess Ocean

La historia de Reuben Tishkoff, no me parece muy convincente. Qué feo se ve Al Pacino, más ordinario que nunca, sobre todo comparado con el otrora malvado y hoy no tanto,
Andy Garcia o Terry Benedict Bueno, de eso se trataba...

Lo de Oprah Winfrey, super ocurrente.

No tiene el flair europeo de Ocean's Twelve pero si parece un viaje al pasado, a los años 60, por la decoración exagerada del hotel de Willie Bank.

Es buena, sí, digna de ser vista, sobre todo para quienes hayan disfrutado, en su momento, de las dos anteriores; pero no vayan a verla pensando que es tan buena como las otras.

No tiene sexo explícito, parece que las cosas están cambiando en Hollywood. Violencia, tiene muy poca. Casi parece una película para familias.


One way


Otra que olvidé copiar: One way

De 8 de febrero del 2007


Ayer ocurrió de nuevo: llevé a mis amigos a ver una película alemana y, de nuevo, casi me matan. Fue elegida por ellos como la peor película del año... No va corrido mucho del 2007, a ver si consigue mantener su título a lo largo del año.

A mí no me pareció tan mala... Al menos le da pistas a una para saber cómo no se debe educar a los hijos. En efecto, los Birk educaron pésimo a Judy y, sobre todo a Anthony, volveré sobre esto.

No es una película para niños, ya debido a las dos violaciones. Les confieso que es la segunda y la tercera violación que veo en la pantalla. La primera fue la de la película (otra europea, pero de infinitamente más calidad que ésta) Dr. Shivago.


El director tiene un nombre muy divertido: Reto Salimbeni (¿será retorromano? es suizo) y es director de películas de tv alemanas o, al menos en alemán, tal vez sean suizas (una o dos). En consecuencia, en cine, cero experiencia... y se nota.

Los personajes están sobreactuados, sobre caracterizados. Por no decir, abiertamente, que actúan muy mal. Tal vez la mejor sea Angelina Sable o Lauren Lee Smith, también actriz de televisión.

A Til Schweiger o Eddie Shneider, nuestro Brad Pitt alemán... por favor, ¡que no lo dejen doblar sus propias películas!

¡Aparte del vocabulario! No sólo de él y de Anthony, sino, por ej. del más malo de todos Anthony Birk (Sebastien Roberts). Otro artista de televisión, pero el más regio de todos. En su calidad de malo, igualmente sobre actuado.

El vocabulario, no sólo de estos dos jóvenes, sino también -y mi crítica va dirigida sobre todo al personaje-Russel Birk, interpretado por Art Hindle (otro con nombre rarísimo), actor canadiense de televisión. Y otro al que se le nota que trabaja en tv y no en cine.

En realidad, no sé para qué pagamos tanto dinero por las entradas para ver una película de televisión y mala.

Russel emplea un vocabulario y se comporta de una manera que no corresponde al dueño de una gran empresa con un volumen de ventas de dos millones al año. No, aunque a alguno "no le gusten los ricos", tampoco hay que ser injustos.

La mamá o suegra... Linda Birk, terriblemente mal interpretada por la actriz de la tv canadiense Sonja Smits (una vieja regia, hay que reconocerlo, con una figura envidiable) cargada de Botox hasta más no poder.

La peor mamá del mundo, que consiente a su hijo varón al que ama sobre todas las cosas, incluso sobre su hija (violada por su propio hermano a los 15) y, probablemente también sobre su marido. Claro, es que por algo Freud escribió todo lo que escribió: fue lo que vió en una sociedad ya entonces decadente y enferma.

Judy Birk o Stefanie von Pfetten o Stefanie of Purlins, como se hace llamar en inglés... Se llama en realidad Christine. Otra actriz de tv, claro que no en Alemania, sino en América. Sí, es la típica belleza nórdica, me parece más sueca (como nos imaginamos a los suecos). Fría. No actúa mal, tal vez con un buen director pueda lograr un mejor desempeño... Parece que hace series de viajes al espacio, claro, es un personaje que va más con ella.

A propósito, ¿alguien me puede explicar cómo puede dormir con esa ropa? Dije dormir de dormir: cerrar los ojos y dormir. A eso me refiero. Ya sabemos que Eddi - Til duermen sólo con ropa interior (marca Boss, si la película hubiese sido norteamericana, habría tratádose de Calvin Klein).

La dra. Eveline Sage o Sandra Hess, otra suiza, actriz de televisión de figura envidiable, seguro que es esquiadora. ¿Me puede decir alguien si, en alguna parte del mundo, ha visto que una doctora, en un hospital, trabaje con un vestido de fiesta, con zapatos con tacos de 15 cms y con la bata abierta? Por favor, es demasiado evidente que Reto (me refiero al director) quería mostrarla.

El abogado, Bert Zikinsky, interpretado por Daniel Kash, otro actor de la tv canadiense, muy mal personaje, otro malo malo, como dice la detective. Sin escrúpulos, sin moral. ¿Era necesario que fuera judío? Caemos en lo mismo de siempre. Claro que si alguien dice algo, probablemente dirán que es polaco; pero por favor, el mensaje es muy claro.

La fiscal rubia, mal. El abogado de Eddy, algo mejor, se parece a Julia Roberts... tal vez comparten el cirujano plástico. El fiscal del segundo juicio, algo mejor. La primera detective, no es mala actriz, una de las mejores.

Los caracteres, muy marcados, es lo que les gusta a los críticos alemanes, quienes siempre cirtican las películas norteamericanas por tener personajes con caracteres poco marcados. Hasta ahora no entendía lo que querían decir. Tan marcados que llegan a ser sumamente artificiales, como escribí más arriba, tremendamente artificiales, por no decir, abiertamente falsos y sobreactuados.

La monjita... no dejan tan mal a la Iglesia católica, un verdadero milagro. También super sobreactuada, cuando aparece y dice: "yo puedo testimoniar que Angelina pasó aquí la noche del crimen y estuvimos toda la noche conversando...".

Es una pésima escena, tal vez la peor de la película. La segunda detective le dice al detective: "si es monja, ¿cómo va a mentir?" Una fila más arriba teníamos a cuatro o cinco españoles de mediana edad (a quienes habíamos identificado, en un principio como árabes, lo que nos llamó la atención, porque los árabes generalmente no vienen al cine) y no les explico cómo se reían (a carcajadas y muy fuerte) de esta frase según la cual "las monjas no mienten". ¿Habrá habido algo de qué reírse?

¿Tendrá algo que ver la monjita (en general, la fe) con el general negro?

La película deja muy mal parado al sistema judicial norteamericano. ¿O será el canadiense?

¿Los colores? Fríos, metálicos. La cámara: muy europea; enfoca muy de cerca, como para hacer ver las imperfecciones del cutis de los artistas y no tiene mucho sentido. La música, más o menos mala. Le han hecho bastante propaganda. El vestuario: muy alemán, muchos negros con lila.

Los papeles, los roles, también demasiado evidentes. Judy, como restauradora... si es la profesión de moda entre la gente bien en Alemania, para mujeres, por cierto. Para los hombres, lo que hace él: director creativo en una agencia de publicidad, es la profesión ideal, para el hombre joven alemán.

La casa de los Birks, horrible, un super kitsch! Yo conozco a gente muy rica (también a otros muy pobres) y les aseguro que ninguno vive así, es un cliché más. Aunque supongo que la casa es el sueño de muchos artistas de cine. O de algún nuevo rico.

No sé si será con intención, pero... NO APARECE NINGÚN NIÑO EN TODA LA PELÍCULA. Ni siquiera en la calle. Y eso que en las calles de Colonia sí se ven muchos niños. Raro, ¿no? Me recordó a Children of Men

Es evidente que, después de vivir todo lo que han vivido, ni Judy ni Eddi tendrán niños, probablemente. Esperemos que Angelina logre formar una familia y tener hijos. Es difícil superar una o dos o más violaciones.

El argumento es bueno (escrito por el director mismo), se podría haber hecho una cinta muchísimo mejor (partimos de un piso muy bajo). Tal vez si algún norteamericano compre la historia.

La sala de cine estaba vacía, unas quince personas, como máximo, pese a toda la publicidad que ha tenido.

Pero ¡qué importa! Si la película fue financiada con dinero de fundaciones que se nutren de los aportes de todos nosotros. Que pertenecen a la financiación -directa o indirecta- estatal de cine. Indirectamente, a través del mecanismo de descontar impuestos financiando el cine alemán o alemán canadiense, porque esta probablemente pase por una coproducción.

Que conste que no he leído nada sobre la película, todos los pensamientos son míos o de mis amigos amantes del cine.


The edukators, Die fetten Jahre sind vorbei, Los educadores


Lo siento, había olvidado copiar mi post, acerca de esta maravilla del cine alemán que comenté el 16 de julio del 2006, en mi blog aesd.

Impulsada por un artículo del blog PanamáFreedom titulado Noticia / Crítica : The Edukators vi ayer una película que, de otra forma, no habría visto. Se trata de una película que representó a Alemania en Cannes 2004 que se titula en alemán Die fetten Jahre sind vorbei (poner los parlantes). En otras palabras "los años gordos se acabaron" o bien "Ya pasaron los años de las vacas gordas", en alusión a los años de las vacas gordas del Viejo testamente (ver libro de Moisés).

La película está también en polaco, en checo, en castellano y hasta en francés.

De la misma página alemana oficial de la película, se deprende que el título que recibió en ingles es The edukators, los educadores, en alusión a que los "chicos" miembros de este grupo, de este colectivo firman sus mensajes como Die Erziehungsberechtigten, esto es, más que los educadores, los apoderados; pero en el fondo, da igual, porque el sentido es el mismo.

Antes que nada quiero advertir que quien realmente se quiera formar una impresión de una parte significativa de la sociedad alemana -que no es la única, porque también hay otra realidad- puede ver la película. No es para menores, ni es para pasar un rato agradable. Tal vez se pueda hacer un foro sobre ella. Pero después, les recomiendo ver después una película positiva, real, para que no se depriman.

Es una de las pocas películas que he visto que tiene un pre-final feliz en que los "finalistas" o protagonistas de este The end, no se ríen. Apenas se sonríen, no hay emotividad, emoción, no hay expresión de los sentimientos. Hay que reconocer que el alemán común (dije común, no todos son así) no sabe expresar sus sentimientos. En la antigua ética prusiano-protestante -que alcanza a vastas regiones católicas, no olvidemos que Alemania estuvo, hasta la II G M dividida según la confesión- expresar, dar a conocer sus sentimientos era considerado un signo de debilidad. ¿Soy muy dura? Pero si lo dice el mismo Josef Pieper, cuando cuenta que su mamá nunca le dió un beso (!!!).

Hablo de un pre-final porque la película es demasiado larga y lo que viene después de la liberación de Hardenberg (en adelante, Hardi), está realmente demás. Es una mala imitación de Ocean's Twelve, pero con artistas que no se ven tan bien como Pitt, Goerge o Julia. Y tal vez sea esta extensión innecesaria y un tanto surrealista, la razón por la que nominaron el film para Cannes.

Los "chicos", Jan y Peter "trabajan" de noche visitando "villas" (= Villen, esto es casas grandes de personas ricas) donde entran y cambian todos los muebles de lugar o hacen "pilas" con ellos, como se ve en esta foto.



Esta es una de las escenas más irreales de la película, con un matrimonio y un par de hijos que no parecen una familia alemana. Pero bueno, debe ser una concesión al éxito o a la búsqueda de éxito cinematográfico internacional.

Jule es una chica rubia desteñida, una de esas "extranjeras" que en mi país, Carlos Ruiz-Tagle en su conocido y divertido libro "Revolución en Chile" bautizó, a través de uno de los personajes como una "gringa yogurt". Ella se incorpora al grupo después, más bien por casualidad y por capricho y por ánimo de venganza, pero no por convicción.

Es realmente una pena que la única mujer del grupo sea tan tonta, tan irresponsable y "arrastre" a los dos chicos con ella.

Jule (Julia Jentsch) es la que más pierde la calma (qué poco femenina suena su voz cuando está alterada, en la banda original, por cierto).

Cuando la vean bañarse caprichosa e irresponsablemente en la piscina de Hardi, acuérdense del detalle de la tabla con los colores de los homosexuales. Me pregunto por qué los grupos homosexuales alemanes no reclamaron por ello, o tal vez lo hicieron, pero yo no me interesé por la noticia. Después de todo, hasta entonces, Hardi es presentado como un hombre malo y sin escrúpulos, un gozador y vividor, fíjense la cantidad de licor que hay en su refrigerador, aparte de los autos que tiene en el garage. ¡Cómo me gusta la austeridad de los antiguos prusianos! quienes tal vez eran un poco fríos, pero al menos, eran austeros.

Hay una conversación, al comienzo de la película en que Peter se refiere a los "turcos de Kreutzberg" como reducidores (de especies robadas). Si yo fuera turca, habría reclamado.

Otro detalle que se le escapó al director es que las familias alemanas, por millonarias que sean, desconectan siempre el refrigerador/nevera/frigorífico cuando se van de vacaciones y en este caso, el refri/frigo estaba lleno, por lo que Jule comienza a tomar/ beber licor como loca y termina bastante mal. Bueno, ya había empezado antes con el alcohol.

El otro detalle que se les escapó es que Jule se da cuenta que el buzón está lleno de correspondencia, lo que indica que los dueños de casa no están. Esto tampoco lo hacemos en Alemania, porque sabemos que es muy arriesgado. O los ladrones se dan cuenta que la casa está vacía o bien alguien se roba el correo. Por ello, siempre o queda algún vecino a cargo de sacar el correo o bien, una envía a "depósito" la correspondencia por un cierto tiempo (servicio del correo, antes era gratis, ahora tal vez haya que pagar por él, no lo he hecho nunca, siempre he tenido algún buen vecino que lo haga).

En cuanto a la música, se pasa del primer tema que es una canción alemana más bien pequeño burguesa, que los dos chicos cantan con alegría, reflejo de su pasado pequeño burgués, como diría Charly (me refiero a Carlos Marx), a la música moderna más bien estridente (es la que más me gusta de toda la película) para terminar con gospels... cuando están en Los Alpes, revienta el problema entre ellos y todo parece solucionarse y terminar bien.

Hardi trabaja dice en la Gerling -central en Colonia- probablemente en alguna filial de este consorcio en Berlín. Aunque personalmente me parece más un químico inescurpuloso que un abogado o un economista; también por su pasado.

Hardi es un poco Joschka Fischer: el que vivía en una "comuna", esto es comunidad de vida en todo sentido (incluso en el sexual) y que, de viejo se aburguesó y vive -como Joschka- en un palacete en Berlín. La diferencia es que Hardi estudió, obtuvo su título y trabajó duro para tener lo que tiene y Joschka nunca estudió nada, si ni siquiera terminó el colegio (!) y su carrera la hizo únicamente a través de la política. Y ahora es profesor de Princeton... No digo siempre que no vale la pena estudiar y sacrificarse.

Jan (debo confesar que sí me parece que Daniel Brühl se ve más o menos bien), aquí me van a matar mis amigas que lo encuentran super feo.

esta es la polera /remera / T-shirt dice Ejército Español y es la vestimenta que Jan usa durante todos los días (no es extraño en estos grupos tan naturales en que la higiene personal es considerada una debilidad) que permanecen ocultos en las montañas autriacas.

Se ve bien, pero todos estos chicos se verían mejor si tuvieran otra expresión, no esa de melancolía y de tristeza que tiene la mayoría de los jóvenes estudiantes de este país (evidentemente que no todos y me refiero más a los estudiantes universitarios que a la juventud en general). Y eso que Daniel sí se sabe reir, hay otros peores.

Hay una escena, bueno, hay varias escenas en que los tres conversan con Hardi de... política, más bien de la vida en general. Los diálogos tienen lugar sobre todo entre Jan -que es lejos el más inteligente- y Hardi. Jan le hace ver que la gente anda por la calle con actitud de zoombie, que no se pregunta nada más, atontada por las 4 hrs. de tv que los europeo-occidentales ven todos los días. Claro, es también lo que yo pienso, tal vez por eso, a veces me dicen que soy "eine Rote".

Jan le hace ver que él, Hardi es un traidor a las ideas que dijo alguna vez profesar durante su época de estudiante, que no hace nada por los demás y vive sólo para consumir, gastar, mostrar, presumir, etc. Que es un hombre centrado en sí mismo, que sólo piensa en sí.

Hardi habla de los Alpha Tier los animales alfa (¡cómo detesto el tema!) es la típica explicación alemana para la existencia de líderes... el problema es que hay demasiada gente que piensa que liderar, ser un ganador y no un looser (palabra que se usa mucho en alemán) significa escalar sobre los cadáveres de los demás y que no importa quién quede en el camino, lo importante es subir en la escala socio-económica, da lo mismo a quien perjudique... y esto también dentro de la misma empresa donde trabajan.

De ética empresarial, de trabajo en equipo, de espíritu de servicio, de respeto por los demás es algo de lo que Hardi y tantos como él no han oído nunca. Y de lo que tampoco han escuchado es de Peter Drucker. Como Hardi hay lamentablemente muchos.

Su actitud final, definitiva cuando no respeta su palabra y avisa a la policía es una prueba más de que es un... hombre sin honor.

Hardi les cuenta que él también formaba parte de una "comuna", de tres hombres y tres mujeres. En cuanto a lo del sexo, les dice que empezó una pareja, después se cambiaron de pareja e incluso insinuó que hacían sexo en grupo.

En aquella época, me mo puedo imaginar perfectamente, nuestra juventud alemana de hoy es puritana en comparación con lo que los chicos de los '70 hacían en Alemania.

Finalmente -les explica- él terminó casándose con una de las de la comuna, con la que estaba en ese momento. Sin duda una buena base para un matrimonio, ¿no creen? Y después nos preguntamos por qué hay tanta infidelidad, tanta infelicidad, tantas parejas destruidas y tantos niños huérfanos de padres vivos.

Hardi se metió en el sistema, un sistema que no lo hace feliz a él, pero al cual se vendió... de su sra. no cuenta nada, ella no cuenta, no dice cómo es, ni que piensa. Tal vez no piense y sea una de esas mujeres interesadas tan sólo en que su marido "suba", para colgársele del cuello y subir con él, sin personalidad ni ideas propias.

Hardi dice que el pensaba que el dinero era una liberación, pero se da cuenta que, en realidad significa sólo una responsabilidad, en el sentido de lastre. Con esto, quiere decir que es una exigencia: dar y tener para su familia, esto es para Mrs. Hardenberg y sus hijos. Me pregunto qué será de los hijos de la abundancia desmedida en unos diez años más. Y la abundancia no sería nada si estos niños fueran generosos y aprendieran a compartir y les enseñaran que ellos no són ni lo único en el mundo.

Probablemente, Frau Hardenberg es como una de esas personas que acuden a comer al restaurant donde Jule trabaja como camarera para pagar los 95.000 euros que debe a Hardi (lo chocó, fue culpa de la joven y no tenía seguro), insensible, cruel e indolente (una Cruela Devil cualquiera) sobre todo frente a otra mujer, como es el caso de Jule y que quiere demostrar el poder que le da estar casada con un hombre adinerado (esto, hasta que él la deje por otra más joven o ella lo deje a él por otro más rico).

Que Jule salga del restaurant y raye intencionalmente un Mercedes nuevo, esto es pan de todos los días en Alemania.

Jan y Peter se quejan de que ahora es difícil ser revolucionarios. Antes bastaba dejarse el pelo largo y fumar droga, ahora esto es parte del stablishment y no es mal mirado. Claro, Hardi también fuma droga estando con los chicos en las montañas.

Incluso, Jule y Jan bajan al pueblo a comprar café, vino, papel higiénico y droga, la venden en el Spar = cadena de supermercados o debiera decir minimercados les revela Peter y compran droga para Hardi. Ella se ríe (con una risa de tonta) de la idea de Jan de comprar droga para el viejo. A todo esto, ellos viven del dinero que Hardi lleva encima, porque, cuando huyen a Austria de improviso, no tienen nada planeado.

La verdad es que pensé que podrían haber sido condones (los compraron justo después de que Hardi les hablara del sexo en la comuna), pero descarto la idea porque no creo que Jule, siendo la única mujer y habiéndose acostado con Jan y con Peter, se habría reído de la idea de acostarse con Hardi, por mucho que duerman todos en una sola cama, como es "común" en las "comunas". Lamentablemente no encontré ninguna foto en la que aparezca Hardi durmiendo con los chicos, así que nos conformaremos con este, donde aparecen sólo los tres (no la pude copiar, si lo logro después, la pego).

Otro de los muchos puntos a los que podría referirme es al que menciona Francisco, en "la facilidad que tienen ciertos grupos para exigir a otros lo que no se exigen a sí mismos". Bueno, es que de esto hay mucho en Alemania. Y el hecho que se llamen los educadores es también sintomático. En Alemania existe la sana autocrítica en el sentido de que los alemanes queremos ser siempre educadores de las demás personas con quienes convivimos. Y de esto no se libra nadie.

Me pregunto, frente a esta película y a tantos chicos y chicas buenos que veo en Alemania pero que están super desorientados: ¿dónde están los padres de estos niños? No son ni siquiera mencionados en la película. El único de la familia que se nombra es el tío de Jule y sólo porque se refugian en su cabaña. ¿Dónde están los otros familiares? ¿Dónde los hermanos? Mejor no hablar de los primos. ¿Donde las personas mayores que dan confianza y ayuda a los jóvenes? ¿Dónde los profesores de Jule? quien se supone que estudia para ser profesora.

Y, a propósito de profesores y del colegio: todo este discurso de Jan acerca de los males de la sociedad en que vivimos guiados por el consumo, la explotación, el dinero y la maldad de los ricos ¿de dónde creen Uds. que viene?


lunes, 3 de septiembre de 2007

The nativity story - La historia de la Natividad o Navidad


Este es de 24 de diciembre del 2006 Se me había quedado en el tintero. Lo pongo aquí.



La semana antepasada vimos la película en Kinopolis. La verdad es que estoy un poco atrasada con mis críticas de cine. Pero quiero escribir acerca de esta película, por lo menos antes de hoy en la noche... de la llamada Noche Buena (hoy es, en Alemania, todo el día noche buena o noche santa, como es la traducción correcta).

La cinta me decepcionó. Ni siquiera la recomiendo. No basta con hacer una película imitación Pasión (pen$ando en lo que $e puede ganar con ella). No, para tener éxito, hay que hacer una película buena.

No basta con ser asesorada (me refiero a la directora) por algún experto, no basta con filmar entre Italia y Marruecos. No basta con contratar a los co-protagonistas entre consagrados artistas de la región, para que parezcan verdaderos. No, para hacer una película buena se necesita algo más. O mucho más.

María no me gusta para nada. Tiene una expresión de preocupación y no de abandono. No digo que no pueda haber estado preocupada, pero en la película se exagera, pues está sólo preocupada. Con una preocupación tensa y hasta mal genio.

No me gusta su relación con sus padres. Ni tampoco con José, aunque después mejora.

José es lejos el mejor de los artistas y el personaje más logrado. Joven, extremadamente generoso, trabajador y capaz de amar y de entregarse. Además, un persona de palabra, esto es, que no rompe su palabra, que cumple lo que promete o a lo que se compromete.

No sé qué pensar de la forma en que se le aparece el ángel. Un ángel que no me gusta, es demasiado cursie o siútico.

Pero aún más cursie (da vergüenza ajena) es el pesebre, con la música (austriaca) de la noche buena. Tocan además otra canción alemana, olvidé el nombre. La música, en general, no me gustó.

Tampoco me gustó la relación con los amigos, ni con la tía. Ni la relación entre Ana y José. No sé si estoy de acuerdo en que ella haya ido sin José a ver a Isabel. Aunque comprendo que él tenía que construir su casa... que tuvieron que dejar pues sabemos que se van a Egipto.

María es tal vez, la peor lograda de los personajes: inquietamente preocupada, su piedad se reduce a conocer la Biblia, partes del Antiguo Testamento de memoria. Pero nada más profundo, nada de entrega, es un poco caprichosa y fácilmente alterable. Parece que trabaja sin ganas y sólo por obligación. El personaje mejora un poco cuando se une a José en el viaje a Belén.

Pero igual, si encuentras que el personaje principal de una película está pésimamente caracterizado, no te puede gustar la película, es lo que me ocurre a mí.

Además, no me gusta el guión, ni la fotografía, ni la música.

No basta con ir a mostrar al Vaticano una película, para que ésta sea buena.

¿Algo positivo? Sí, Herodes papá y los reyes magos. Estos últimos dan el toque divertido a la cinta. Como comedia sobre los sabios de Oriente... podría estar mejor. Pero no como historia de la Navidad.


Die Hard


De 28 de julio del 2007

Ya que hace dos semanas vimos Live Free or Die Hard - Vive libre o muere - Stirb langsam 4, como se llama en alemán, esto es, muere lentamente o muere lento, que no es un nombre extremadamente bonito; pero que, supongo y a juzgar por el público del cine (hombres de más de 20), está pensada para llegar a aquellos a los que está destinada la cinta, dentro del público alemán.

Sí, porque en cada país, las películas se interpretan en forma diferente y -me da la impresión de estar destinadas también a un segmento diverso-. Acerca de interpretaciones diferentes a todo lo que he escuchado y leído en Alemania y a la mía propia, les recomiendo este post de Enrique: Una lectura de 300

A lo que iba, como vimos la película número 4 con las aventuras de John McClane, decidimos también ver (en DVD) la primera de la serie Die Hard, de 1988. Y hoy, veremos la segunda parte.

En ella, en la primera parte, la novena de Beethoven no aparece insinuada, como en la cinta actual, sino que es "la" música de la película.

Me recordó -sólo en esto- a la Naranja Mecánica, catalogada por una conocida alemana mía como una película perversa, en lo que no deja de tener razón; me parece, eso sí, que lo que se puede rescatar de la historia -que marcó una época- es que hizo despertar a muchas personas de sus sueños de que "todo está bien" y en el futuro todo será mejor... como si la gente cambiara... como si mejorarámos, tipo mito del progreso indefinido. Si una sociedad mejora o una persona cambia... sin duda no será por esos métodos que se presentan en la película... sino por otras razones.

Pero volviendo a una cinta mucho más agradable y menos conflictiva, como Die Hard, en cuanto a la moda (el peinado de Holly Gennero es ¡tan de los 80! la película es un poco el túnel del tiempo) y también a algunas personalidades: como la del asistente de Mr. Nakatomi (olvidé el nombre, el de barba) que le propone a Holly -como si nada- acostarse con él, sabiendo que está casada y tiene dos niños.

Y después se lo encuentran los terroristas y/o criminales con una chica en una oficina... No es que ahora no pase, pero pienso que -al menos en el cine- se cuidan más las apariencias.

En un tercer momento, intenta quedar bien y parlamentar con los criminales, al menos no revela el mayor secreto: que John y Holly están casados. De esto se encarga el periodista inescrupuloso, que sólo quiere hacer carrera y que tiene bien merecido el golpe de Holly al final de la película. Claro que es probable que él la haya demandado por millones de dólares y haya ganado el juicio...

Aplicando la teoría del viaje del héroe que tantas veces he mencionado: John McClane es aquí un héroe que realiza un viaje vital, dentro de un inmenso edificio de un consorcio perteneciente a un inmigrante asiático de gran éxito, en los Estados Unidos.

El viaje tiene por fin recuperar el amor de Holly y salvar su matrimonio; y recuperar a sus hijos.

Para ello, tiene que vencer algunas pruebas, bastante difíciles... la película tiene mucha acción. Matar a un par de terroristas-criminales. Y hacer explotar algunos explosivos (hoy sabemos que el edificio, en realidad, se habría caído, cuando vean la película me entenderán).

John es un jedermann, esto es un héroe cualquiera, como tú y yo que no lo buscamos, pero tenemos que convertirnos en héroes, pues las circunstancias nos obligan a ello y porque, en algún momento, decimos que sí.

No es un superman, porque, termina herido y mucho (los vidrios en los pies).

El sargento de policía, Al Powell, es su amigo y en cierta forma, su mentor, también fue un héroe; pero no acabó su misión, por eso terminó trabajando en un escritorio y no en la calle. Entre ambos, surge una relación muy fuerte.

Los terroristas -que en realidad son delincuentes comunes- son alemanes. Incluso, en la película original, hablan alemán y tienen nombres alemanes (salvo uno, el italiano). ¿Se fijaron que trabaja Snape?

En alemán, les cambiaron los nombres y bajaron el perfil a esta circunstancia por temor a los terroristas alemanes de orientación marxista (RAF). Pero son 100% europeos. Lo que "pega" aún más con la 9a. de Ludwig (video al final de este artículo, Herbert von Karajan y la Filarmónica de Berlín).

Al FBI lo deja muy mal. Al depto. de policía de Los Ángeles, mal; pero no tan mal como al FBI.

Significativo es, que al final de la cinta, John se arrepienta de no haberse alegrado del triunfo profesional de Holly, de no haber estado con ella, apoyándola al iniciar su nuevo trabajo en Los Ángeles.

Claro, él la dejó sola con los niños. Gracias a Dios, en Los Ángeles, hay ilegales que cuidan niños, vean lo que le dice el periodista a la empleada...

Sobre el tema, ver Chiste mexicano ... y norteamericano

En fin, es una película buena, de mucha acción. Me gustó mucho. Pero, sin duda, no será del gusto de todos.



Live Free or Die Hard - Vive libre o muere - Stirb langsam 4.0


De 23 de julio 2007



Vive libre o muere es un buen lema... sí, es lo que pienso. Si no somos libres, no somos humanos. Aunque la libertad interior es muy difícil de quitar, aun cuando la persona haya sido despojada de la libertad exterior, física, corporal...

Live Free or Die Hard es muy buena. Evidentemente que no es para todo público, pero sí para quiene disfrutamos de las películas de acción. Debo confesar -casi es una vergüenza- que es la primera de esta serio con Bruce que veo (!). Sí, ya sé, es un vacío cultural no haber visto las anteriores; pero ya lo estoy llenando, el fin de semana vimos la primera de la serie, a la que me referiré después.

Mi escena favorita, la del harrier (¿así se llama?) el avión que persigue a Bruce en el camión que conduce... espectacular que entre por entre los pilares del puente.

Mi segunda escena favorita: cuando destruye al helicóptero con su propio auto, usándolo como munición, según explica el mismo John McClane.

Al comienzo de la película, una se siente como en el mundo del ministro del Interior alemán, Schäuble, ver Schäuble y la seguridad - fuera de la Constitución - Asociación alemana de abogados

Lo del fire sale (por favor, ver el párrafo final del artículo de Wiki) es muy ocurrente; no conocía el término, pero nos podemos imaginar perfectamente qué significa.

Como en la primera película, "el malo" recluta europeos... y una asiática, Mai Lihn, ¡oh! por el nombre, podría ser alemana. Esta debe ser propaganda gringa subliminal.

Se escucha además, algo menos y sólo "insinuada" la 9a. sinfonía de Beeeeeethoven, que es, además, la Canción de la Unión Europea.

Matt Farrell está muy bien. Justin Long parece que es un muy buen actor.

Lo que dice al comienzo, acerca de todo lo que nos mienten los medios de comunicación...

Le diría que tiene mucha razón, pero hay que matizar un poco: no todos los medios mienten y no todos en todo. Muchas veces, más que mentir, se trata simplemente de informar mal, por pereza o por simple "tontismo". También por intereses creados, por congraciarse con quienes están arriba, por lo que sea.

Dear Marr Farrell: hay que aprender a leer entre líneas y de varias fuentes, fuentes que reciban información de diversas agencias de prensa. Así, llegarás al menos a una aproximación a la realidad.

¡Me encanta que John escucha a Credance! Claro, es de "su época". Ver video al final de este artículo, con una de sus mejores canciones.

Sobre el lenguaje: John... es un policía muy rudo No alcanza el nivel de The Departed - Entre enemigos, pero es bastante fuerte, así que, por favor, si a alguien no le gustan las películas de rudos policías que hablan un lenguaje muy fuerte... que no la vea; pero se perderá excelentes escenas de acción. Aunque alguna es algo exagerada... nadie se puede caer tantos metros sin quebrarse algo y varias veces seguidas.

La hija, bien; un personaje simpático. Tal vez ella y Matt... tendremos que esperar la próxima película en que, quizás, ambos se hayan ya casado y John tenga que rescatar a su nieto o algo así.



Transformers


Transformers, de Marcos.

¡No se pierdan el diálogo con su papá al final del artículo!


Harry Potter y la orden del Fénix


De 22 de julio 2006



La acabo de ver y aunque tengo una serie de películas sin comentar, algo me mueve a escribir estas líneas ahora mismo... una suerte de tendencia irresistible.

Sí, soy fan de Harry desde el primer libro, desde el primer momento y desde la primera película, como todos en mi casa.

No leo romanes... quiero decir novelas, ni narración (salvo los excelentes blogs que cuentan historias), soy muy nerd para eso y sólo leo literatura relacionada con mi profesión (el derecho) y con mis aficiones: historia, economía, demografía, política; además, evidentemente de todo lo que salga de la pluma de los pontífices romanos, sea en calidad de tales o en su calidad de docentes universitarios donde -ambos- han destacado por su inteligencia y humildad, la una presupone la otra...

Pero he hecho una excepción... leí Harry Potter, al comienzo, sin muchas ganas y después, sin poder parar... perdón detenerme y dejar de leer el libro.

Una amiga me dice que eso de no poder dejar el libro es parte de su magia... ella piensa que de su magia negra, porque mi amiga (sólo un poco mayor que yo, pasó por la Universidad, de una familia muy culta) está convencida que Harry tiene y ejerce un insano embrujo sobre todos nosotros y que es algo demoníaco...

Yo no lo pienso, pienso que Harry es una historia excelente y valiosísima para la educación de niños y jóvenes ...y adultos y para nuestra propia reflexión personal.

Esta película me gustó tanto como la uno y la dos (del incomparable Chris Columbus, que tiene cintas buenísimas, como las de Kevin) y la tres (del extraordinario Alfonso Cuarón, cuyas obras anteriores conozco mucho menos, en realidad, no las conozco, porque el cine mexicano no llega por estos pagos donde resido; pero que su Children of Men, me pareció fantástica, de lo mejor que vi el año pasado).

Sinceramente, Harry Potter 4, la encontré de una calidad incomparablemente inferior, desde todo punto de vista a las tres primeras. El director, a mi modo de ver, no es bueno. O, al menos, no para hacer esta película o para filmar este tipo de historias.

En fin, Harry potter y la orden del Fénix me pareció excelente. Es la película más corta de las habidas hasta ahora; pero, paradojalmente, filma el libro más largo.

¿Por qué me gustó? Porque tiene nuevamente, los mismos valores o virtudes o bienes o ejemplos a seguir que presentan todos los libros y todas las películas de Harry Potter: amistad y amor, lealtad y entrega, valentía y compañerismo, sinceridad y búsqueda de la verdad.

Porque nadie es perfecto, como ninguno de nosotros lo es. Me explico: todos luchamos por ser mejores, pero no llegamos a la perfección aquí en la tierra, esto es, todos tenemos "pifeas" y cometemos errores; pero nos esforzamos por superarnos y por mejorar, no nos desanimamos por las caídas, sino que nos volvemos a levantar.

Algunos han criticado a la Rowling porque sus personajes no son... totalmente buenos, como correspondería a un libro infantil o juvenil. Lo dicen en la película: cada uno tiene un lado obscuro y otro bueno, es lo mismo de la Guerra de las Galaxias... cuando Anakin va descubriendo el lado oscuro dentro de sí mismo y se deja dominar por él, ver La metamorfosis de Anakin Skywalker

Pero a mí no me parece que a los niños, ni a los jóvenes haya que mostrarles modelos perfectos. No, prefiero mostrarles a otros niños o jóvenes, como en el caso de Harry y sus amigos que no son perfectos, que tratan de luchar por ser mejores, por descubrir qué es ser mejor, qué es lo correcto a realizar en cada instante. Me gustó, por ej., que en el primer libro, Ron y Harry (Hermine, por descontado) se hayan esforzado por estudiar para las pruebas.

Entre paréntesis, en esta película, Harry descubre que su propio papá no era tan bueno como él se imaginaba, sino que se burlaba y hacía sufrir a Snape, que era el loser o perdedor de aquella época. Esto explica, pero no justifica en lo más mínimo, la actitud hostil de Snape hacie Harry.

Volviendo a lo principal, esa búsqueda es precisamente la vida misma y no otra cosa; no somos máquinas programadas para comportarse de tal o cual forma...

No, somos seres libres que buscamos hacer el bien, pero para ello, tenemos que saber primero qué es el bien y después, luchar por realizarlo.

Luchar con nosotros mismos, "saltar sobre su propia sombra" o "no ponerse a una misma en el camino", como se dice en alemán. Y esto queda, a mi modo de ver, magistralmente mostrado y demostrado en la historia de Harry Potter.

Es increíble cuando Harry Potter se da cuenta que él puede vencer a Voldemort en su interior (después de la triste muerte de Sirius Black -me encanta Gary Oldman, es una pena que no lo veamos más-) y se da cuenta precisamente lo puede vencer, porque él tiene algo que el Lord no tiene: amor y amistad, de sus amigos, de sus profesores y de sus padres (aunque ya fallecidos, siguen estando, de alguna manera, a su lado, como se ve en la lucha entre Harry y Voldemort en el cementerio, al final de la película anterior).

Luna Lovegood (la que más parece alemana de todos, y no me refiero a su pelo rubio, sino a su personalidad simple, pero bondadosa) le hace ver que él no está solo; pero que Voldemort quiere que lo piense. Luna no es tonta (como pensé en un comienzo, pero me doy cuenta que estaba en un error) sino que es lunática = está en la luna, aparentemente, pero siempre está ahí y tiene las soluciones, además se juega por los demás, es entregada y generosa; es sólo que está como ausente.

Y él se da cuenta que se ha vuelto hosco con sus amigos, como una especie de mecanismo de defensa. Pero, que, en realidad, tiene que "abrirse" a los demás y no pensar que no lo entienden (es lo que le reprocha a Dumbledore al final de la película, en una actitud un tanto injusta de él, de Harry), sino que aceptarlos.

Uno de los personajes de la Rowling que más me gusta es el de Seamus Finnigan y en esta película no me decepciona, por el contrario. Seamus es valiente, sincero y abierto. Y lo es tanto que se levanta en medio del comedor de Hogwarts y, a la vista y oídos de todos, se disculpa ante Harry por no haberle creído. Hay que ser valiente para pedir perdón en esa forma y para reconocer, frente a todos, que se equivocó.

Dolores Umbridge, por su parte, es intolerable. Pero cuánta gente así hay en nuestra sociedad... Obsecuente, cruel, desalmada, doble... ella practica lo que, en Alemania llamamos el principio de la bicicleta: agacharse hacia arriba (hacia Fudge, tiene nombre de calugas escocesas mmmmm...) y patear hacia abajo. (Sus ayudantes inquisidores, igual de obsecuentes).

Tan mala como la periodista que terminó convertida en insecto, Rita Skeeter... lo tenía merecido.

Fred y George, ¡extraordinarios! ¡Espectacular su despedida de Hogwarts! Qué pena que uno muera en el libro 7... Es como en la guerra en que -se dice- los mejores son los primeros que mueren. Me encantaría comprar los productos Weasley.

Mrs. Weasley se ve cada día peor, pero no hay que dejarse llevar por las apariencias. En cambio, el cada día más malo de Lucius Malfoy, se ve cada vez mejor, pero curiosamente, sólo en el papel de Lucius.

Pobre profesora Trelawney, debo reconocer que tenía tantos reparos en su contra como Hermine; pero después de esta película... ¡estoy a su favor!

La Umbridge, a propósito, más que inquisidora, es la típica superreguladora... Algo que a los abogados no nos gusta nada: la superregulación.

Hermine pronuncia abiertamente -como ha hecho Harry desde hace tiempo- el nombre de Voldemort. Tienen razón, no hay justificación alguna para no llamarlo por su nombre.
Fíjense que Dumbledore, en esta película, la única vez que se dirije a él, le dice Tom.

Sobre lo del beso de Harry y Cho, realmente no sé por qué han hecho tanto alarde... Totalmente normal.

En suma, me pareció una película excelente, como para verla varias veces. La música, fantástica (a diferencia de la de la película cuatro) y también la fotografía (un poco obscura, pero también lo es la historia misma).

No sé si se dieron cuenta que Harry no mató a Bellatrix Lestrange (que se ve como una gótica), pudiendo haberlo hecho, lo que demuestra una vez más que él se atiene al estado de derecho y está convencido que no se debe hacer justicia por su propia mano... Si la hubiera asesinado, probablemente, no hubiera escapado al control por parte de Voldemort.

Si, en definitiva escapa a su control, no es tanto, por las "clases" de Snape sobre la materia, como porque él entiende lo que lo hace superior a Voldemort.

En fin, a lo mejor, me pueden avisar si escriben algún comentario a la película para saber qué les pareció y enlazarlo... y, si alguien quiere escribir algo y publicarlo aquí ¡será bienvenido!


Shrek the Third - salvemos lo genuino, lo auténtico de lo falso y artificioso


De 6 de julio del 2007

El martes vimos Schreck 3. Me gustó mucho, personalmente más que uno (muy buena) y dos (apenas me acuerdo de ella). Ah, en inglés (y probablemente en castellano, se llama Shrek).

Antes de seguir adelante... Mak comentó la película en su estupendo blog (De todo un poco) y me encantaría ponerle un enlace; pero no puedo, snif, ¡porque no puedo ver su blog! Antes no se podía ver con el Explorer, sino sólo con Firefox, ¡hoy no se puede ver con ninguno!

En todo caso, el enlace es este, por si lo pueden ver: Película: "Shrek Tercero"

Shrek es un antihéroe, su viaje es un viaje de regreso, para lograrlo tiene que vencer algunas pruebas.

Ver Joseph Campbell - El viaje del héroe

Fiona es una héroe secundaria; pero menos antihéreo que él. Esto es, es más héroe, heroína.

Representa el amor en el fascinante esquema del viaje Campbell.

Sus mentores son el burro y el gato (en alemán habla con acento ruso, no sé cómo pretenden que sea un gato español) y Fiona que además es amiga y compañera en el vaje.

Todas estas historias de Shrek, en el fondo, plantean un mismo dilema: aquel ENTRE LO GENUINO Y LO IDEAL,

aunque como manifesté en el foro de este excelente artículo de Benita (como todos sus posts):

"me quedo con lo genuino... aunque mientras más se parezca a lo ideal, tanto mejor".

Algunos temían que fuese demasiado vulgar... No, no lo es. La 1 era más vulgar.

Merlin... parece un sr. mayor alemán, por la ropa (sobre todo por las sandalias con calcetines, llamadas medias en algunos países) y por su tendencia new age, de la que la película se ríe.

Las princesas... horribles, parecen niñitas del curso de Mali, ver Germany's next top model vs. Harry Potter

No me molesta en lo más mínimo la demitificación de los cuentos de hadas...

En fin, me pareció una película buena.

Espero que no sea la última, me muero de ganas de saber cómo les va a Shrek y a Fiona con sus ogritos. Y al burro con sus burros-dragones... Un ejemplo de integración y de pluriculturalidad.

Como asimismo, qué tal le va a Arturito como rey.

También me preocupa el futuro de la reina Lillian, de lo que nada se dice, pese a que contribuyó esencialmente a conservar lo genuino y salvarlo de lo artificial y artificioso (para seguir con el argumento tomado de Benita), además de falso, personificado por Prince Charming que tiene sin duda, una fijación con su mamá, que debe haber sido una bruja espantosa.