jueves, 15 de noviembre de 2007

30 días de noche, 30 Days of Night


Objetivamente, es peor que 28 Semanas después; pero subjetivamente, me gustó más que 28 días. Claro que, de gustos, no hay nada escrito. En todo caso, sinceramente, pienso que es mejor que Benita (Mis jefes llevan chupete) no la vea (ver foro de Minority Report ,el destino ciego y el libre albedrío), ja ja, es una broma.

Ahora en serio. Por alguna razón, las películas de vampiros y hombres lobos (como Underworld 1 y 2) -sí, ya sé que me van a creer loca- aunque son malas, me gustaron.

Debe ser porque crecí viendo películas de vampiros y, además, entre mis amigas españolas, tengo fama de vampira, porque no me gustan las luces muy directas (es que a los alemanes no nos gustan las luces cegadoras, preferimos ver menos a quedarnos ciegos).

Esto para decir que, cuando yo hablo de esta película, lo hago desde una perspectiva positiva (por subjetiva).

La cámara enfoca de muy cerca, pero esto parece ser "lo nuevo" en el arte de la filmación.

Las escenas de acción (por no decir, violentas) en que aparecen los vampiros son iluminadas de una manera similar a la de 28 días (tal vez también sea la moda), lo que, en este caso, se traduzca en que no se entienda bien lo que pasa, pero se vea más sangre que otra cosa. ... después de todo es una peli de vampiros.

No sé si Uds. han visto volar murciélagos, su aleteo es tan rápido y sus movimientos, tan zigzagueantes que se ven así, tal como se muestran estas escenas en la película.

En 30 días de noche, una película norteamericana pero -hasta donde entendí- filmada en Nueva Zelanda.

Eben y Stella se separan, ella se quiere ir, dejar a su marido, pero no logra alcanzar el último avión que sale de un aeropuerto cercano, debido a un accidente automovilístico.

Pierde el avión, tiene que regresar y se enfrenta nuevamente con Eben, al que había querido dejar y con el que tiene ahora que pasar 30 días de oscuridad.

Nos debe la explicación de qué fue lo que no funcionó en su matrimonio, ella dice que "30 días de noche no serían suficiente para explicarlo". Esto, de alguna manera, significa que no hay una razón real... Como en tantas crisis matrimoniales... sin explicación real...

Sí, esta película es una historia de amor, amor en medio de vampiros, sangre y de actos heroicos y también, actos sin sentido.

Eben dice que una persona debe estar preparada para hacer todo por su familia, en este caso, por Stella y por Jake, la abuelita ya había muerto, succionada por los vampiros (recordé los dementores de Harry Potter).

Él espera una sola señal de Stella, un "te quiero" suyo para darlo todo -hasta su vida- por ella, por amor.

Es un acto heroico, precedido de muchos otros pequeños actos heroicos. Eben es nuestro héroe -en las categorías campbellianas del viaje del héroe- que debe realizar un viaje de 30 días, salvar a los suyos y especialmente a los más cercanos: Jake y Stella.

O bien acabar con una vida que no es vida (porque los vampiros no viven) como en el caso de Carter. O de Johny... aunque en el caso de Johny es menos claro.

No sé si saben que esta película está basada en una historieta que no debe ser muy popular en Alemania, porque no había mucha gente el martes pasado en el cine.

La historia es buena, la escena del barco, me recuerda a Drácula... los vampiros no pueden volar sobre el agua, por eso necesitan barcos.

A propósito, ¿qué idioma hablarán los vampiros?

En todo caso, parecían rumanos, claro, se supone que los vampiros vienen de Transilvania, hoy Rumania. También podrían haber sido una tropa de teatro alemana o un grupo gótico o incluso satanista de esos que se ven por las calles...

Pensé que hablaban alguna lengua del este de Europa, pero no reconocí el rumano, aunque, cuando los angloparlantes hablan un tercer idioma en una película... ¿Recuerdan a Anthony Hopkins hablar latín en Drácula?

A propósito de satanismo, la única palabra que el vampiro jefe (se parece mucho a Ceauşescu; pero con menos pelo) es "No hay Dios", cuando una de las habitantes de Barrow clama a Dios.

Eben se inmola - la apoteosis, para hablar con Campbell- por su familia, por Stella, por amor y hace ver el error de Billy al no defender a su familia... sino por el contrario.

Entre paréntesis, Billy no podía sobrevivir, porque la justicia norteamericana (estamos en Alaska) probablemente, lo habría condenado a la silla eléctrica.

El otro que se inmola es Beau Brower, rudo, pero realmente un valiente.

A diferencia de 28 días, tiene un final claro y un "final feliz", así, entre comillas.

No se la recomiendo a todos, pero pienso que sí tiene aspectos muy positivos. La caracterización de los vampiros es estupenda (no es para menos, es de los mismos neozelandeses que "maquillaron" a los orks en El Señor de los Anillos). Cuando andan o vuelan sobre los techos...

Qué crueles son, ¿no? incluso entre ellos y, más que nadie, con "el extraño". Y cuando el jefe se come a su "amiga" porque la quemó el sol. El extraño tiene lo que se denomina el síndrome de Renfield

La vería de nuevo. No olviden que la sangre es sólo de mentira.

Se ha criticado que es todo evidente, que se sabe lo que va a pasar... Mucho no me lo parece. Además, por qué no: es un comic y lo que pasa en un comic es, generalmente, más o menos predecible.

Subjetivamente, la vería de nuevo...


6 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Por lo que cuentas muchísimo mejor que 28 días que apenas tiene un mini-hilo de argumento y muchíisima sangre por amor a la violencia porque al arte, desde luego que no.

A lo mejor con un almohadón para taparme, el mando en la mano para pasar rápido y bajar el volúmen (a veces lo más intrigante es la música) me animo y la alquilo. Aunque no es plan ver una peli con esa perspectiva ...

En España tenemos ahora en "estrenos en Videoclub" "El final del Espíritu". Una peli no muy comercial pero que nara una historia real curiosa y esperanzadora. La fotografía es preciosa y el valor de la mujer queda claramente plasmado (No es una observación feminista pero normalmente el héroe de cine siempre es un hombre...)

No sé, no sé si seré capaz de ver 30 días...

Muchas gracias por el aviso!!!!!!!!!!!!

Marta Salazar dijo...

hoooola!

sí, eso es, esta, dentro de todo su sinsentido, tiene un sentido y una esperanza...

28 días, no.

lo del almohadón... es una buena idea, ja ja,

te confieso que yo tengo un trauma contra las agujas y hay una escena en que, le sacan sangre a un vampirizado con una aguja y... tuve que taparme los ojos, porque soporto todo, menos las agujas, ja ja

caso psiquiátrico, ya sé!

un abrazo fuerte!

PS: la del espíritu, la voy abuscar por estos lados, gracias x el consejo!

Luna Carmesi dijo...

Hmmm
No he pillado este pelicula todavia... No sé como...
:-S
¿Que tiene que ver Sam Reimi en este proyecto? Veo su nombre en el cartel que has puesto...pero el resto es aleman...
:-O

Marta Salazar dijo...

hola hola Luna!

Sam Raimi es el productor... también lo es de The Grudge 1 y 2.

un abrazo y cuídaaaaateeee!

Rubén S. dijo...

Thader… sábado por la noche. Y encima jugando el Murcia a pocos metros detrás. Colas kilométricas a la vuelta. "Abogados" con coches tuneados y mucho chándal.

Película: “30 días de oscuridad“.

Que sí, que mucha tensión, mucho ritmo, cámaras con párkinson, pero poca chicha. Este terror de los últimos años (más de ruído que otra cosa) empieza a cansarme (además de seguir asustándome). Se basa en un golpe de sonido efectista, que te levanta del asiento, y que lo único que consigue es sobresaltar y asustar. Nada que ver con el miedo de toda la vida que crea tensión, y te hace realmente pasar un mal rato, sin necesidad de sustos.

Pero venga, sí, lo reconozco, que me cagué, como siempre en las de miedo. No me quedan uñas. Y lo único que me consuela es que sé que Álvaro aún lo habría pasado peor que yo...

El reparto pues bueno… de segunda fila pero con su cosa. El prota guapo, pero poco creíble, y luego los vampiros para echarles de comer aparte. Maquillajes de todo a 100, vestuario hortera, y sobre todo que hablan un idioma incomprensible que no te permite siquiera imaginar de donde vienen estos señores.

La ambientación en Alaska, no está mal, siempre es efectivo el tema “6 meses de día”, “6 meses de noche”, como hiciera Pacino en INSOMNIO. En este caso 30 días de oscuridad, por lo que la película está rodada de noche, en decorados e interiores.

En el apartado musical repiten la fórmula de “28 días después”. Canción repetida hasta la saciedad, a todo volúmen, y cañera. Parece que funciona. No se ven desnudos. Mucha sangre y sobre todo mucho frío, hielo y nieve.

Mi nota:
Para casa en dvd: 6
Para el cine: 3
Para comprar: 2

sofia martínez dijo...

Es buena pero sinceramente me ha parecido muy extrema, me dio mucho miedo pero la disfruté. Es buena cinta primero porque Josh Hartnett participa en ella, y luego porque como filme de terror funciona maravillosamente bien.