domingo, 23 de noviembre de 2008

James Bond : Quantum of Solace


No ha tenido buena crítica en Alemania, aunque la mayoría de mis amigos reconoce que es mejor que Casino Royal (que no he visto, así que no puedo opinar).

Una crítica acertada es que no parece una cinta de 007, sino una película de acción más (leo que también es la crítica del FAZ). Sí, no falta razón a quienes lo sostienen y, sinceramente, para ver pura acción, prefiero a Bruce Willis

GreeneMI6.

El ministro de relaciones británico, dice a M que si no ellos (los ingleses) no aceptan negociar con bribones, se quedarán sin partner. Con ello, acepta que debe hacer negocio con bandidos.

Es cierto que el problema de la energía y las pipelines es grande hoy en día y -se teme- que también lo sea el del agua en un futuro mediano, esto último -eso sí- lo veo más como producto de la fantasía prospectiva de los genios de siempre y menos como una realidad.

Transparencia Internacional que uno para James Bond.

Bond tiene un problema psicológico: desea vengarse de quienes mataron a su amada, de la que él piensa que lo traicionó también a él; pero parece que no fue así. La típica historia de amor entre agentes. Tan manida ya en otras películas.

Olga Kurylenko o Ольга Куриленко o bien Camille Montes (raro que, si es boliviana tenga un nombre francés, más probable sería que tuviera uno inglés) me recuerda -otra que quiere venganza- a Carole Bouquet o Melina Havelock en For your eyes only, una de las mejores sino la mejor cinta de Bond... para mi gusto al menos.

En un mundo en que una Bond Girl francesa interpreta a una griega y una norteamericana, a una rusa y un gran etcétera, me parece ridículo el disgusto de algunos paneslavistas que critican a la Kurylenko porque interpreta a una boliviana (rusa - boliviana, en realidad). Y más encima, del servicio secreto de Bolivia (!). La han llamado traidora (al mundo eslavo, claro) e iniciado una campaña en su contra. Sobre todo el tema Olga y su percepción en Ucrania, ver la selección de noticias en el blog de Nicholas (al que se ha incorporado recientemente Lyudmila) Kiev Ukraine News Blog

De alguna manera, en un mundo globalizado, donde podemos viajar -real o digitalmente- por todo el mundo real y también por mundos paralelos, se ha perdido ya por completo el atractivo que tenían, en las películas de Bond, de los paisajes exóticos, el carácter de espectacular de la ópera de Bregenz (Tosca en una puesta en escena de esas que conocemos demasiado por acá) y de las autopistas noritalianas, de Haití, del desierto chileno (en realidad, no es Bolivia, el gobierno de la Paz no dió autorización para filmar en ese país).

No es lo mismo que ocurría en los '50, '60 ó incluso en los '70, cuando no se podía viajar por el mundo como hoy. De partida, no se podía recorrer el Este de Europa y Cuba era el paraíso prohibido. Hoy en día, lo único prohibido es Corea del Norte; pero este país ya había sido mostrado en una película anterior. Además, de espectacular, no tiene mucho.

La música... nada especial.

Se la critica además, porque es un interminable desfile de marcas...


9 comentarios:

Hilda dijo...

NO he visto esta y espero verla pronto, así que ya te platicaré. A mí no se me hizo tan mala la de Casino Royal, a mí sí me convencía Craig como Bond, de hecho se me hacía un Bond más real, por lo menos este si se despeinaba y le salía sangre cuando peleaba ji ji
Además me encantan esos ojos azules je je
Ya te platicaré si logro verla. Saludos cariñosos. Hilda

Marta Salazar dijo...

ya!!!

esperamos tu comentario!

un abrazo fuerte!

Andrés dijo...

A mi me gustó mucho más Casino Royale. Me parece que ésta es una acumulación de imágenes tan frenéticas como confusas, mal narradas, que sólo busca el golpe de efecto. La historia, bastante pobre, está llena de agujeros e inverosimilitudes.

De todos modos entretiene, lo que no se si alcanza para ser un mérito.

Saludos

Marta Salazar dijo...

tienes razón Andrés! muchísima razón!

tengo que pasar por tu blog, tengo este medio botado, mea culpa!

pero lo intentaré retomar ahora en las vacaciones de Navidad!

Mil gracias por tu comentario, recibe fuerte abrazo!

Anónimo dijo...

No la he visto. Alquilamos hace tiempo Casino Royal y creo que es la única película que no he terminado de ver de toooooooodas las que alquilamos. Me dormí y al día siguiente tampoco la vi...
Así que entre la expiencia de la primera y lo que comentas creo que no iré a verla...

Anónimo dijo...

El anóniomo era yo. Benita. Sorry!

Juli dijo...

Marta, vi la película y tu crítica me pareció más bien un ensayo sobre la película, excelente! Muy buenas ideas, sobre todo analizar el papel de los "villanos" a través de los cambios que sufrió el mundo en los últimos años.

Marta Salazar dijo...

Gracias Juli!

Anónimo dijo...

Me encanta la ironía....los mismos que alentaron a Chile a que les invadiera Bolivia, que terminaría perdiendo la salida al mar en esa guerra, para quedarse con el salitre de los bolivianos y los peruanos que necesitaban para fabricar explosivos para sus guerras, los humanitarios británicos.... sí, esos mismos, ahora salvan a Bolivia de los delincuentes internacionales y de los venales norteamericanos. Por algo los ingleses no la filmaron allí ni en Perú, se fueron a Chile. Muy gracioso, a duras penas logro contener la risa...