lunes, 31 de diciembre de 2007

Die Flucht


Desde Mali's World, más (el artículo está en alemán) sobre esta película (DVD):

Die Flucht


domingo, 30 de diciembre de 2007

Die Flucht 1a. parte


Es una película para televisión (como casi todas las películas alemanas buenas). El mercado cinematográfico alemán es reducido y es muy difícil producir cintas que "lleguen" a todo el mundo, tanto por la calidad que se espera de los artistas, como por la de la cámara, como también por la temática.

Sí, esta es una historia muy propia de Europa central durante el s. 20. Es un drama histórico, como nos explica Ulrich Göpfert en su excelente página.

La historia de fondo es la Vertreibung, la expulsión de los alemanes del territorio de Prusia Oriental (hoy compartido entre Polonia y Rusia); pero, para que no sea un documental más, tiene, una historia central de amor y varias historias o relaciones paralelas.

La historia de amor más importante es protagonizada entre Lena (Magdalena, un nombre muy poco aristocrático, me parece que fue mal escogido) y Francois (trabajador forzado francés, sí, durante la guerra, hubo muchos "enemigos" condenados a trabajos forzados, sobre los trabajadores forzados, ver Ernst Leitz el otro Schindler, lo que escribo sobre su hija, Elsie Leitz en quien se podría haber basado la película).

Pero no, supongo que, para llegar al gran público, ávido de conocer la vida de los royalty, tenía que ser una "condesa" la protagonista.

Y el héroe no podía ser un ucraniano (aunque los ucranianos se ven muuuuuy bien, iba a escribir mejor que los franceses, pero no quiero llegar tan lejos), porque los ucranianos.... en Alemania, es que no son tan chic, tan bien vistos, como los franceses.

El actor francés (Jean-Yves Berteloot), aunque el personaje es bueno, el actor no me gusta. Está como demás, tiene la boca torcida y hay sólo unos pocos momentos en que se ve realmete bien (de lejos y de frente). Verse mejor que su rival Heinrich no es muy difícil.

Es muy raro cómo habla Francois, parece que todo el tiempo estuviera susurrando. ¿Habrán querido darle un toque sensual? que, por otra parte, no corresponde, sobre todo porque Lena habla muy fuerte, como sí corresponde a esa generación de mujeres de la nobleza alemana, además es "muy mandona", como también puedo atestiguar que eran /son este tipo de mujeres.

Maria Furtwängler, por el contrario, me parece una muy buena actriz, se ve bastante bien, de manera que podría haber sido una actriz internacional. Es la comisario o comisaria (no sé cómo se dice) en una serie policial alemana de televisión que es bastante popular, Tatort. Su personaje es bastante real, no exagera, ni quita nada.

Es la típica condesa alemana que sabe lo que tiene que hacer, la mujer alemana (la única que puedo admirar) que actúa de acuerdo a los dictados de su conciencia (algo muy kantiano, después de todo estamos en Ostpreussen, la patria de Kant). A diferencia que casi todos a su alrededor, incluyendo a los del castillo vecino, a los Gernstorff, quienes se amoldan a las circunstancias y cumplen su deber, da lo mismo cuál sea su deber. Esto de cumplir el deber por el deber o como un fin en sí mismo (lo que se denomina un Selbstzweck), es más kantiano aún.

Los Gernstorff (sobre todo el tío Rüdiger) cumple con su deber y se alinea con los nacional socialistas. Para así obtener los favores que de ellos necesita y poder continuar trabajando la tierra heredada de sus antepasados ininterrumpidamente desde hace 600 años. Además él es un servidor del estado, que ha pasado a sustituir al rey.

Sophie, su sra. es demasiado débil (consumida por la morfina, no olvidemos que, en aquel entonces, se abusaba de la morfina, llamada en la película el oro líquido, para calmar muchos dolores; el problema era que los pacientes, aún ya curados, seguían siendo dependientes de la droga) para hacerle frente, tanto a su marido como a las circunstancias. Ella había cumplido su deber de darle a la familia Gernstorff, tres hijos varones, que era lo único que les interesaba a "las familias", según ella misma le dice a Lena.

Lena se había ido de Prusia Oriental a Berlín, después de que su papá la rechazó por no querer deshacerse de la hija que estaba esperando, sí, ya en aquel entonces parece que ya se practiban los abortos y al más alto nivel social. Ella vuelve a su casa, supone que para ver morir a su papá -que, en un comienzo la rechaza- y, en el fondo, su regreso y el conocer a su nieta, contribuyen esencialmente a su recuperación. Recuperación que acaba en el suicidio antes de que los soldados soviéticos entren a su casa y unos minutos antes de que maten a sangre fría a su mayordomo Dietrich. De la Convención de La Haya y del derecho internacional, no se había escuchado nunca.

Rüdiger, marido de Sophie discute con Ferdinand (su hijo menor y el preferido de su mamá; otro hermano ya había caído en la guerra, al igual que el hermano de Lena) y le reprocha que esas ideas que tiene (en contra de los nazis, en contra de la guerra y porque ha visto los horrores cometidos por los nacional socialistas en contra de la población civil) son como las de Stauffenberg y Cía. Sí, no podemos dejar de mencionar que el grupo de Stauffenberg y otros se reunía en un castillo en Prusia Oriental y que, si bien, estas discusiones no trascendían a la luz pública, lo más probable es que los nobles de la zona, hayan sabido de ellas.

Al cumpleaños de Sophie llega el vice Gauleiter (uno de los jefes regionales del partido, el subjefe sobre un Gau, que era una división territorial propia del Partido Obrero nacional socialista). Llega justo cuando Ferdinand cuenta de los horrores de la guerra y por qué él no quiere volver al frente oriental.

Sin duda, un cuerpo extraño que no "pegaba" en lo más mínimo en la celebración. Un hombre simple (como eran los dirigentes del partido), mal educado, poco fino, un esclavo de las ideas de la raza y del socialismo nacionalista propiciado por esta ideología, una de las dos más deletéreas del s. 20. Pero un personaje con poder... y por eso había que mostrarse servil frente a él, para cambiar un favor por otro, de acuerdo a la forma (a mi modo de ver) equivocada de ver la vida según el do ut des romano, el doy para que des del derecho romano.

Supongo que algo así fue lo que le ocurrió a la "condesa Rechnitz", aunque en realidad, ella no era de la nobleza, sino que era de una familia de industriales (Thyssen), casada (por dinero, porque él necesitaba el dinero de ella para seguir criando caballos) con un conde húngaro.

La escena de las violaciones de las dos mujeres por parte de los soldados rusos está bien, no es ni mucho, ni poco. Durante decenios se guardó silencio sobre el tema y las que más silencio guardaron fueron precisamente las mujeres víctimas de ellas, como si hubiera sido "culpa" suya.

Sí, por siglos se vió la violación como parte del botín, de acuerdo a un atávico derecho de guerra. Recién en el siglo 21 se ha reconocido la violación, crimen contra la humanidad en el derecho internacional, más bien en el derecho penal internacional y ello, gracias a Carla del Ponte

Tenía que ser un historiador inglés, cuyo nombre olvidé quien "destapara" hace apenas unos años lo ocurrido: (los millones de) violaciones que tuvieron lugar por parte del Ejército Rojo y con conocimiento y por orden de sus superiores en los territorios vencidos.

Después de todo, doce millones de alemanes, entre 1945 y 1948, fueron expulsados o debieron abandonar (que es lo mismo, si se quedaban, los mataban, las violaban y destruían sus casas) de sus respectivos pueblos, donde sus familias habían vivido, en muchos casos por más de 600 años. De ellos, dos millones de personas murieron en la huída.

En la película, de ninguna manera se deja mal a los polacos, cómo podrían haberlos dejado mal, si fue el Ejército Rojo el que devolvió con muerte y horror lo que los nacional socialistas les habían hecho a ellos unos años antes. La discusión con el gobierno polaco sobre el museo de las explusiones en Berlín es una tontería, algo propio de gente que vive en el pasado, del tipo Kaczyński y similares.

Durante la película, especialmente en la segunda parte, cuando se ve cómo los nazis intentaron evitar la huída de los alemanes de estos territorios (Lena les reprocha una y otra vez que no hayan evacuado antes la región => no les importaba la población civil a la que estaban dispuestos a sacrificar), recordé Der Untergang, Downfall, El hundimiento, La caída.

En la película recién mencionada (basada en el libro de un insigne historiador, Joachim Fest; Die Flucht está basada en la obra de dos periodistas mujeres, una de ellas, de la familia Dönhoff y sobrina nieta de la conocida editora del izquierdista Die Zeit, Marion Gräfin Dönhoff), se pone de manifiesto el convencimiento del Führer y su cohorte de fanáticos que "sostenían que un pueblo que no es capaz de vencer una guerra, es un pueblo que merece morir". Esta idea es, en otras palabras, las que repita el viceGauleiter ("aunque quede una sola mariposa en Ostpreussen, ésta debe resistir hasta la muerte") e incluso Fritz, una y otra vez.

Fritz merece unas líneas, el pequeño nazi. El partido, según le explica a Lena su mamá Babette es la posibilidad de subir, de estudiar, de ascender socialmente. Sí, esa gente pequeña, esos pequeños burgueses son quienes hicieron tanto daño a Alemania.

Cuando Fritz -siempre vestido como Hitlerjugend- decide irse a la guerra y su mamá trata de impedírselo, su abuela le reprocha: "cómo quieres que actúe de otra manera, desde que nació, no ha oído otra cosa (que la propaganda nazi), tampoco de ti". La abuelita tiene toda la razón.

Babette, su mamá, está muy bien caracterizada como una mujer sencilla que ha servido desde que nació a una familia noble. Se dice que en Prusia Oriental, la situación social era plenamente feudal, todavía en el s. 20. En la segunda parte de la película asistiremos a su metamorfosis que, en realidad no es tal, sino la otra cara de la misma medalla.

Asimismo, pienso que, en mi vida en Alemania, he encontrado a muchos Fritz... con su personalidad de denunciantes.

Y también a muchos Heinrich, abogados formalistas y positivistas que no ven -como Kelsen- que hay un derecho más allá del derecho positivo. Tienen muchos crímenes (que no lo son porque se ajustaron a derecho) a su haber. En el caso de Heinrich, incluso el suicidio de su hermano.

Pero de este tema, hablaremos al comentar la segunda parte.


sábado, 29 de diciembre de 2007

Luther, Lutero


Luther es una co-producción alemana-nortemericana, según leo en "la cajita". No obstante, en la base de datos, dice que es "sólo" alemana.

Filmada fundamentalmente en la Rep. Checa, pero también en Alemania e Italia. Los actores principales son británicos (y un canadiense, Spalatin) y los secundarios, preferentemente alemanes y también británicos, como Molina, que tiene un nombre indudablemente muy inglés y que, no sé por qué, pero me recuerda a Creedence

Es buena, me parece recomendable. Fue financiada por luteranos de todo el mundo y por la Iglesia Evangélica alemana.

Una de las críticas favorables que encontré ayer en Alemania decía "buen teatro evangélico, con muy buenos actores", claro, ver al suizo británico Peter Ustinov (muy bueno lo que dijo en los "extras") es un placer. Fue su última película antes de morir, estaba ya en silla de ruedas.

Aunque, una que vive en un país luterano, sabe que parece que los luteranos o se alejaron mucho de Lutero, al menos en la versión que muestran en la película o que Lutero no fue así: luchando por la libertad y por actuar de acuerdo a su conciencia y libre de ataduras, pensando por sí mismo. Qué quieren que les diga, sus tataranietos de eso, no tienen ya mucho, sino que se han plegado más que ninguna otra confesión religiosa a los dictados de la autoridad estatal.

De partida, cuando comparan (en Roma, en una conversación entre el Papa León "el cazador", Cayetano y Aleander, con este nombre, no pude dejar de pensar en Harry Potter, por Ollivander) a Lutero con Erasmo de Rotterdam, sólo pude esbozar de esbozar una sonrisa.

Erasmo, contra Lutero, defendió la libertad del hombre. Para mí -salvo en su antisemitismo que lo acerca a Lutero, también muy antijudío- Erasmo fue un gran hombre, un renacentista que pensó por sí mismo y amó y defendió la libertad humana.

... a diferencia de Lutero, que pensaba que el hombre había nacido derrotado por completo debido al pecado original e incapaz tanto de ser libre, como de realizar actos meritorios. Por eso, la salvación depende exclusivamente de Dios y quien se salve o quien no, queda entregado por completo a (al capricho) la voluntad divina, que es aleatoria. Por eso, la fe luterana tiene mucho, demasiado de confianza.

Los actos buenos de los luteranos (de)muestran que han sido por Dios elegidos para la Salvación (esto último me lo explicó un amigo teólogo evangélico, QEPD, nada menos que discípulo de Karl Barth, uno de los grande teólogos evangélicos del s. 20, originariamente, eso sí tengo que decirlo, calvinista).

Esto se ve muy claro por ej., cuando Martín entierra a Thomas (entre paréntesis, yo también lo habría enterrado, porque sabemos que una persona que se suicida, no es que rechace a Dios, sino que probablemente, no está en uso de todas sus facultades, sobre todo, cuando es un niño) (1) que pensaba que Thomas se había suicidado porque "lo había vencido el demonio". (Un detalle se les pasó en la película: no se puede dar la absolución a un muerto ya hace horas o días e incluso amortajado).

Y aquí llegamos a otro punto que me llama la atención: las escenas, son muchas y desde que era monje, de esas luchas nocturnas entre él y el demonio me parecen muy raras. No dudo que hayan tenido lugar, teóricamente él mismo habló de ellas, pero son del tipo esquizofrénicas y hacen que me permita poner en tela de juicio toda la personalidad del hermano Martín.

Lo otro que me impresiona es que se hace monje movido por el miedo (ver la primera escena) y fíjense en las palabras de su papá que se lo dice con palabras muy claras. En alemán, sobre todo... Por el miedo y no por el amor... mal fundamento es el miedo, el Angst, tan típicamente alemán.

La relación entre Martín y su papá, parece que era pésima. El papá le reprocha que se haya hecho monje (por miedo, esto se lo dice), en circunstancias que él se había sacrificado por décadas para enviarlo a la Universidad a estudiar derecho (fue donde conoció a Spalatin, el secretario de Federico).

Tal vez es por esta circunstancia que Martín se aferra a Staupitz (¡está muy bien Bruno Ganz!) su confesor y guía espiritual y una especie de superior en el convento agustino. Entre ellos hay una relación de padre e hijo, en él encuentra Martín al padre que no encontró en su papá real.

Importante es lo que le dice Staupitz al joven Lutero: "No es que Dios te odie, es que tú te odias a ti mismo". "No es Dios el que tiene ira contra ti, eres tú el que tiene ira contra Dios".

Él busca a un dios que lo quiera como un padre... como no lo quiere su papá y encuentra a Staupitz. De su mamá... nada, ni una palabra.

Sí, Lutero parece que era absolutamente riguroso (¿o será rigorista la palabra en castellano?) y me parece que mezclaba o confundía -al menos así lo presentan en la película- sus propios problemas, el temor de no salvarse con la Salvación de las almas, en general, por así decirlo. Hay un problema de subjetivismo absolutizante que veo prolongado en Alemania, hasta hoy. Ver La fe es una cosa (sustancia) y no actitud interior

En la película, Girolamo Aleander es el alter ego de Lutero (para hablar en los términos de Joseph Campbell y su viaje del héroe).

Tal como Lutero y como Kajetan von Thiene (que, aunque era italiano, es uno de los principales santos bávaros) quería reformar la iglesia, sabía que la simonía y las disolutas costumbres de los hombres de iglesia (el hermano Martín le cuenta a Staupitz incluso sobre los prostíbulos para sacerdotes que vió en Roma) no podían continuar así. Esto queda muy claro en el diálogo entre Cayetano y Girolamo luego del fallecimiento del Papa que, de haber vivido un poco más, "habría vendido incluso el Vaticano".

Pero la diferencia está en lo que Staupitz dice a Lutero en Worms: "yo te mandé a que reformaras la iglesia, no a que partieras el mundo en dos". A lo que Lutero responde: "cambiar el mundo cuesta", en el sentido que su precio es alto.

En la película se muestra a Cayetano disputando con Lutero, en privado pero algo es algo. Tal vez si hubiese habido más disposición a conversar, a dialogar.

Si Lutero hubiese visto más ejemplos de vida sana... quiero decir santa. Pero claro, si los cardenales eran hechos cardenales aún siendo menores de edad -Aleander se lo representa al mismo Papa León X- sólo por ser de una cierta familia que necesitaba el puesto para influir de tal o cual forma en la política europea y no por mérito pastoral o teológico y/o por santidad. Si no había vocación sino oportunismo, simonía, venta de cargos, nepotismo, etc., etc. No me extraña que la "peste" (como la llama en la peli nuestro gran Carlos V) se haya esparcido por Europa o, al menos, por Alemania y la Rep. checa, Polonia, el Báltico, Holanda, etc. etc. La peste tenía el mejor caldo de cultivo que nos pudiésemos imaginar.

Influyó también el nacionalismo o provincialismo o regionalismo ya naciente. Staupitz manda a Lutero a Roma para que "vea el mundo", dice que le hará bien. Pero al hermano Martín no le gusta el mundo, sólo ama su provincia sajona. Por eso, Staupitz le hace ver que en Leipzig (oh, la peligrosa gran ciudad) también hay simonía y curas que se comportan indebidamente.

La clave está en Federico de Sajonia, dice el Papa León. Y tiene razón, pero Federico no le entrega a Martín. Años más tarde, otro de los príncipes electores sajones se re-convierte al catolicismo sólo para poder ser rey de Polonia... Afortunamente no impone a sus súbditos su nueva religión, sino que los deja en libertad. Gran parte del pueblo de Sachsen retorna al catolicismo y otra parte, no lo hace. Gracias a quienes lo hiceron, tenemos tantos edificios barrocos en Sajonia, por ej., en Dresden. Como info de background, el barroco fue un movimiento típicamente católico que no se compaginaba con la seriedad de los luteranos, que despreciaban el barroco, como un "arte católico".

Karlstadt fue más lejos que Lutero, al igual que Melanchton y, sobre todo, que los campesinos, (yo viví en un pueblo donde había predicado Melanchton).

Lutero vió que su intento de cambiar del mundo se le había ido de las manos, escribió en contra de los campesinos y los nobles (no dudo que algunos hayan estado realmente convencidos de las tesis del hermano Martín) se subieron al carro de los vencedores y mataron entre 50 mil y 100 campesinos (aunque Spalatin le replica que entre los muertos hay también nobles), en un genocidio sin precedentes. Y además, confiscan los bienes eclesiásticos... (lo que queda de los edificios después de destruir las imágenes de los santos).

Por eso, Martín, cuando la ex-monja Catalina de Bora le pide que se case con ella, le responde que sus manos están teñidas de sangre. Al final, igual se casa con ella, dicen que Catalina era terrible... en la película sale algo de ello.

Si Aleander hubiese sabido dialogar y escuchar en vez de hablar y exigir, tal vez (dije tal vez), Martín hubiera sido una especie de Erasmo, de Cayetano o de Teresa de Ávila y no hubiese "partido el mundo en dos", de las heridas de la separación, aún nos estamos recuperando en Alemania que fue, en realidad, lo que Lutero dividió.

Aunque no fue él solo quien lo partió, fue la tozudez del stablishment político-religioso, ayer como hoy y la avidez de los nobles.

Muy buena la música, excelente la ambientación, extraordinario el vestuario.

Exagerada, eso sí, la vestimenta renacentista del matrimonio (boda) entre las ex-monjas y los "jóvenes de Wittenberg". No, en Alemania no creo que haya habido esa ropa de colores, menos aún entre los luteranos de entonces. Vean los cuadros de aquella época, incluso los de Cranach el Viejo (que también aparece en la cinta), no no andaban vestidos así, así andarían los italianos, pero no creo que los alemanes. Una concesión a la belleza que el luteranismo no creo que haya hecho. Pero como concesión cinematográfica, la agradecemos.

Fiennes está muy bien como Lutero, a nadie se le escapará que se ve mucho mejor que el profesor de Wittenberg

______________________

(1) Del (para hablar con Lutero) Catecismo católico romano, cito:

2282 (...) Trastornos psíquicos graves, la angustia, o el temor grave de la prueba, del sufrimiento o de la tortura, pueden disminuir la responsabilidad del suicida.

2283 No se debe desesperar de la salvación eterna de aquellas personas que se han dado muerte. Dios puede haberles facilitado por caminos que El solo conoce la ocasión de un arrepentimiento salvador. La Iglesia ora por las personas que han atentado contra su vida.

viernes, 28 de diciembre de 2007

3:10 to Yuma


A mi modo de ver, es una película muy buena. Es una nueva versión de una película antigua, un remake de un western homónimo de los años 50 (concretamente, de 1957).

Parece -ya que hace poco salió The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford que están de moda los western (me alegro); pero esta es mucho mejor -a mi modo de ver- que la historia de Jesse.

Acción desde el comienzo, una buena historia, personajes creíbles y bien caracterizados.

En Alemania han criticado que es todo "en blanco y negro": unos buenos y otros malos. La verdad es que no lo pienso, sobre todo viendo la transformación de Ben. Además, los buenos no son todos buenos, a veces son malos, como Hollander y su ayudante al que Ben asesina, por lo que, tenemos la tentación de alegrarnos.

Como actores, Russel y Christian, realmente extraordinarios.

La relación padre - hijo es tematizada -en paralelo- una vez más. La relación (in)existente entre Ben y su papá y, la relación principal, entre Dan y su hijo William. Para no mencionar la relación entre Ben y su mamá, que lo abandonó con ocho años.

La relación entre Ben y Alice es menos problemática, hasta que se interpone Ben entre ellos... y ella piensa en cómo podría haber sido su vida; pero son sólo fuegos artificiales.

Fíjense en el diálogo entre Ben y William, en que Ben le dice al chico: "en la ciudad, hay unas mujeres que no olvidas nunca" y doc Potter le advierte: "no olvidas las enfermedades que te contagian". Ben, de alguna forma, vive de los fuegos de artificio.

En realidad, a Ben le gustaría terminar, acabar con su mala vida de asaltante, se quiere jubilar, huir al otro lado de la frontera, a México, que fue históricamente un lugar de refugio para que los perseguidos por la justicia norteamericana. Por eso, propone a la dueña del bar-hotel, irse con él a México, donde ella podría tener un hotel y cantar. Si ella hubiese dicho que sí, no lo habrían atrapado y... no habría habido película.

La muerte de Charlie Prince no es casualidad, más bien, su asesinato a sangre fría, por parte de Ben obedece a que Charlie era "su creación", era como su hijo. Charlie dice a los otros (al "indio" y al "mexicano") que ellos son lo que Ben ha hecho de ellos y les advierte qué sería de nosotros sin Ben.

Nuevamente vemos una suerte de relación padre-hijo. Por eso, tenía que acabar con él, no sólo porque había matado a Dan, al que, en realidad, Ben quería salvar, sino porque debía acabar con lo que él mismo había creado para poder retirarse.

Dan protagoniza un viaje del héroe, siendo en realidad un underdog, pero uno que, al final y, sobre todo, a los ojos de su hijo, se convierte en un super héroe.

Ben es su acompañante, su alter ego, quien hasta cierto punto, tiene poderes mágicos... (estoy hablando en las categorías de Joseph Campbell) para salvarlo a él y al grupo de todas las terribles situaciones en que se encuentran a lo largo del camino. Por ej., aquella con los indios. Poco a poco se va creando una suerte de camaradería que, sin ser un síndrome de Estocolmo, se convierte en una amistad o de extraña compenetración entre Ben y Dan, sobre todo. Dan muere en la apoteosis, propia del héroe que se entrega. Y Ben también se entrega, pero menos apoteósicamente, porque silva a su caballo que sigue al tren, lo que indica que huirá nuevamente.

La figura de Dan crece sobremanera a los ojos de Butterfield, de quien... del cumplimiento de su palabra, dependerá el futuro de la familia Evans.


miércoles, 19 de diciembre de 2007

Rayco : 15 películas


Rayco nos da su lista de 15 películas que podemos ver en las vacaciones, gracias querido amigo!

¡A ver qué les parece!

cine Y vacaciones.


sábado, 15 de diciembre de 2007

Hollywoodland - Hollywood Verschwörung


Esta semana, las únicas películas que teníamos intenciones de ver, las daban a las 11 de la noche o a las 3 de la tarde. En consecuencia, sacamos un DVD de la mediateca, de una de esas cintas que, por alguna razón, no habíamos podido ver en el cine:

Hollywoodland
es el título original y Hollywood Verschwörung, denomínase en alemán. Ignoro cómo habrán traducido el nombre en los países de habla hispana, yo lo habría dejado en Hollywoodland.

No me arrepiento de no haberla visto en la pantalla grande. Es: muy larga y muy lenta. Es como un puzzle cuyas piezas no se juntan... ni siquiera al final de la historia.

No, porque, como dice Eddie Mannix, "no hay pruebas". Mannix, a quien interesa el dinero. Tiene en la mente cuánto ha ganado él o los otros empresarios con cada película y sólo puede hablar del tema.

Supongo que para los norteamericanos y también para quienes se interesen por la historia del cine, esta será una historia conocida. Sí, porque esta película se basa en hechos reales. Está inspirada en ellos, pero no puede ser fiel a la realidad, porque la realidad no se conoce exactamente.

Hay tres posibilidades para resolver el caso y las tres son presentadas al espectador más o menos a la misma altura, como igualmente probables.

Aunque, tal vez, la última -por ser última- es presentada como la "más probable" y con ello, la más real. Además, la posibilidad de que Leonore lo haya asesinado, es -más o menos- descartada por Louis.

Todo esto que nos cuenta esta película -que, en alemám tiene un título muy expresivo: la confabulación de Hollywood- significa que la "empresa cinematográfica" en Hollywood está construida sobre bases criminales. Casi mafiosas. Un tema para pensar, sobre todo a quienes somos amantes del cine gringo. Y que, además, como Superman, "luchamos por la jusiticia" y no nos perdemos informe de Transparencia Internacional.

Pasando al fondo del tema: no, no es imposible un amor entre una mujer mucho mayor que su joven amante.

Pero tampoco es imposible que termine como aquí, sobre todo si ella lo ve a él como su posesión, como uno de los regalos de su marido: la casa, el dinero (el reloj que ella le regala) y el apoyo para el amante de ella, "que debería hacerla feliz", como Eddie le aclara cariñosamente a Toni al final de la película.

Si no la hace feliz... le ocurre lo que le ocurrió: se muere, no diré si se suicida o lo matan, en cualquiera de los dos casos, da lo mismo, porque sabemos muy bien quién es el culpable.

Me impresionan las palabras de Toni, cuando él le cuenta que "tiene otra" (otra mujer, claro). Es especialmente duro como ella lo humilla. Esta escena tiene un paralelo con aquella otra en que él limpia su auto y ella le dice que no lo haga. Parece que nunca lo hubiera querido, que no hubiese confiado en él, que nunca lo aceptó como lo que era, parece que solamenta lo utilizó... Y él, él la utilizó a ella.

Surrealista es la escena en que Toni presenta a George (su amante) a Eddie, su marido, en compañía de la amante de este último, una japonesa -Miss Yoshida- que no habla inglés, de manera que es imposible entenderse con ella.

Pobre George, eso le pasa por confiar en mujeres ricas y mayores que él.

Qué malas experiencias tuvo siempre con las mujeres: su mamá, un cuento aparte, la que lo engañó acerca de la muerte de su papá, Toni y al final, Miss Lemmon.

El único "que se salva" del trágico final de todos los personajes que iban en pos del éxito, la fama y el dinero (pasando por el poder, como Eddie) es Louis Simo, el único que no existió, no es un personaje real, pero si uno posible. Dicen que se parece a muchos personajes, el más parecido es un detective que efectivamente trabajó un tiempo en el caso, llamado Milo Speriglio.

Al final, Louis acaba su viaje del héroe exitosamente... supongo que habrá dejado el alcohol, al menos el exceso del mismo.

Sinceramente, o yo soy muy ignorante, en cuanto al tema, o la película podría haber sido mejor.


lunes, 10 de diciembre de 2007

Behind Enemy Lines - Im Fadenkreuz - Tras la línea enemiga


Leo en Wiki acerca de la "inspiración histórica de la película" que:

"The movie is loosely inspired by the experiences of former USAF Captain Scott O'Grady, who was shot down on June 2, 1995, over Bosnia. He managed to survive for six days before being rescued. He reportedly filed suit against the producers of this film for defamation of character and making a film about his ordeal without his permission. The characters and events the film portrays are, however, almost entirely fictional. O'Grady never entered populated areas, interacted with civilians, or was pursued by Serb forces.

"In fact, the experiences of the character in the film would seem to be based more on those of the British pilot, Lieutenant Nick Richardson, a Sea Harrier FRS Mk.1 pilot of the British Royal Navy, who was shot down over Bosnia in 1994. Some scenes also bear a striking similarity to those from the fictional book Point of Impact by ex-RAF pilot John Nichol who was a prisoner of war during the 1991 Gulf War. Most notable of these is the execution by Serbs of an injured second crewman in a two seat fighter jet in Bosnia, an act which is observed by the main character".

Como quiera que sea, la película es terriblemente real (pero menos dramática de lo que fue la realidad en aquel entonces no lejano, estamos hablando de hace una década y no más) y se queda corta, pues muestra sólo un flash back de lo que fue el genocidio de los musulmanes por parte de sus "hermanos yugoslavos", los serbios.

Un tema muy actual, sin el que no se explicaría lo que vivimos hoy en los Balcanes, ver La independencia de Kosovo el lunes 10 de diciembre

Serbia era / fue la nación hegemómica en la ex-Yugoslavia. El ejército estaba comandado fundamentalmente por serbios.

Yugoslavia fue fundada después de la I Guerra con motivo del desmembramiento del Imperio Austro-Húngaro y por obra de las potencias europeas vencedoras. Fundamentalmente, GB y especialmente, Francia.

La actitud de Piquet, el Almte. francés, se explica por la atávica preferencia francesa en favor de los serbios -un pueblo tradicionalmente enemigo del Imperio multiétnico y pluricultural de los Habsburgo, lo que era mirado con muy buenos ojos por la Gran Nación-.

Recordemos que la política francesa de entonces estaba a favor del manteminiento de Yugoslavia y, si esto no era posible, de mantener la hegemonía de los aliados serbios en la región.

Me pregunto si las órdenes de París hubiesen impedido el rescate de un oficial francés... Sobre todo, si éste hubiese sido hijo de algún político.

El genocidio de los musulmanes (y antes, los ataques a los otros pueblos del la artificial Yugoslavia) fue un hecho, basado en el racismo... en la creencia de que hay alguna etnia superior a otra, lo que en Alemania, conocemos muy bien.

Excelente actuación de Owen Wilson y de Gene Hackman. Como también de David Keith.

Se filmó en Eslovaquia, en los Carpatos. Preciosos los paisajes. Fue un invierno muy cálido, de manera que tuvieron que traer nieve de Londres... ¡Hubieran filmado en la Alta Trata, seguro que había nieve. ¡No puedo creer que, en Wiki, no haya artículo en español sobre esta cadena montañosa!

Los actores no son serbios, sino croatas, muy bien caracterizados, como serbios, claro. Los serbios tienen la tradición militar soviética y eso se nota bastante en la película, para ello, Moore (el director y su equipo) fue/ron asesorados por ex-yugoslavos.

Por supuesto que se distingue los militares serbios, monsieur Piquet, vea Ud. no más las letras cirílicas de los tanques soviéticos (todo soldado de la NATO recibía la instrucción para reconocer los tanques y los uniformes).

El ataque a Hac o Hach, describe tímidamente la realidad. Por algo hay tantos serbios acusados ante el Tribunal de La Haya. Personificados en la cinta por Miroslav Lokar. A propósito, ¿con quién hablaría tanto por teléfono? ¿Con Belgrado o con algún político occidental? Es algo que queda abierto en la película.

La única escena que me parece irreal es aquella en que Burnett hace explotar el campo minado.

Sí, lamentablemente, en esta región del mundo, algunas ciudades y los bosques (en una de las últimas escenas, cuando Sascha deja morir a su acompañante) son verdaderos campos minados, con "minas contra personas", de esas que están prohibidas por el Derecho Internacional, pero no todos los países han ratificado el tratado.

Muy bueno el trabajo de cámara, aquí, cuando explotan las minas, hay una escena en que los soldados serbios son alcanzados por las ondas de detonación.

Lo mismo se puede decir de las frozes frames, este detener la cámara, durante la escena en que se derriba el avión.

Es cierto que, "detrás de las líneas enemigas involuntariamente" es un tema de la cinematografía desde los años 20 del siglo pasado, pero eso no quita nada del mérito a esta excelente película, en que se describe un episodio de la historia europea reciente.

Es un viaje del héroe que tiene por misión llevar el CD con las fotos obtenidas en un vuelo de reconocimiento sobre una región en guerra.

Burnett se cuestiona la guerra y este es un elemento nuevo. O, más que la guerra, se cuestiona la calidad de policías de los norteamericanos en el mundo, concretamente en una región del Sur de Europa que, a los estadounidenses, no les va ni les viene (no hay petróleo).

Él, como tantos otros norteamericanos, no se explica por qué están estacionados en el Mar Adriático, en un conflicto que no tiene relación alguna con su país. Y cuyos nombres geográficos son, para ellos, impronunciables. (Aunque, gracias a Dios, es el navegante).

De alguna forma, es el pensamiento de muchos, lamentablemente, tambien en Europa e incluso, dentro de la Unión Europea.

La película demuestra cuál es el interés real en la región, porqué vale la pena estar presentes en Los Balcanes (hoy como ayer, pienso yo), para evitar un genocidio mayor al que tuvo lugar. No sé si saben que el mismo viernes, una muchedumbre de serbios atacó al francés jefe de las tropas de la OTAN en el Kosovo y a su segundo, un militar alemán. Y eso que teóricamente no tiene armas, no quiero imaginarme qué harían si las tuvieran.

Otro que sale en la película, del cual se muestran escenas reales porque, como se pueden imaginar, no es actor es el criminal de guerra Ratko Mladic

A propósito, habría que preguntarle al Almte. Piquet si él no reconoce las kalashnikov.

No, no es cierto lo que dijo Bismarck: "No vale lan pena sacrificar los huesos de un sólo soldado pomerano por Los Balcanes". No es así...

La música, excelente.

A mí me pareció una muy buena película, no estamos ni ante un Rambo, ni nada por el estilo. Se trata de un oficial que trata de cumplir con su deber, no sólo como militar, sino también como hombre, bien entrenado y que lo logra.

Gracias a Sky News como representante de la prensa crítica y objetiva, que no se deja utilizar.

Una mención a "Ice Cube", uno de los jóvenes que ayuda al Tte. Burnett, un joven que admira la cultura norteamericana o, más bien, internacional, que ha aprendido algo de inglés a través del rap y del hip hop. Me encanta que la joven musulmana (no tiene velo, pero sabemos que lo es; debe haber escapado de alguna masacre en las montañas) le pase la botella de Coca-Cola a Burnett.

"Ice Cube" es un joven con esperanzas, pero sin muchas expectativas. Una región en guerra, no puede surgir. Las heridas en Los Balcanes son muy profundas. Tardará mucho curarlas, pero hay que empezar ya.

Eslovenia ya es parte de la Unión Europea, esperemos que pronto lo sea Croacia. Y, ya veremos. Y esperemos que Kosovo sea pronto independiente, tal vez hoy.

Bosnia, Serbia y Montenegro, tendrán que esperar un poco para poder ingresar a la Unión.

Muy buena película, a mi modo de ver, muy recomendable.


sábado, 8 de diciembre de 2007

Mr. Brooks


Sinceramente, me decepcionó un poco... me la había imaginado mucho mejor. Pero es el problema subjetivo de ir a ver una película que piensas y esperas que será muy buena y resulta que es... normal.

Es cierto que, como dice Rayco (elrincóndelermitaño, quien, de ermitaño no tiene nada), en el foro de De niños, zancudos (o mosquitos) y luciérnagas), "el argumento y la narrativa no son buenas".

Sí, pienso que la historia es muy buena. Tal vez, eso sí, demasiadas casualidades... Como encontrarse a Thorton Meeks por casualidad.

La relación entre Earl y Marshall es lejos lo mejor de la película, a mi modo de ver, al menos. En mi opinión, William Hurt actúa muy bien en el papel de Marshall.

Un caso de esquizofrenia, me recordó -cómo podía ser de otra manera- a A Beautiful Mind

¿Podrá existir una enfermedadcomo esta, que conduzca a una persona a asesinar en serie por adicción? ¿Será esta enfermedad hereditaria como para que pase a la hija? ¿Por qué no ha habido en la historia del crimen, mujeres asesinas en serie? Que actúen solas, claro, no que sean la "asistente" de algún varón asesino en serie.

A ver si Hilda (La cámara de las meditaciones), ahora que tenemos a una doctora en la blogósfera y una que sabe mucho de adicciones (ver "Estudio sobre la adicción a los juegos de computación), nos puede orientar... pasaré por su blog a pedirle una mano.

Rayco nos dice que Demi "Moore ha realizado un papel correcto, últimamente hace cosas buenas. Debe ser Ashton Kutcher", ja ja, así es querido amigo. "La Moore" me convenció, al igual que Danielle Panabaker (a quien conocimos en Yours, Mine and Ours - Tuyos, míos, nuestros) o Jane Brooks.

No así la relación entre la madre y el padre, ni menos entre la madre y la hija, ni entre el padre y la madre. La única relación que me parece bien lograda, como expresé más arriba, la más importante por lo demás, es la existente -o inexistente- entre Earl y Marshall.

Volviendo a la historia misma, habría que recomendarle a Mr. Brooks acudir a un buen psiquiatra y llevar consigo a Jane (y a Emma, que no me explico cómo no se da cuenta de nada) y dejar los Alcohólicos anónimos, porque esa no es la terapia adecuada para él.

Es evidente que, en esta película, la justicia no triunfa... Que se asesina a un inocente para proteger a la culpable o enferma (no se puede hacer todo por proteger a la familia), que me parece una denominación más adecuada. Además de "tapar" muchas muertes anteriores culpando a... no les digo para que no se pierda el suspenso cuando la vean.

A Mr. Smith también habría que haberlo enviado al pisquiatra. Pero todo es muy tarde.

El final es relativamente abierto y tal vez la detective Atwood se quedó pensando, lo mismo que quedó sin contestar en el caso Zodiac: ¿fue un asesino o fueron varios?

Nosotros nos preguntamos: ¿se quedó Jane con la empresa, como insinuó Marshall? ¿Volvió éste a ser tan importante en la vida de Earl? ¿Nació su nieto (de Earl, claro) o Jane decidió abortarlo? Un poco raro que una persona que tiene tantas muertes a su haber se horrorice porque su hija le dice que quiere abortar.

En fin, no es la película del año; pero el argumento, el libreto sí es muy bueno y además, como dice Rayco, "me reí en algunos momentos", también nosotros nos reímos...


lunes, 3 de diciembre de 2007

Below


Ayer en la noche, vimos una película de misterio.

Below
se llama y es antigua. La base de datos dice que es del 2002 y la califica (genre) de Horror / Mystery / Thriller, pese a que se supone que no es de horror...

Es diría yo, más una película de misterio, entre paréntesis, qué amenazante se ve el Atlántico...

De las tres escenas no mostradas, habría dejado las dos finales. Especialmente la segunda, que le habría dado a la cinta un carácter de película de acción.

La tercera, también, porque se entendería mejor el final, aunque le daría el toque tal vez demasiado dramático -que no estaría mal- y, el director piensa, también horrorífico, lo que no alcanzo a entender completamente.

Además, habría dado el toque final a la actuación de Olivia Williams como la heroína y única mujer en toda la película.

Pensé en Benita (Mis jefes llevan chupete) que se preguntaba, hace poco, en este blog. por qué había casi sólo héroes y no heroínas.

Sí, porque en esta película, el héroe es una heroína: Claire, secundada por un héroe: Odell.

Cuenta la historia, por no decir el final de un submarino durante la II Guerra. Pero no piensen que es una película de guerra, no es de misterio. Y el misterio es omnipresente.

No es la película del año, en ella no actúan artistas muy conocidos (al menos yo no los conozco); pero no está mal. La vería de nuevo.

En cuanto al fondo mismo de la historia: la causa de todo es el honor mal entendido, capaz de sacrificar vidas humanas (incluso la propia) por evitar el deshonor... familiar.

Camaradería igualmente mal entendida, que "tapa" sus propios errores y los de los demás. Es precisamente lo que NO hace Ritchie en la película anterior, ver American Gangster

Es positiva la transformación de Stumbo, fundamentalmente gracias a Claire y a Odell.

Positiva la entereza del más joven de todos, que demuestra que un estricto código de conducta sí se justifica, aún en circunstancias muy adversas.

Como vivimos en la era de los juegos de computación, varias veces estuve inclinada a pensar que sería bueno "parar la guerra", detenerla, alzar la bandera blanca y decir: perdimos, nos vencieron, nos rendimos. ¡No queremos más guerra! Pero me temo que, en las guerras de verdad, a diferencia de lo que ocurre en los juegos, esto es imposible.

Hace unos años (supongo que hasta Saving Private Ryan, de Spielberg) habría sido imposible mostrar a los norteamericanos cometiendo crímenes de guerra, actos prohibidos por la Convención de la Haya, como le recuerda Claire a Brices, que hace caso omiso de las palabras de la enfermera británica.

En suma, buena, pero no creo que sea del gusto de todos, solo de los amantes de las historias de misterio. Más aún ambientadas en esa época...


sábado, 1 de diciembre de 2007

American Gangster


El martes pasado, vimos American Gangster Una vez más, Ridley Scott, no nos decepcionó. La película es muy buena y daría para escribir un post muy laaaargo, como no los voy a aburrir haciéndolo, trataré de concentrarme en lo que me pareció más significativo.

La ambientación -a fines de los 60 y comienzos de los 70- es excelente. Y esto, no sólo en cuanto a la decoración, las calles, los autos de entonces, esos que consumían litros y litros de combustible y producían litros y litros de CO2.

No sólo en este aspecto, sino que también en cuanto a la forma de pensar y, sobre todo en cuanto al comportamiento sexual de aquella época. Como decía un amigo de nuestro grupo ante la increíble promiscuidad de todos -menos de Frank Lucas- este acostarse con todas y muchas veces no saber ni siquiera cómo se llaman, no sería hoy posible.

La relación matrimonial (o ex-matrimonial) entre Richie Roberts y Laurie Roberts -una historia paralela- es muy interesante y también reveladora de la mentalidad de una época.

En el tribunal, él le reprocha a ella haberlo abandonado por ser un detective correcto y que, por ejemplo, no se quedó con el (casi) millón de dólares que él y su pareja (como detective) encontraron en un vehículo (y con el que se quedó otro policía, según se sabe después, ooops, perdón, no quiero revelar este tipo de detalles, porque muchos de Uds. aún no la han visto).

Ella le responde que él piensa que la única corrección está en ser un policía honrado; pero que nunca le importó no ser honrado con ella y engañarla con otras mujeres. Que esto es lo que acabó con el matrimonio y no que él no se haya hecho millonario por vías ilícitas.

Aparte claro de que él no tenía tiempo para su hijo.

No, porque durante el transcurso de la película, Richie - Russell Crowe se recibe de abogado e incluso se ve cómo empieza a trabajar como fiscal. Supongo que esto lo habría podido soportar Laurie y suplir a su marido en la educación del chico, pero lo que no podía admitir -y con razón- era la infidelidad.

La familia de Frank Lucas interpretado magistralmente (no podía ser de otra forma) por Denzel Washington) es una familia unida. Se ayudan, se quieren, pretenden lo mejor para sus miembros, en fin, lo que se alaba siempre en una familia... familia unida.

Pero, ¿esto basta? Sinceramente, ¿basta que una familia esté unida y, entre ellos, sean los mejores? No sé por qué me parece que no. A este respecto, me "autocito" (ver Little Miss Sunshine:

"Se ha dicho, según me contaron, en la historia se muestra la unidad de la familia. Bueno, pero ¿es la unidad familiar un valor en sí? Sinceramente, pienso que no. Las familias de la mafia calabresa (ver Ndranghetta) están unidísimas. Lo que me dice a mí si la unidad es buena -o es mala- es la finalidad de la unidad. El por qué de la unidad. ¿El por qué y el para qué la familia está unida? Soy muy teleológica..."

Lo que su mamá le dice: "tus hermanos y primos harán lo que tú hagas"... y "mira donde los has conducido".

Lucas tiene una doble vida: ante los ojos públicos, es un honorable ciudadano, acaudalado y mecenes (como su antecesor) Bumpy Johnson. A propósito, quizás, una persona tan inteligente como Frank, hubiese podido tener otro destino, salir adelante si hubiese tenido otra educación y no hubiese pasado lo que pasó cuando niño y le cuenta a Ritchie. Y hubiese tenido otro ejemplo a seguir y no el mafioso Bumpy.

Y por la otra, Frank es un mafioso capaz de asesinar a sus enemigos (Tango) con sus propias manos... bueno, con su propia pistola, a la luz del día y a vista y paciencia de todos los habitantes del lugar que él controla. Como ante los ojos de sus hermanos y primos.

Entre paréntesis, Lucas (en la foto de la izquierda) no se veía tan bien como Denzel...

Eva, ex-miss Puerto Rico, ¿qué habrá visto en él? O ¿está demás la pregunta?

Sí, esta es una película basada en un hecho real. Es una historia verídica. Por supuesto que tiene elementos que la hacen más atractiva para nosotros; pero el núcleo es auténtico.

Nos preguntábanos cómo podían los jóvenes de entonces consumir tanta droga. Sara me dice que era la cultura, la música, el entorno que te conducía a eso...

Claro, en esa época no habían visto los males (muertes y enfermedad) que causa la droga. Que causó la droga en gente que hoy tiene a lo mejor 60 años (por las calles de "mi pueblo" circulan algunos/as que, seguro que -a juzgar por cómo se ven hoy- en aquel entonces se lo fumaron e inyectaron todo).

Y los gobiernos no habían realizado las campañas anti drogas en los colegios (a veces, un poco exageradas, en Alemania, porque a todo le llaman drogas, han caído en el otro extremo).

Nixon (se lo ve en la televisión) tenía razón: "la droga es (era) el problema más importante que tenemos". Supongo que muchos habrán dicho que era un retrógrado...

Terrible es que una cantidad tan grande de policías se haya corrompido. Entre ellos el compañero de Ritchie, al que éste trata de ayudar; pero, en definitiva, no puede...

Josh Brolin o el detective Trupo y su tropa es/son de lo peor. (Se parece a Pepe Cortisona, para quienes conozcan a Condorito).

Los ex-compañeros del Ritchie real han criticado que no todo el trabajo lo hizo él solo, sino que ellos fueron importantísimos. No creo que en la película esto se deje de lado; pero es un antecedente a tomar en cuenta: tal vez la participación de los otros policías fue mayor de lo que se muestra.

El intento de detener la operación en el aeropuerto (me parece que quien lo intenta y casi lo logra es un policía del FBI) por "no dejar mal a los soldados muertos en Vietnam"... es el típico intento de "tapar" una acción objetivamente mala por "razones de estado".

Lo que dice: "un negro no puede lograr lo que no han logrado ni italianos ni judíos" es muy significativa del que no quiere ver la realidad. Lo que es improbable, no es imposible.

En fin, muy buena, recomendable, cruda o no, real, muy real. No más cruda de lo que es la realidad.

La música, típica de Scott, muy buena. Russel, inmejorable. Carla Gugino (Laurie), me reconcilié con ella gracias a este personaje... es que los Spy Kids no me gustan mucho y ella era la mamá.


viernes, 30 de noviembre de 2007

La historia de Giselle - Enchanted


Del blog amigo El rincón del ermitaño, me gustaría recomendarles este artículo, en cuya primera parte, Rayco se refiere a "la nueva película de Disney", La historia de Giselle o, en original, Enchanted o encantada.

¡Gracias Rayco!

El artículo es:

Fin de semana cinematográfico.


miércoles, 28 de noviembre de 2007

El orfanato


Esta película, dudo que la vea (aunque ganas no me faltan), porque a mi cine no llega (casi nunca) cine español, pero me acordé que Luna (desde su desván) nos la había recomendado y me doy cuenta que nuestro querido amigo Mak, la vio, así que los dejo con su comentario:

Película: "El orfanato", con Belén Rueda y Geraldine Chaplin


Me doy cuenta que, al igual que Benita (Mis jefes llevan chupete), Mak reconoce que le dan miedo las películas de miedo.


martes, 27 de noviembre de 2007

The Nightmare Before Christmas, Pesadilla antes de Navidad


El fin de semana vimos una película de 1993 (!) pero que, les prometo que parece que fuera de hoy: The Nightmare Before Christmas

¿Por qué no la vimos en su momento? Hay sinnúmero de razones, entre ellas, porque pasó desapercibida en Alemania.

Supongo que, entre otras causas, porque es una película con una temática muy norteamericana. Se refiere a temas que cuesta un poco entender si una no conoce la cultura de los gringos. Sobre todo, el año 93, cuando la globalización cultural apenas balbuceaba sus primeras palabras en Alemania.

Asimismo, hay que reconocer que se refiere a un personaje que no es muy querido por estos pagos: el Weihnachtsmann u "hombre de la Navidad" o Santa Claus, en los Estados Unidos y otros países.

He escuchado -no sin cierta sorpresa, porque me parece que el tema no da para tanto- prédicas enteras en su contra, además de "discursos" de madres y de padres que ven en este personaje -que conozco desde mi más tierna infancia y en quien nunca creí (es que recibí una educación muy racional)- verdaderos discursos de sobremesa en su contra.

Y el otro personaje es un tal Jack, en "super fantasma" de Halloween... Ya, Halloween causa también muchos problemas en Alemania... No pertenece -se dice- a nuestra tradición. No, se supone que los únicos alemanes de origen celta (o con un % alto de celtas, aunque no sé si esto sea o no efectivo) son los bávaros.

No, para eso tenemos en Alemania al conejo de pascua que reparte huevos de colores que han puesto las gallinas de pascua... y esto, muchos lo encuentran cristiano... A decir verdad, con todo lo no-cristiano que pueda ser halloween, es más cristiano que el conejo de pascua y sus gallinas que tienen más que ver con las antiguas fiestas de la fertilidad de los pueblos "bárbaros" que habitaban esta región del mundo que con el cristianismo.

Lo que sí hay que reconocer es que el conejo y las gallinas son más alemanes que Jack, en fantasma jefe del Halloween irlandés o celta, o norteamericano.

En fin. Los alemanes se pierden de muchas películas por sus innumerables prejuicios en contra de la cultura norteamericana.

Jack Skellington es un fantasma (un esqueleto, como bien expresa su nombre) que tiene una nostalgia por algo que le falta y que no sabe qué es. Lo va descubriendo de a poco y casi sin querer. Siendo observado en su búsqueda por Sally, la creación del Dr. Finkelstein, que es una suerte de Dr. Frankenstein en versión para niños.

Este es el único personaje con respecto al que tendría reparos por el potencial de violencia contra la mujer... concretamente contra nuestra heroína: Sally. Finalmente, Finkelstein crea una mujer -de su edad y elegante- a su altura. A la que da la mitad de su cerebro. Me parece más "sana" esta relación que aquella con Sally.

Jack descubre poco a poco que es lo que le falta: la alegría, concretamente la alegría que él ve en la Navidad.

Y trata de suplirla y de obligar a sus súbditos expertos en Halloween a captar la esencia de la Navidad.

Pero no lo logran. Evidente, porque lograrlo está fuera de su naturaleza, no pueden porque no es "lo suyo".

La historia habría terminado mal si no fuera por la valiente intervención de Sally que salva a Santa Claus del Bogeyman (o Boogeyman, lo he visto escrito de las dos formas; en la película, Oogie Boogie), otro personaje típicamente estadounidense.

El alcalde (mayor) del mundo de Jack es también un personaje típico del Halloween, al igual que las dos brujas. Para qué hablar de los vampiros.

Jack se da cuenta de que él no puede ser un Santa Claus, si él es un fantasma, un esqueleto. Lo que le corresponde es asustar a la gente en la noche de brujas y no repartir regalos de Navidad.

La gente, los hombres no entienden que Jack y sus súbditos tienen muy buena intención, que lo que han hecho no lo han hecho por malos, sino simplemente por no captar lo que, en derecho romano se expresa en el principio según el cual, nadie da lo que no tiene o nemo dat quod non habet.

En fin, todo vuelve a "la normalidad", triunfa la naturaleza de las cosas y Jack se da cuenta que lo que realmente necesita, de lo que verdaderamente tiene nostalgia es del amor y que la única persona que se lo puede dar (nótense las palabras de "recomendación" de Santa Claus) es Sally.

En general, me dan lata los musicals, tengo que reconocerlo. Aquí también cantan mucho, pero... realmente cantan muy bien (la música de Danny Elfman es muy bonita), al igual que los textos, muy expresivos. Mutatis mutandi, me recordó al Murciélago (la opereta).

Entre paréntesis, Tim Burton tiene cierto parecido con los personajes... Ey, lo digo en serio, no es nada malo; de mí han dicho que me parezco a una de las dos brujas.

La película fue realizada con una técnica antigua (viene del siglo 19 y comienzos del 20, se llamaba en alemán, Puppentrickfilm), llamada hoy Stop-Motion. Claro que ahora ha sido muy perfeccionada, lógico. Esto significa que, para un minuto de filmación, se necesita una semana de trabajo; pero valió la pena porque el resultado es excelente.

Corpse Bride, del mismo Burton fue producida con esta misma técnica.

En fin, a mí me gustó... y a mis amigos del grupo de cine, también. Pero es nuestra opinión personal.


domingo, 25 de noviembre de 2007

películas norteamericanas made in Ucrania


Queridos amigos, leo en el blog de Nicholas, desde Kiev, que no sería raro que pronto gozáramos de películas animadas norteamericanas, pero producidas en Ucrania.

Hollywood Cartoon To Be Made In Ukraine

Sin duda, una muy buena noticia.


jueves, 22 de noviembre de 2007

Charly y la fábrica de chocolate


Queridos amigos: me gustaría recomendarles este estupendo -realmente muy bueno- artículo de Martín,

Charly y la fábrica de chocolate, sobre una película también buenísima.


miércoles, 21 de noviembre de 2007

La leyenda de Beowulf


Ayer la vimos, la verdad es que no todos en mi grupo de amigos querían ir a verla... tampoco yo tenía muchas ganas, sobre todo porque "la película anterior", como Uds. saben, no me gustó (ver Beowulf and Grendel) y, tenía "prejuicios" en contra de esta. Pero después de haber visto ésta, tengo ganas de volver a ver la anterior...

No, no es mala (pero tampoco me pareció muy buena) y además, "había que verla" por lo de la... cómo se llama... Performance-Capture-Procedimiento. Algunos dicen que es el futuro del cine. Probablemente, no lo será; pero permite "crear" algunas escenas imposibles de filmar de manera "normal".

Es increíble cómo este procedimiento mejoró al actor Ray Winstone (Beowulf) que se ve como se ve; pero en la película se ve -como Beowulf- ¡totalmente distinto!

Sin embargo, por mucho que lo hayan mejorado mediante el procedimiento de Performance-Capture, hay que reconocer que Ray Winstone no es Gerhard Butler (el Beowulf de la película anterior).

Esta técnica hace que las escenas se vean como un juego de computación, lo que explica el tipo de público con que compartimos la noche de cine: adulto joven masculino. Como es para 12, es posible que durante la tarde haya habido más teenagers, pero nosotros fuimos a la función de la noche.

Nos reímos mucho con los comentarios que hacían... un público muy indisciplinado, lo que no es malo si las bromas son simpáticas. Ello me conduce a preguntarme si se puede tomar esta película totalmente en serio. Supongo que este es el riesgo de hacer una película que parece "película para niños".

Claro que no lo es, no es una cinta para niños, no es una "película de dibujos animados"... aunque la historia de Beowulf, al parecer, se lee mucho (en el colegio) en el mundo anglosajón. Debe ser una especie de Mío Cid nórdico. Es un handicap que juega en contra de quienes conocemos a Rodrigo Díaz, pero no a Beowulf... Beowulf, eso sí, es mucho más antiguo que el héroe castellano (o valenciano).

Al parecer, Beowulf and Grendel es más fiel a la historia que esta nueva película.

El elemento sensual... el anzuelo con que, al menos en Alemania, lograron llevar a más de algún varón al cine: Angelina Jolie desnuda. Perdonen que los decepcione, pero está tapada, porque, como es animación... Nuestros co-espectadores se rieron mucho en el momento en que muestran sus pies, calzados con zapatos de taco alto que, en el siglo 5 ó en el 6°, verdaderamente no existían... es un detalle ridículo en que cayeron Zemeckis y Cía.

El que sí sale desnudo es Beowulf. Pero... al igual que al chico de los Simpsons, "no se le ve nada", porque siempre hay algo que lo tapa... esto también es medio ridículo y ha sido bastante criticado.

En el poema épico, Beowulf se saca la armadura, pero conserva su espada, no dice que se haya sacado toda la ropa. Además, qué frío, brrr, en ese paísaje invernal danés... En la película no hay verano, sólo inviernos, incluso los años se cuentan en "inviernos".

La aproximación de esta película al cristianismo (esta es, al parecer la época en que se cristianizó Dinamarca) es muy pobre, se simboliza a través de unas cruces en el cuello (de la reina) y de la conversión de Wealthow y de Unferth que, sin embargo, sigue tratando pésimo a su sirviente Cain (qué nombre), en una actitud muy poco cristiana.

Incluso me atrevo a decir que en Beowulf and Grendel, cómo mostraban la evangelización de estos rudos pueblos, era mejor.

Aquí los dos reyes, Hrothgar (Anthony Hopkins, no es ningún placer verlo cuasi desnudo, aunque sea sólo una suerte de animación) y el mismo Beowulf tienen éxito como conquistadores (pobres frisios, son nuestros compatriotas del Norte de Alemania, vivían en lo que hoy es Frisia Oriental, Schleswig-Holstein y... en Holanda) y como reyes que consolidan el reino; pero a costa de no tener hijos (humanos) y de que su reino sea azotado frecuentemente por los ataques de un monstruo (un troll y después un dragón, ambos, hijos del respectivo soberano).

Es su carga, su fardo, el producto de sus pecados (de lujuria, por supuesto, como corresponde a una historia medio puritana, pues, para los puritanos no hay peor pecado que el de la lujuria... aparte de la vanidad, claro), lo que aplasta al rey (primero a Hrothgar y después a Beowulf) y no lo deja ser feliz, es, además, su secreto...

Pero Beowulf no es Frodo y este aspecto "tipo moraleja", me parece que está super mal expresado en la película.

Siguiendo con el tema de la lujuria, no se imaginan cómo se rió todo el cine cuando Beowulf llamó a su amante por su nombre: Ursula, nombre típicamente alemán.

La solidaridad entre las dos mujeres -la reina Wealthow y Ursula- que se muestra en el Burgfried (no sé si este nombre está traducido al castellano, es la parte de un burgo donde no se pelea) del castillo es digna de ser destacada.

Finalmente, la muerte del dragón junto a su padre trata de ser tierna... sin lograrlo.

Me pregunto qué hace Wiglaf entrando al mar... no me digan que la historia continuará y tendremos a un tercer rey que engendra un hijo con la bruja o con el monstruo marino (!) Que yo sepa, esta leyenda tiene dos partes y no tres. En La leyenda de Beowulf se cuentan las dos; en Beowulf and Grendel, sólo la primera. De manera que Wiglaf, ¡sale del agua! que esta historia no tiene tercera parte y, además, estás muy viejo (aunque el monstruo marino debe ser más viejo aún).

En fin, la música... como muchas otras, nada especial.

Me inclino a pensar que si Zemeckis hubiese hecho una película para niños y menos sexista (los cantos de los guerreros) y menos machista (la actitud de los mismos frente a las mujeres), la podría haber vendido exitosamente como una historia para niños. Pero así, a medio camino entre una cosa y la otra, me temo que no tendrá mucho éxito.


lunes, 19 de noviembre de 2007

Der Untergang, Downfall, El hundimiento


Es la mejor película alemana (seria) que he visto.

Seria, porque las cómicas de Loriot Pappa ante Portas y Ödipussi , sí son muy buenas). ...que conste que no me gusta el cine alemán... no por principio, sino porque realmente la gran mayoría de las cintas, las encuentro muy malas.

Sara piensa que el Untergang parece (o tiene mucho de) película de televisión y, estuve pensando que, en lo que toca al trabajo de cámara (esta es mi explicación) es realmente un trabajo de televisión. No hay nada novedoso, sino que es muy convencional. Distinto a lo que Hollywood nos tiene acostumbrados.

Asimismo, en el plano de la actuación, hay escenas que más parecen escenas de teatro que de cine, por ej., aquella discusión entre Fegelein y el resto de los militares, después del ataque de ira en que Hitler dice que "todo está perdido" o algo por el estilo.

Aquí, incluso los actores parecen inseguros hasta de su "parlamento". Tal vez sea porque Thomas Kretschmann (interpreta a Fegelein) no está acostumbrado a trabajar en alemán. Es broma, es porque vive y actúa en los Estados Unidos, fue el capitán del Venture en King Kong de Peter Jackson

Hay otras escenas, como aquella en que los militares huyen de Berlín que también parecen más de reconstrucción amateur que de película de cine.

Pero tal vez son las más reales de todas, porque en la realidad escasean los efectos especiales a los que nos tienen acostumbrados los anglosajones.

Una amiga alemana me cuenta desde España que tradujeron el nombre de la película como "El hundimiento". Pero hundimiento es una voz que no tiene ni la mitad de la fuerza de la alemana Untergang.

Sólo para que se hagan una idea de ello, les cuento que el libro de Oswald Spengler, que se ha traducido al castellano como "La decadencia de Occidente", en alemán (el título original) se denomina Der Untergang des Abendlandes

La historia es muy buena, hay que agradecer el libreto a Bernd Eichinger; pero más que nada a Joachim Fest, historiador (uno de verdad y muy crítico, en eso nos parecemos) en cuya obra "Hitler. Eine Biographie", se basa la película.

ERROR: El libro en que se basa la película es, al parecer, Der Untergang, del mismo Fest, no su biografía de Hitler, sorry y gracias a Sara que me lo advirtió en el foro.

Además, Fest escribió un libro sobre Albert Speer, otra de las figuras más importantes de esta historia.

Y, por supuesto, el libreto está basado además, en el relato de su secretaria, Gertraud "Traudl" Junge, la joven secretaria de Hitler.

Traudl había escrito un libro antes con Traudl Junge la periodista Melissa Müller, titulado "Bis zur letzten Stunde. Hitlers Sekretärin erzählt ihr Leben" = hasta la hora final. La secretaria de Hitler cuenta su vida.

Cuenta Traudl que el Führer le ofreció un avión que la llevaría de regreso a Baviera; pero ella lo rechazó... Lo que también sale en la película.

De alguna forma, Traudl debe o puede haber encontrado en Adolf al padre ausente, que había emigrado a Turquía (sí, antes eran los alemanes quienes se iban a Turquía) para poder trabajar (debe haber tenido prohibición de trabajar o algo así, porque integraba una organización de la extrema derecha que combatía la República de Weimar y fue prohibida).

En este libro se basó el documental austriaco Im toten Winkel – Hitlers Sekretärin, que tiene un título muy acertado, porque un toter Winkel es ese ángulo que no se ve.

Y esto ocurrió con ella... una joven que comenzó a trabajar a los 22 años como secretaria del Führer.

El único de los hombres importantes que habla con ella es Speer, un artista de rasgos mentales misteriosos, probablemente un genio de la arquitectura (su hijo llegó a ser un arquitecto de éxito, pese a llamarse Speer), ministro de armamentos del Reino.

La relación entre Speer y Hitler debe haber sido muy especial, hay una escena en que ambos observan las maquetas de la gloriosa y magnífica, por no decir megalómana y socialista ciudad de Germania -que Speer había planeado- y esto, en medio de la artillería que se escucha a su alrededor...

Fíjense que Speer baja la vista cuando el Führer lo mira, no puede resistir su mirada...

Fíjense además en la escena en que ambos se despiden y Speer le dice a Hitler que él ha desobedecido la orden de destruir las obras de abastecimiento básico de las ciudades alemanas (agua, electricidad, gas) para que los aliados no encuentren nada, porque habría significado firmar la sentencia de muerte del pueblo alemán, habría "significado volver a la Edad Media" le aclara Speer que es la única orden suya que ha desobedecido y que eso no ha mermado nada la lealtad que le tiene.

Hitler le responde que un pueblo que ha perdido una guerra, es un pueblo que no merece vivir.

Eva Braun (que debe haber sido tontísima, tanto como el "trepador de la pirámide" -uno de los militares le dice que es un "carrerista", esto es, una de las personas a las que sólo le interesa su carrera, subir y subir- de Fegelein, su cuñado) le había dicho a Albert que el Führer había tenido ciertas dudas sobre él...

Al despedirse, Hitler no le da la mano, deja a Speer con la mano estirada... Speer estuvo 20 años en prisión... y murió hace no mucho en Londres. Su libro está en casi todas las casas de intelectuales que conozco. Eso no quiere decir que el libro sea bueno...

Bruno Ganz es un actor suizo (de mamá italiana), por lo que le debe haber costado interpretar a un austriaco como Hitler, me refiero al acento. Esto lo digo medio en broma.

Lo interpreta muy bien, lo del pelo, la mano, sus gestos... Y los arranques de furia.

Sí, cuando Hitler ve que todo se hunde (=> hundimiento), no hace otra cosa que gritarles a todos e increparlos por incapaces y fracasados.

Les dice a los generales que su paso por la academia militar no les ha servido nada más que para aprender a comer con tenedor y cuchillo y que él, que no pasó por ninguna (claro, Hitler era en realidad, un fracasado y un hombre muy inculto, pero probablemente inteligente; lo que nos demuestra una vez más lo peligrosa que es la inteligencia cuando no la acompaña la bondad, sino la maldad) conquistó la mitad de Europa.

Dice el Führer que un pueblo que ha perdido una guerra, que ha fracasado es un pueblo que no merece vivir... que los fuertes y los débiles y las razas superiores y todas esas aberraciones que todos conocemos y que, lamentablemente piensan tantas personas hoy día, aún sin ser nacesariamente nazis.

Eso explica la frase de Goebbels a Mohnke cuando éste le dice que los Hitler Jugend (la juventud del partido obrero nacional socialista) mueren como moscas, porque no tienen, ni la preparación militar, ni las armas.

Entonces Goebbels le dice que ellos eligieron morir así... y agrega que él no entiende lo que es el Mitleid (= sentir con, la compasión). Sí, me imagino que un hombre que mata a sus propios hijos y a su sra. no puede entenderlo...

Los mató ella, Magda, que merecería un capítulo aparte... la first lady del Reino (del Tercer Reino), hija natural de una empleada (sirvienta en algunos países, aunque el término no me gusta en absoluto), su papá se casó con su mamá (pese a la diferencia de clase) y luego su mamá encontró otro mejor y más rico, un comerciante judío y se divorció del primero para irse con Friedländer que educó a Magda como a su propia hija y le dió su apellido.

Y una esmerada educación en un internado de Bruselas... Magda se enamoró de un judío sionista y casi se va con él a Israel. Pero no, encontró a uno más rico, a un Quandt, de una de las familias (aún) más ricas de Alemania.

La familia Quandt tenía reparos porque ellos eran "buenos evangélicos" (así llamamos a luteranos y calvinistas en Alemania) y ella tenía un apellido judío...

Joseph Goebbels tenía un pie equinovaro y medía sólo 165 centímetros, por lo que los germanos se reían de él, decían que era un "germano enanizado" (que pertenecía al grupo de los Schrumpfgermane).

Una mención merece el comentario del hijo de Goebbels quien, cuando la artillería arrecia, se alegra de estar ahí cuando hay tantos truenos... claro, eso es lo que le dijeron, que se trataba de truenos... (detesto que se mienta a los niños).

Magda era una fanática, dice que sus hijos no merecen vivir en un mundo sin nacional socialismo... mutatis mutandi, durante décadas, he escuchado a alemanes de carne y hueso, sostener que ellos no quieren traer hijos a este mundo cruel... que no vale la pena vivir, porque no tiene futuro, ni destino. Generalmente los culpables son el capitalismo o la contaminación ambiental o la sobrepoblación (¿cuál? ver Cada día somos menos : sigue disminuyendo la población en Alemania) o las tres.

Goering era, como dice el mismo Hitler, un morfinómano.

Se ha dicho que la película muestra la trivialidad de la vida en el bunker en comparación con los sufrimientos de la población. Claro, Eva Braun dice que al Führer le interesa más que le consigan comida vegetariana que cualquier otra cosa.

No sé si saben que Hitler era vegetariano y ni fumaba (a diferencia del resto de la gente del bunker y que conste que, en aquel entonces, las alemanas "bien" no fumaban), ni bebía alcohol.

Pero me parece que el mensaje va mucho más allá de eso... La gente del Bunker fuma y se emborracha, porque sabe que pronto morirá, o por su propia mano o a manos de los rusos.

Es evidente que esta película no corre el riesgo al que Santiago Orrego (Pro-vocación) aludía en el blog de su hermano (ver referencias en mi blog Los nazis y los hijos, los vecinos y la naturaleza):

"El error fundamental de Hollywood, suponiendo que hayan tenido la intención de evitar la repetición del horror Nazi, es justamente (... el) que siempre me ha molestado: muestran a los nazis como monstruos afectivos, y nadie, evidentemente, se siente en riesgo de llegar a ser como ellos; debieron haberlos mostrado tal como eran: tiernos con sus hijos, leales y esforzados esposos, amantes de la naturaleza, preocupados por sus vecinos y amigos, compasivos y solidarios con los pobres.

"Así veríamos con más claridad que todos nosotros y nuestra sociedad en su conjunto está a pocos pasos de ser tan despreciable como un capataz de Auschwitz: a dos pasos, uno... o ninguno". Duras palabras de Santiago, pero no puedo negar que tiene razón: ser bueno con los suyos, con su familia... eso lo hace cualquiera.

A juzgar por el número de suicidios, la película parece propaganda de Dignitas, la empresa suiza que ofrece servicios de asistencia al suicidio. Incluyendo el de los Jóvenes de Hitler.

En medio de toda esta oscuridad, sobresalen el médico militar, Ernst-Günter Schenck y el otro médico, Werner Haase. Sólo por verlos a ellos, vale la pena ver la película, porque siempre, aún donde hay más oscuridad, hay personas -aunque sean minoría- que conservan una chispa de luz.

Aunque no hay que olvidar que Scheck era de la SS... de manera que quién sabe el pasado que tenía.

El odio de los vengadores que asesinan, entre otros, a los papás de Peter y a los dos ancianos a los que el médico trata de salvar... es increíble, increíblemente idiota.

Una breve mención a algo que no se sabe o no se quiere saber: esta gente que mataba y que estaba en el Bunker no eran militares, sino que eran de la SS (fíjense en el cuello de la chaqueta o guerrera: tienen dos S, así como las de Kiss), las SS era el grupo paramilitar del Partido Obrero Nacional Socialista. En nuestra sociedad, gracias a Dios, el estado tiene el monopolio del uso de la fuerza, de la coacción y no se admiten los grupos paramilitares.

En suma...

Las palabras de Hitler en la mesa y las de Goebbels son dignas de ser vistas y escuchadas, para saber exactamente lo que es verdaderamente malo... Y conocer un poco más la mentalidad que aún no está extinguida totalmente y que, es probable, que no sea nunca erradicada de la sociedad. Las palabras de estos dos "próceres" son exactamente los fundamentos de lo que yo llamaría la civilización de la muerte.

Las relaciones (in)humanas absolutamente jerárquicas y serviles son también algo, a mi modo de ver, deleznable. El servilismo frente al Führer (como dice Eva muchas veces "él es el Führer") supongo que es algo que vivió mucha gente... Gente que perdió la capacidad de pensar por sí mismo/a y que entregó su voluntad -y su libertad- y un extraño o a algunos extraños, al partido, a la ideología que se transformó en una especie de religión (ver, si quieren, aunque no es exactamente sobre la época, sino se refiere a la actualidad, La religión de los neonazis o skin head o radicales de derecha

En fin, les recomiendo la película, también y especialemnte, para teenagers (siempre que a los papás no les importen las dos escenas de Fegelein en el burdel, a mí no me importan).

Podría escribir páginas y páginas enteras sobre el tema, pero no los aburro más por hoy.


jueves, 15 de noviembre de 2007

30 días de noche, 30 Days of Night


Objetivamente, es peor que 28 Semanas después; pero subjetivamente, me gustó más que 28 días. Claro que, de gustos, no hay nada escrito. En todo caso, sinceramente, pienso que es mejor que Benita (Mis jefes llevan chupete) no la vea (ver foro de Minority Report ,el destino ciego y el libre albedrío), ja ja, es una broma.

Ahora en serio. Por alguna razón, las películas de vampiros y hombres lobos (como Underworld 1 y 2) -sí, ya sé que me van a creer loca- aunque son malas, me gustaron.

Debe ser porque crecí viendo películas de vampiros y, además, entre mis amigas españolas, tengo fama de vampira, porque no me gustan las luces muy directas (es que a los alemanes no nos gustan las luces cegadoras, preferimos ver menos a quedarnos ciegos).

Esto para decir que, cuando yo hablo de esta película, lo hago desde una perspectiva positiva (por subjetiva).

La cámara enfoca de muy cerca, pero esto parece ser "lo nuevo" en el arte de la filmación.

Las escenas de acción (por no decir, violentas) en que aparecen los vampiros son iluminadas de una manera similar a la de 28 días (tal vez también sea la moda), lo que, en este caso, se traduzca en que no se entienda bien lo que pasa, pero se vea más sangre que otra cosa. ... después de todo es una peli de vampiros.

No sé si Uds. han visto volar murciélagos, su aleteo es tan rápido y sus movimientos, tan zigzagueantes que se ven así, tal como se muestran estas escenas en la película.

En 30 días de noche, una película norteamericana pero -hasta donde entendí- filmada en Nueva Zelanda.

Eben y Stella se separan, ella se quiere ir, dejar a su marido, pero no logra alcanzar el último avión que sale de un aeropuerto cercano, debido a un accidente automovilístico.

Pierde el avión, tiene que regresar y se enfrenta nuevamente con Eben, al que había querido dejar y con el que tiene ahora que pasar 30 días de oscuridad.

Nos debe la explicación de qué fue lo que no funcionó en su matrimonio, ella dice que "30 días de noche no serían suficiente para explicarlo". Esto, de alguna manera, significa que no hay una razón real... Como en tantas crisis matrimoniales... sin explicación real...

Sí, esta película es una historia de amor, amor en medio de vampiros, sangre y de actos heroicos y también, actos sin sentido.

Eben dice que una persona debe estar preparada para hacer todo por su familia, en este caso, por Stella y por Jake, la abuelita ya había muerto, succionada por los vampiros (recordé los dementores de Harry Potter).

Él espera una sola señal de Stella, un "te quiero" suyo para darlo todo -hasta su vida- por ella, por amor.

Es un acto heroico, precedido de muchos otros pequeños actos heroicos. Eben es nuestro héroe -en las categorías campbellianas del viaje del héroe- que debe realizar un viaje de 30 días, salvar a los suyos y especialmente a los más cercanos: Jake y Stella.

O bien acabar con una vida que no es vida (porque los vampiros no viven) como en el caso de Carter. O de Johny... aunque en el caso de Johny es menos claro.

No sé si saben que esta película está basada en una historieta que no debe ser muy popular en Alemania, porque no había mucha gente el martes pasado en el cine.

La historia es buena, la escena del barco, me recuerda a Drácula... los vampiros no pueden volar sobre el agua, por eso necesitan barcos.

A propósito, ¿qué idioma hablarán los vampiros?

En todo caso, parecían rumanos, claro, se supone que los vampiros vienen de Transilvania, hoy Rumania. También podrían haber sido una tropa de teatro alemana o un grupo gótico o incluso satanista de esos que se ven por las calles...

Pensé que hablaban alguna lengua del este de Europa, pero no reconocí el rumano, aunque, cuando los angloparlantes hablan un tercer idioma en una película... ¿Recuerdan a Anthony Hopkins hablar latín en Drácula?

A propósito de satanismo, la única palabra que el vampiro jefe (se parece mucho a Ceauşescu; pero con menos pelo) es "No hay Dios", cuando una de las habitantes de Barrow clama a Dios.

Eben se inmola - la apoteosis, para hablar con Campbell- por su familia, por Stella, por amor y hace ver el error de Billy al no defender a su familia... sino por el contrario.

Entre paréntesis, Billy no podía sobrevivir, porque la justicia norteamericana (estamos en Alaska) probablemente, lo habría condenado a la silla eléctrica.

El otro que se inmola es Beau Brower, rudo, pero realmente un valiente.

A diferencia de 28 días, tiene un final claro y un "final feliz", así, entre comillas.

No se la recomiendo a todos, pero pienso que sí tiene aspectos muy positivos. La caracterización de los vampiros es estupenda (no es para menos, es de los mismos neozelandeses que "maquillaron" a los orks en El Señor de los Anillos). Cuando andan o vuelan sobre los techos...

Qué crueles son, ¿no? incluso entre ellos y, más que nadie, con "el extraño". Y cuando el jefe se come a su "amiga" porque la quemó el sol. El extraño tiene lo que se denomina el síndrome de Renfield

La vería de nuevo. No olviden que la sangre es sólo de mentira.

Se ha criticado que es todo evidente, que se sabe lo que va a pasar... Mucho no me lo parece. Además, por qué no: es un comic y lo que pasa en un comic es, generalmente, más o menos predecible.

Subjetivamente, la vería de nuevo...


viernes, 9 de noviembre de 2007

Minority Report ,el destino ciego y el libre albedrío


Queridas amigas, queridos amigos:

Hoy, me gustaría recomendarles la lectura de este artículo de Carta Náutica:

Minority Report: podría anticiparse pero de otra forma...

¡Muy buen artículo, como todos los de Martín!


jueves, 8 de noviembre de 2007

Las enseñanzas de los Robinson


Qué bueno este artículo de un bloguer que se dedica... más bien a los temas computacionales, pero que nos cuenta que él vió la película de los Robinson:

Disney's Meet the Robinson's Lessons

Christopher nos cuenta que:

"My wife and I went to the movies this weekend and saw For two reasons mainly. She is a Kindergarten teacher and needs to keep up on children's movies to better relate and interact with the kids, and two I'm a Disney fanatic..."

"As I was watching Meet the Robinson's, I couldn't help but think of the lessons they were teaching and how these lessons are the similar lesions that adults have trouble following or remembering.

"1. Failure is acceptable and you learn more from failure then from success.

"2. Surround yourself with positive supportive people. (Maybe not live with them, but that wouldn't always hurt.)

"3. Its always best to continue to "move forward" no matter what happens".

Y la frase de Walt Disney que anima toda la película:

"Around here, however, we don’t look backwards for very long. We keep moving forward, opening up new doors and doing new things… and curiosity keeps leading us down new paths".

¡Gracias Christopher!


miércoles, 7 de noviembre de 2007

The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford


Muy larga y muy lenta... muy poca acción que es lo que una se imagina cuando va a ver una película sobre Jesse James; pero me equivoqué: es más bien un reportaje histórico y James y a Ford y, sobre todo, a la sociedad norteamericana de esa región, en esa época.

Les sugiero que lean algo en Wiki sobre Jesse y Bob antes de verla, todos estos son conocimientos que los norteamericanos, probablemente, ya tienen, por eso, tal vez ha tenido más éxito en los EEUU.

Sí, los bostezos apenas podían dejar de ser escuchados, apagados por los estornudos de los pocos hombres jóvenes, sí, había (sin contarnos a nosotras) sólo dos mujeres en toda la sala de Kinopolis (que era una de las más pequeñas de todo Kinopolis de Godesberg).

Una pena, porque la película no es mala, pese a las críticas negativas que ha tenido en Alemania. Habría que verla en dos partes... Ansiaba una pausa durante la exhibición, pausa que no llegó.

¿Es un resarcimiento dirigido a Bob Ford?

¿O es una crítica (una más, ¡es bueno tener espíritu crítico!) a la sociedad norteamericana que ha convertido (parece) a Jesse James en un héroe (Robin Hood?) en circunstancias que era -como lo deja muy claro el gobernador- un "fuera de la ley"?

Hay dos planos: el del reportaje (que se ve como tal y que prima en la primera parte de la película, se ve como un reportaje de televisión) y el de la película propiamente tal, en que los personajes actúan realmente... Una película normal y no un Doku (así le llamamos en Alemania a los filmes documentales).

Los colores son montotónicos, al igual que la música, que es muy buena (mucho cello), pero muy poco variada... Lo que contribuye a lo de los bostezos. Y esto abarca incluso los créditos al final de la cinta.

La verdad es que lo que nos salvó de no dormirnos -al menos a las mujeres- fueron los ojos de Casey Affleck que se distinguían en el monotónico colorido de la cinta y que nos rescataban de su lentitud (si hasta los caballos galopaban más lento, como acotó alguien en nuestro grupo de amigos).

Los paisajes canadienses, extraordinarios, hermosísimos.

Como otras veces, con otros personajes, pienso que tanto Jesse como Bob, podrían haber tenido otro destino...