miércoles, 22 de septiembre de 2010

Black Death




El paisaje me resulta muy conocido (los bosques, el pantano) ya que fue filmada en Alemania, concretamente en Sachsen-Anhalt (parece que algunas escenas, también en Bradenburgo). En el Este, donde -según comentan irónicamente mis amigos alemanes- no fue necesario "estropear" mucho las casas y edificios para que -después de medio siglo de socialismo real- se vean como en la Edad Media en medio de la peste.

La película -filmada en Alemania- está ambientada en Inglaterra del s. 14, durante el primer brote de peste bubónica, en ese país (1348, para mayor exactitud).

La película fue financiada -desconozco en qué % pero no debe haber sido poco- por fondos de promoción de cine en Alemania, lo que, supongo, explica, el lugar de la filmación. Además, por qué no, después de años de filmar en el Eslovaquia, Hungría o Chequia, parece que se descubre el Este de Alemania como escenario natural para cintas donde esté todo, un poco deshabitado y un poco destruido ;)

Bromas aparte, pese a que la crítica -también en Alemania- no ha sido muy benévola con respecto a Black Death, les confieso que sí es una película que vería de nuevo. Y no sólo por ver a Sean Bean que, como en su personaje Boromir, representa a un personaje desgarrado...

Para mí, el tema principal (que cada cual escoja el suyo) es la búsqueda del culpable, del chivo expiatorio, de quien tiene la culpa de lo que pasa, de la tragedia que vivieron los habitantes de Europa en el s. 14, diezmados por la deletérea peste negra, que acabó -se calcula- con 25 millones de personas, esto es, un tercio de la población europea.

En el caso de la película, se trata de la peste bubónica, ver la imagen, de 1411, que agradecemos a Wikipedia, tomada de la Biblia de Toggenburg, en Suiza. Aunque se comenta que las protuberancias que se ven en ella, parecen más las de la viruela que las de la temida peste negra.

A alguien había que culpar de la peste, sobre todo si se la veía como un "castigo" de los dioses... o de los demonios, no les cuento más, para que, cuando la vean, se mantenga el suspenso. Nótese que los únicos que se oponen a esta forma de ver las cosas -como un castigo divino- son los monjes del monasterio de donde viene Osmund.

Sin embargo, se ve que el obispo... tenía otra opinión y era el que decidía. No olvidemos que en aquella época los obispos eran nombrados ya siendo niños de entre las familias de las capas superiores, de manera que un concepto de vocación, como lo conocemos ahora, estaba mayormente ausente. Para no hablar del celibato, a propósito de Langiva.

Para todos quienes se pregunten cómo fue posible que en Europa (en Suiza protestante e ilustrada) hasta el s. 18, se quemara mujeres, acusándolas de bruja; aquí tienen una "explicación". Cada vez que se culpa de algo negativo a un grupo humano, caemos en el peligro de realizar lynchamientos populares u organizados "desde arriba".

Me gustó la ambientación, el vestuario... el lenguaje y las actuaciones.

La cámara ha recibido muchas críticas, es la famosa "cámara de mano", que se mueve junto con el camarógrafo, como si nosotros estuviéramos presente en la escena. No me molesta; pero comprendo que a muchos espectadores sí les pueda molestar, ya que, igualmente se podría hablar de "la cámara nerviosa".

Hay escenas de gran violencia que pueden no gustar a los amigos sensibles, lo que es completamente comprensible. No tendría problema en que la vieran los adolescentes; pero esta es una decisión que depende de los padres, de manera que la van a tener que ver antes ;)

No estoy de acuerdo con catalogarla -sin más- como una "película de horror", no lo es; es una cinta que cuenta una historia perfectamente probable y perfectamente posible, de manera que la veo más como una cinta histórica. Pero claro, tengo que reconocer que Christopher Smith (Creep) es más conocido como un "director de horror".

El contraste entre los bosques (oscuros y enigmáticos, llenos de flagelantes) y el pantano, claro. La villa "al otro lado del pantano", donde no había llegado la peste (obvio, estaba muy lejos) , un lugar luminoso, abierto, llano... Aunque al final se ve -no les quiero adelantar mucho- que es una luminosidad y una amabilidad trugerisch diríamos en alemán... engañosa me sugiere el diccionario que traduzca.

Sobre el médico de la peste (foto taken at Jena on October 2004 by Juan Antonio Ruiz Rivas. From Enciclopedia Libre en Español, muchas gracias Juan Antonio), que también se ve en la cinta, Wikipedia en castellano, nos dice que "El pico es una máscara de gas primitiva, rellena con sustancias que se pensaba alejaban la peste".

No pensemos que este de la peste es sólo un problema del pasado, aquí tenemos el mapa de los animales infectados por la peste negra, en el mundo, en 1998

Acerca del nombre de la película y de la peste, los historiadores nos hacen ver que la denominación "peste negra" no fue usada en la Edad Media, donde se hablaba de la "gran pestilencia" (vean que, en la sinopsis, Ulric habla de la pestilence) o de la "gran mortandad". Recién en el s. 16, cronistas daneses y suecos habrían comenzado a usar esta nueva denominación.

Fue un médico alemán, Justus Friedrich Karl Hecker, el primero en acuñar el concepto de muerte negra, en su libro, Der schwarze Tod im vierzehnten Jahrhundert über die Pandemie 1347–1353 = La muerte negra en el siglo catorce, sobre la pandemia 1347-2353. Publicación que fue traducida inmediatamente al inglés bajo el título Black Death.

En todo caso, contra aquellos que culpaban a otros -la persecusión de los judíos y los progromes en su contra pensando que ellos eran culpables de la peste abarcaron toda "la cristiandad" de entonces-, algunos pocos que pensaban un poco más, buscaron las causas en la naturaleza, en la enfermedad como tal y probaron preferentemente el camino científico.

Dentro de todo el dolor y que significó perder a un tercio de la población, en este entonces, en la medicina se vió un gran avance, ya que el mismo Papa Clemente VI, impulsó considerablemente, la práctica de disección del cuerpo de las víctimas y permitió así un mayor conocimiento del cuerpo humano. Este Papa fue uno de quienes más defendió a los judíos de los injustos ataques en su contra.

Antes que lo olvide, cualquier parecido con la realidad europea actual -sobre todo en lo relativo a la "búsqueda del culpable"- es mera coincidencia ;)


sábado, 18 de septiembre de 2010

La Masacre de Katyn


En Polonia y en Europa, Katyn es una herida abierta... no curada, no cicatrizada... de alguna manera, mientras no se sabe la verdad, las heridas de los pueblos no pueden cicatrizar.

En realidad, Katyn no fue el único lugar de ejecución de los 22 mil ciudadanos polacos que formaban parte de la élite de su país y a los que correspondía diezmar, según la ideología del jardinero ilustrado, a la que me referí hace pocos días. Ideología que ha contribuído a que el s. 20 sea uno de los más -o el más- cruel de toda la historia humana, razón por la cual, no pocos hablan del oscuro siglo XX

No sólo en los bosques de Katyn, ciudadanos de las capas superiores (enemigos de clase en la jerga marxista) de Polonia fueron ejecutados por unidades del Ministerio del Interior soviético la primavera de 1940, sino también en distintos lugares de Ucrania y Bielorrusia. Katyn los representa a todos ellos.

La excelente película polaca (de 2007) postuló al Oscar a la mejor cinta extranjera el 2008, sin obtenerlo, ya que concursaba con otra obra , igualmente buena -la austriaca Die Fälscher- que se llevó finalmente el premio.

Muy buena ambientación, muy bueno el vestuario (aunque llama la atención que los uniformes hayan estado tan limpios, en circunstancias que los soldades se hallaban en guerra ;) La música se parece a la de Shutter Island, muy buena, pero a veces, me hubiera gustado que hubiera sido menos (a veces, menos es más). Las actuaciones, menos buenas...

Me llama la atención el endurecimiento, la distancia -que llega a frialdad- que se muestra entre los protagonistas, sinceramente o los polacos han cambiado mucho o no se aprecia la cercanía y las muestras de cariño por las que se caracterizan, al menos los polacos de hoy. O será que se trata de poner el sufrimiento de tal forma de manifiesto, que se olvida que la mejor forma de sobreponerse a él es el acercamiento, el amor. Tadeusz es una excepción.

Muy bien expresada la guerra propagandística entre los de un lado y los del otro. Sí, las dos ideologías más deletéreas del s. 20 se peleaban por quién mentía más... No olvidemos que, hasta que se desintegró la URSS y el nuevo gobierno desclasificó documentos secretos (tales como este), muchas personas en todo el mundo, realmente creían que los asesinos de las elites polacas habían sido los nacional socialistas.

No olvidemos, por otra parte que, hasta que comenzó la guerra entre Alemania nazi y la URSS, ambos estados totalitarios trabajaban juntos en Polonia, de acuerdo a los establecido en el Pacto Hitler-Stalin y en el El Pacto de no-agresión entre Alemania y Polonia en 1934 Sobre el "trabajo conjunto de nazis y soviets", les recomiento los muchos videos de la época que hay en youtube sobre el tema, por ej., Soviet-Nazi victory parade in Poland, 1939, o bien, si no entienden alemán acá hay uno en inglés con subtítulos en polaco ;)

Me parece que la gran perfidia soviética fue mantener en secreto su autoría y culpar a los alemanes... El mito de la Gran Guerra Patria debería quedar incólume. Aunque muchos polacos sabían quienes habían sido culpables, debían callar, pues habían "perdido la esperanza de una Polonia libre" (Irena). Si, después de todo, "el Reich alemán duraría mil años y el comunismo sería eterno...", como bromeaban Jerzy y Andrzej. Sólo algunos, como dice Agnieszka, no fueron oportunistas, ni les importó su vida más que la verdad y "eligieron a los asesinados y no a los asesinos".

La película se basa en el libro Post mortem - La historia de Katyn, de Andrzej Mularczyk, periodista y escritor polaco. Tiene además, mucho de autobiografía, ya que el director, Andrzej Wajda, perdió a su papá -oficial de caballería- en Katyn. Por eso, se dice que la obra es un "requien a su padre". Si se fijan, al comienzo de la misma, la dedica a sus padres. La historia es contada por mujeres, por las familias de los asesinados... su protagonista es Anna y no Andrzej.

La película tiene sin duda un gran significado en las relaciones ruso-polacas. Es muy significativo que inmediatamente después de la caída del avión presidencial polaco en Smolensk, la televisión rusa haya transmitido Katyn en el mejor horario (no en "cine de medianoche").

Sobre todo considerando que poco antes, a comienzos de septiembre de 2009, un grupo importante de historiadores rusos, habían publicado una declaración en que sostenían que Polonia habría sido culpable de la II Guerra y por ello, justificada la eliminación de las elites. Gracias a Dios, Putin reaccionó y por primera vez en la historia, reconoció -en la misma Westerplatte, el 1° de septiembre de 2009- que no había justificación alguna para las masacres de ciudadanos polacos.

Interesante es, por ello mismo, el "doble papel" del capitán soviético que salva la vida de Anna y de su hija Weronica.

Interesante, asimismo, es lo que dice el general en la alocución de Navidad: su finalidad última es "realizar a Polonia en Europa", dentro de Europa y no fuera de ella. Para quienes seguimos el devenir polaco desde hace años, tal frase no deja de tener un gran significado.


domingo, 15 de marzo de 2009

martes, 3 de febrero de 2009

Valkyrie - el atentado a Hitler


Pocas veces, una película causa tanto revuelo como esta en Alemania, ya desde su misma filmación en el Bendlerblock (ver Boeselager , Tom Cruise , Valkyrie , Stauffenberg) fue origen de controversias. Asimismo, una de las mayores críticas radica no en la cinta misma, sino en la pertenencia de su protagonista a una religión un tanto extraña, como es la de Scientology (ver ¿Puede Tom Cruise interpretar al Conde Stauffenberg?).

En las últimas semanas, antes de su prémiere (ver Hoy se estrena Operación Valkyrie o Walküre o Walkyria), algunos se atrevieron a aventurar que su impacto sería el que tuvo la película Holocausto hace varias décadas. Yo lo dudo, de partida porque Holocausto se dió en televisión y Walkyria, en el cine. Tal vez cuando llegue a la televisión alemana podremos opinar con más propiedad -y estadísticas- sobre el tema.

Es cierto que la cinta tiene inexactitudes históricas; pero la verdad es que no le quitan en absoluto mérito. Hay que considerar que estamos ante una película de acción y no ante un reportaje. Valkyria está basada en un hecho real, que muestra más o menos fielmente; pero no pretende reflejar los hechos históricos tal como ocurrieron.

Hay algunas cosas, eso sí, que sin mayor esfuerzo podrían haber sido más precisas. Por ej., el bosque de Prusia Oriental, en marzo, no se ve como tan verde como el Spreewald en julio... O el saludo militar de Claus saluda en África, de una forma en que no saludaban los militares de la Wehrmacht. Asimismo, no le pueden llamar coronel si era teniente coronel o comandante (hasta que Olbricht lo asciende).

En algunas ocasiones, estas inexactitudes son originadas simplemente porque no se logró conseguir, por ej., un avión original (Focke-Wulf 200, en el que vuela Hitler el 13 de marzo), ya que no vuela ninguno de ese tipo hoy en día y se lo debió reemplazar por otro modelo, de la época claro.

El encuentro de Stauffenberg y Hitler en su casa bávara, también es una "libertad" que se tomaron los productores de la película, porque no tuvo lugar, según he leído. Pero le da a la historia un suspenso y una tensión mayor de la que habría carecido sin este encuentro. Fíjense el ambiente de zalamería que se vive entre los presentes. A ver si -como a mí- Göring les recuerda a Leonid Iljitsch Breschnew. Entre paréntesis, Albert Göring, hermano del general era conocidamente antinazi y protegió a judíos en Pilsen, donde trabajaba para la Škoda.

Henning von Tresckow explica a Stauffenberg, recordando la historia bíblica de Sodoma y Gomorra que "si hubiera diez justos en Alemania...", y en Stauffenberg ha descubierto al menos a uno realmente justo.

Sí, la película muestra acertadamente que la motivación y el impulso del movimiento de resistencia de estos 200 hombres justos, es raíces cristianas. El primer encuentro que se muestra entre Olbricht y Stauffenberg tiene lugar en una iglesia, semi destruida (una de las escenas más impresionantes de la cinta) y comienza la escena mostrando a Cristo crucificado.

Supongo que todos saben que los participantes en el atentado de 20 de julio eran cristianos convencidos y la mayoría de los militares, miembros de la Orden de Malta, ya sea de la rama protestante (la mayoría) o de la católica (algo menos, lo que se explica por la menor presencia de la nobleza católica en los altos puestos del ejército prusiano).

Asimismo, que el hecho de que Stauffenberg haya llevado siempre una cruz en el cuello (después también colgó su anillo de matrimonio de la cadena) habrá molestado sobremanera a los nacional socialistas, profundamente anticristianos. Como asimismo, que este grupo de intachables no se haya volcado en las aventuras libidinosas a que los nazis estaban acostumbrados y que Boeselager cuenta (contaba, murió hace poco, ver Philipp v. Boeselager) con horror que ocurrían en la Wolfsschanze

No, este grupo de hombres permaneció fiel al lema de que nos habló Boeselager en el FAZ, et si omnes, ego non

Lo más importante, me parece a mí, no son los detalles históricos (y que la televisión alemana no venga a decir que su película fue mejor, si incluso se equivocaron de ojo y Stauffenberg aparece con el parche en el lado equivocado), sino el dar a conocer cuál fue la motivación de los participantes en el plan (uno, el último de 15) de matar a Hitler (tiranicidio). Como asimismo, de instaurar un gobierno con exclusión del Partido Obrero nacional socialista y de hacer la paz con los países con los que Alemania se encontraba en guerra.

Peter Hoffmann, historiador alemán residente en Canadá y uno de los mayores expertos en el tema 20 de julio (asesor en la película), hace ver en la entrevista en DLF, Film und Fakten, que lo más importante en la película es dar a conocer la motivación que llevó a estos héroes de nuestro tiempo a arriesgar y ofrendar su vida por aquello que consideraban bueno y verdadero.

Volvamos a la escena de la iglesia y a la siguiente en que Stauffenberg habla de sus hijos y de su futuro. Él sabe que, si falla, si fracasa el atentado, su familia sufrirá las consecuencias (es la conocida responsabilidad de la sangre, que aplicaban los nazis y también se practicó posteriormente en la República democrática alemana). En la película, él habla con su cónyuge, quien está de acuerdo en correr el riesgo y aceptar las consecuencias. Por otra parte, no puede vivir con la responsabilidad de no hacer nada por sus propios hijos, intentando acabar con el régimen nacional socialista, que había prometido paz y bienestar (la primera escena en África); pero, en realidad, sólo había traído sólo muerte y destrucción.

Stauffenberg hace ver a Erich Fellgiebel que ahora es sólo Dios el que los juzgará, no la SS, no los nazis... La verdadera y final motivación es el hecho de tener que rendir cuentas ante Dios después de haber llevado una vida íntegra, aún en medio de la podredumbre y la injusticia. La idea de los justos, de Treschkow nuevamente.

Sorprenderá tal vez que muchos de ellos se suiciden (y gracias a Dios, no mostraron cómo murió realmente Ludwig Beck, porque se disparó, con tal mala suerte que siguió vivo y hubo que darle el tiro de gracia, esta es una impresición histórica que se agradece). Se suicidaban porque, de otra forma, la Gestapo (la policía secreta del pueblo, fundada por el mencionado Göring) los torturaría hasta que revelaran los nombres de sus "cómplices".

A propósito de suicidios, muy auténtico el artista que interpreta al vomitivo de Goebbels

Kretschmann, igualmente bien como el mayor -bastante sibarita- Otto Ernst Remer No sé si saben que Remer, luego del atentado fue ascendido a coronel (saltándose el grado de teniente coronel) y poco después a general. Después de la guerra, fue uno de los fundadores del Sozialistischen Reichspartei = partido socialista del Reich, prohibido constitucionalmente en Alemania, ya que la Ley fundamental contempla una democracia protegida, militante o combativa y, en consecuencia, no admite colectividades antidemocráticas, que no respeten el Orden fundamental de libertad y democracia En 1952, condenado a tres meses de cárcel por llamar traidores a los participantes en el atentado, huyó al extranjero. Desde 1994, en España que negó la extradición de Remer a Alemania, que la solicitaba por negar el holocausto.

Y aquí llegamos a otro de los hilos conductores de la película. Para entenderlo, hay que explicar un poquito un aspecto, de la historia reciente de Alemania, que me parece negativo: durante demasiado tiempo, demasiada gente en Alemania -y no necesariamente ex-nacional socialistas- consideraron -cual más cual menos- que se trataba realmente de traidores, ya que habían roto su juramento al Führer, juramento de obediencia ciega; es el que aparece al comienzo de la cinta. Sin embargo, un juramento que obliga a hacer algo malo, a cometer un delito, a perpetrar un crimen, es un juramento que no obliga, como nos enseña la ética.

Otros pensaban que estos eran meros militares oportunistas, descontentos con el devenir de la guerra que veían que perderían. De manera que se pensaba que si no hubiera sido porque temían la derrota final, en vez de la victoria final, no habrían actuado. Conociendo la biografía de cada uno, la repulsión que estos militares de la aristocracia y de la gran burguesía sentían por este movimiento nacionalista y socialista que no respetaba la dignidad humana, personalmente, me cuesta creerlo.

Además, está el elemento intelectual: las conversaciones con personas como el poeta Stefan George (la aristocracia del espíritu, quien impidió sistemáticamente que Göbbels lo utilizara) y el hecho de que hayan pertenecido al grupo personas como el pilítico Carl Friedrich Goerdeler

El citado historiador Hoffmann hace ver que muchos de los personajes representan a muchos otros personajes que es imposible representar a 200 personas en esta película, que es de acción y no un reportaje histórico. Por ej., hace ver que el personaje de Treschkow representa a muchos otros miembros de la resistencia.

Pienso que General Friedrich Fromm representa también lamentablemente a muchas, a demasiadas personas, que -hoy como ayer- buscan sólo hacer carrera, subir, vengarse del rival que puede quitarle un puesto o el honor que creen merecer. Se aprecia claramente cuando el mismo Fromm dice que, en el próximo gobierno, desea que Keitel "no tenga ningún asiento" o "silla", en el sentido de ningún puesto de importancia (luego de que Keitel le dice que les traiga té). Antes, Olbricht había dicho que Fromm era un "cerdo oportunista". Es el amor propio, el buscar sólo lo que le conviene lo que le hace encaramarse sobre los demás y descartar todo principio, todo bien, todo valor para subir. Cualquier parecido con la realidad actual... es pura coincidencia.

Es una película de acción, pese a que todos conocemos el triste desenlace (la rabia enconada contra las familias y el intento de deshacerse de "los indeseables" no se muestra, al menos aparece el cruel Roland Freisler), no deja de mantenernos en suspenso todo el tiempo. No pasa por altibajos, es constantemente interesante, del principio al final.

¿Se imaginan qué distinto habría sido el destino de Europa si los putschistas hubieran tenido éxito? El Reich del nacional socialismo abarcaba (fíjense por favor en los mapas que se muestran en la película), toda Europa central, una parte de Europa occidental, otra de Europa del norte y de Europa del sur. El general Beck (hijo de un conocido empresario metalúrgico y por tanto, procedente de la gran burguesía) dice: "si Dios quiere, guardaremos a Europa de la destrucción total". Si hubiera habido más gente dispuesta a poner fin a la guerra, a la destrucción, el exterminio de pueblos enteros...

Pero el destino quiso y Dios permitió que los oportunistas de siempre -los dos comunicadores que estaban a cargo de la central telefónica y que, en vez de decidirse por el lado bueno, se deciden por lo que ellos llaman "el lado correcto", esto es, el que saldrá vencedor- y con eso, dejan sin comunicaciones al ministerio y transmiten sólo las órdenes procedentes de la Wolfsschanze. Si hubiera habido más gente valiente, que se hubiera decidido, en París, en Praga, en Viena por el bien... ¿cuál bien? ¿existe el bien? Pero, cómo reconocer lo que es bueno cuando se ha entregado su poder decisorio a un hombre... a un Führer... a un partido, a una ideología deleznable. Cuando "las órdenes son órdenes" (parece ser el slogan de Remer) y de la obediencia reflexiva, nada se ha oído.

Boeselager cuenta que ellos tenían que matar a Himmler junto con Hitler (en la película, Stauffenberg lo critica como una idea o exigencia política de Goerdeler), para evitar que las SS (grupo paramilitar del partido obrero nacional socialista) que él comandaba, se hicieran con el poder. Por ello, tenían que imponer un régimen estricto (para ello, la Operación Walküre), ya que la mayor parte del pueblo alemán estaría en contra de quienes atentaron contra su Führer... Temían una rebelión popular en su contra... Esa era la situación real.

Acerca del atentado a Hitler en sí, independiente de la operación Walküre, se presenta la cuestión moral de la muerte de las demás personas que estaban con el Führer en ese momento. Son vidas que Stauffenberg está dispuesto a sacrificar y esto debe haber sido un punto bastante difícil de resolver.

Tom Cruise es realmente un muy buen actor y lo demuestra aquí. ¿Que es muy bajo para interpretar a Stauffenberg? Puede ser, pero no se puede tener todo. ¿Que tal vez se reía más y era más alegre en la realidad? Puede ser, esa aspecto, el de la alegría, se muestra en las escenas con Nina ¡Muy bien la holandesa Carice van Houten en el papel!

La fotografía, igualmente impresionante. El trabajo de cámara, muy bueno. La música, lo mismo. A continuación, el trailer:



lunes, 15 de diciembre de 2008

jueves, 4 de diciembre de 2008

Bienvenue Chez Les Ch'tis - Welcome to the Land of Shtis


Soy una de las veinte millones de personas que ha visto ya esta película Veinte millones es, para una cinta europea, un gran récord.

Leo en Wiki que es la película francesa con mayor número de espectadores en la historia. Se merece haberlo logrado, porque la cinta es realmente muy buena, sumamente divertida, se las recomiendo ampliamente.

Lo único que me deja un mal sabor (y uno sumamente agrio) es la corrupción que se muestra en el caso de los ascensos en Francia, porque si en el correo -que además, ¡parece que no está privatizado!- se muestra una corrupción tal, me pregunto qué queda para el resto de la administración, para la política, para la economía... (les recuerdo tan sólo el caso Venta de acciones - Noël Forgeard y otros).

Una escena que me parece terrible es aquella en que Philippe visita a su "amigo" (la corrupción no es amistad y la amistad no es corrupción), Jean Sabrier, en el departamento de personal y éste le dice: "te devuelvo tu dinero". El dinero del soborno o coima que Philippe le pasó a su "amigo" por el ascenso que éste debía lograr y que, finalmente no le dieron por preferir a un discapacitado.

Otra escena que encuentro algo problemática -aunque es imposible prescindir de ella, porque es decisiva en la historia- es aquella en que el protagonista se hace pasar por discapacitado.

Lo bueno y positivo de la película: Philippe (interpretado magistralmente por el actor de origen argelino Kad Merad) trata de salvar su matrimonio, que él había dado ya poco menos que por perdido. Julie Abrams descubre nuevamente el amor hacia Philippe.

Asimismo, se muestra -y se ridiculiza- los muchos prejuicios que puede haber entre los habitantes incluso de un mismo país, cuando no se conocen. Y cómo es posible superarlos, con amistad, convivencia, buen humor y calor humano.

Los habitantes de Nord-Pas-de-Calais son, entre paréntesis... no franceses, sino originariamente flamencos. Esta región fue anexada por el absolutista Luis XIV, conocido como el Rey Sol y, desde entonces y en el proceso de "formación del estado nacional", los franceses han tratado de afrancesar a su población. Lo que es, a mi modo de ver, una gran injusticia... Ayer, hoy y siempre.

El idioma que se habla en esta parte del territorio francés es el Ch’ti, dialecto del que el resto de los franceses se burla. Si hay que hacer justicia, tenemos que decir que los flamencos no tienen la mejor opinión de los franceses, de los ciudadanos franceses del sur, a quienes consideran como poco confiables, volátiles y nada de sobrios... Aunque, esta película muestra más los prejuicios de los franceses (del sur) frente a los flamencos (en este caso, franceses del Norte).

Fíjense en la escena en que Philipp pregunta si la torre es la torre de la iglesia y muestra el llamado Belfried, esto es la torre -generalmente del ayuntamiento- de las campanas, propia, muy propia de la arquitectura de Flandes.

La arquitectura, los ladrillos, los techos... el gusto por las papas (patatas, para Spain) fritas... es igual a la de Rhenania (en Bergues, tú te sientes en Kessenich o en Friesdorf), lo mismo que el carnaval (no entiendo el gusto de disfrazarse de mujer, ojo con esto que es algo que Philippe no capta y lo lleva al primer malentendido frente a Antoine), la decoración interior de las casas y la forma de ser de la mamá de Antoine (no me pueden negar que se parece a Julie Andrews, interpretada por Line Renaud, que viene de Armentières, precisamente en la frontera con Bélgica, fíjense cuántas veces mencionan los franceses del sur a Bélgica, como si fuera el Polo Norte) es propio de Flandes (hoy parte de Bélgica) y muy parecido a Rhenania (hoy en Alemania).

Me gustaría saber lo que pensarán los belgas -de uno y de otro lado- al ver esta película.

En Francia, existe una línea Linie Bordeaux-Paris-Metz que separa las dos culturas... Y es esta línea, la que el director trata de superar.

Annabelle Deconninck (el apellido es flamenco) es una verdadera mediadora entre las "dos culturas", de partida, porque puede entiende el francés de Philippe y por tanto, actúa varias veces como traductora y puede aclarar los malos entendidos idiomáticos y culturales (y explicar al director del correo, por ej., por qué Antoine está alcoholizado ya a mitad de la mañana).

Leo en la Base de Datos, acerca de la traducción (al inglés): Fantastic job with the subtitles.

A su vez, Malte pregunta por la versión en alemán (para el que se creó un dialecto alemán que es similar al dialecto francés de la región) y Hummer responde: I really hate most german versions of foreign-language movies, but this one is really good. I was surprised to see (and hear) how great this weird idea works. I can only recommend to watch the german version. It´s a rare example of a fine piece of work.

Tiene razón, pese a ello, si la pueden ver en original... tanto mejor :)

Y no hay que olvidar lo que nos dice Antoine: "quien viene al Norte, llora dos veces, primero al llegar y luego, al despedirse".


domingo, 23 de noviembre de 2008

James Bond : Quantum of Solace


No ha tenido buena crítica en Alemania, aunque la mayoría de mis amigos reconoce que es mejor que Casino Royal (que no he visto, así que no puedo opinar).

Una crítica acertada es que no parece una cinta de 007, sino una película de acción más (leo que también es la crítica del FAZ). Sí, no falta razón a quienes lo sostienen y, sinceramente, para ver pura acción, prefiero a Bruce Willis

GreeneMI6.

El ministro de relaciones británico, dice a M que si no ellos (los ingleses) no aceptan negociar con bribones, se quedarán sin partner. Con ello, acepta que debe hacer negocio con bandidos.

Es cierto que el problema de la energía y las pipelines es grande hoy en día y -se teme- que también lo sea el del agua en un futuro mediano, esto último -eso sí- lo veo más como producto de la fantasía prospectiva de los genios de siempre y menos como una realidad.

Transparencia Internacional que uno para James Bond.

Bond tiene un problema psicológico: desea vengarse de quienes mataron a su amada, de la que él piensa que lo traicionó también a él; pero parece que no fue así. La típica historia de amor entre agentes. Tan manida ya en otras películas.

Olga Kurylenko o Ольга Куриленко o bien Camille Montes (raro que, si es boliviana tenga un nombre francés, más probable sería que tuviera uno inglés) me recuerda -otra que quiere venganza- a Carole Bouquet o Melina Havelock en For your eyes only, una de las mejores sino la mejor cinta de Bond... para mi gusto al menos.

En un mundo en que una Bond Girl francesa interpreta a una griega y una norteamericana, a una rusa y un gran etcétera, me parece ridículo el disgusto de algunos paneslavistas que critican a la Kurylenko porque interpreta a una boliviana (rusa - boliviana, en realidad). Y más encima, del servicio secreto de Bolivia (!). La han llamado traidora (al mundo eslavo, claro) e iniciado una campaña en su contra. Sobre todo el tema Olga y su percepción en Ucrania, ver la selección de noticias en el blog de Nicholas (al que se ha incorporado recientemente Lyudmila) Kiev Ukraine News Blog

De alguna manera, en un mundo globalizado, donde podemos viajar -real o digitalmente- por todo el mundo real y también por mundos paralelos, se ha perdido ya por completo el atractivo que tenían, en las películas de Bond, de los paisajes exóticos, el carácter de espectacular de la ópera de Bregenz (Tosca en una puesta en escena de esas que conocemos demasiado por acá) y de las autopistas noritalianas, de Haití, del desierto chileno (en realidad, no es Bolivia, el gobierno de la Paz no dió autorización para filmar en ese país).

No es lo mismo que ocurría en los '50, '60 ó incluso en los '70, cuando no se podía viajar por el mundo como hoy. De partida, no se podía recorrer el Este de Europa y Cuba era el paraíso prohibido. Hoy en día, lo único prohibido es Corea del Norte; pero este país ya había sido mostrado en una película anterior. Además, de espectacular, no tiene mucho.

La música... nada especial.

Se la critica además, porque es un interminable desfile de marcas...


domingo, 9 de noviembre de 2008

Alfred Redl oriundo de Lvov, o Lemberg, en Galizia


Queridos amigos: recordarán la película -ya antigua- Oberst Redl, les recomiendo este artícilo de Radio Praga:

El escándalo que sacudió el Ejército austro-húngaro

En otras palabras, los rusos extorsionaron al jefe del espionaje y cotra-espionaje austro-húngaro con su homosexualidad.


jueves, 6 de noviembre de 2008

Homenaje a Michael Chrichton


Un homenaje muy pequeño, pero no quiero dejar pasar el día de hoy, sin escribir al menos este corto post en honor de este insigne autor

Es el trailer de Jurassic Park 1.