sábado, 1 de diciembre de 2007

American Gangster


El martes pasado, vimos American Gangster Una vez más, Ridley Scott, no nos decepcionó. La película es muy buena y daría para escribir un post muy laaaargo, como no los voy a aburrir haciéndolo, trataré de concentrarme en lo que me pareció más significativo.

La ambientación -a fines de los 60 y comienzos de los 70- es excelente. Y esto, no sólo en cuanto a la decoración, las calles, los autos de entonces, esos que consumían litros y litros de combustible y producían litros y litros de CO2.

No sólo en este aspecto, sino que también en cuanto a la forma de pensar y, sobre todo en cuanto al comportamiento sexual de aquella época. Como decía un amigo de nuestro grupo ante la increíble promiscuidad de todos -menos de Frank Lucas- este acostarse con todas y muchas veces no saber ni siquiera cómo se llaman, no sería hoy posible.

La relación matrimonial (o ex-matrimonial) entre Richie Roberts y Laurie Roberts -una historia paralela- es muy interesante y también reveladora de la mentalidad de una época.

En el tribunal, él le reprocha a ella haberlo abandonado por ser un detective correcto y que, por ejemplo, no se quedó con el (casi) millón de dólares que él y su pareja (como detective) encontraron en un vehículo (y con el que se quedó otro policía, según se sabe después, ooops, perdón, no quiero revelar este tipo de detalles, porque muchos de Uds. aún no la han visto).

Ella le responde que él piensa que la única corrección está en ser un policía honrado; pero que nunca le importó no ser honrado con ella y engañarla con otras mujeres. Que esto es lo que acabó con el matrimonio y no que él no se haya hecho millonario por vías ilícitas.

Aparte claro de que él no tenía tiempo para su hijo.

No, porque durante el transcurso de la película, Richie - Russell Crowe se recibe de abogado e incluso se ve cómo empieza a trabajar como fiscal. Supongo que esto lo habría podido soportar Laurie y suplir a su marido en la educación del chico, pero lo que no podía admitir -y con razón- era la infidelidad.

La familia de Frank Lucas interpretado magistralmente (no podía ser de otra forma) por Denzel Washington) es una familia unida. Se ayudan, se quieren, pretenden lo mejor para sus miembros, en fin, lo que se alaba siempre en una familia... familia unida.

Pero, ¿esto basta? Sinceramente, ¿basta que una familia esté unida y, entre ellos, sean los mejores? No sé por qué me parece que no. A este respecto, me "autocito" (ver Little Miss Sunshine:

"Se ha dicho, según me contaron, en la historia se muestra la unidad de la familia. Bueno, pero ¿es la unidad familiar un valor en sí? Sinceramente, pienso que no. Las familias de la mafia calabresa (ver Ndranghetta) están unidísimas. Lo que me dice a mí si la unidad es buena -o es mala- es la finalidad de la unidad. El por qué de la unidad. ¿El por qué y el para qué la familia está unida? Soy muy teleológica..."

Lo que su mamá le dice: "tus hermanos y primos harán lo que tú hagas"... y "mira donde los has conducido".

Lucas tiene una doble vida: ante los ojos públicos, es un honorable ciudadano, acaudalado y mecenes (como su antecesor) Bumpy Johnson. A propósito, quizás, una persona tan inteligente como Frank, hubiese podido tener otro destino, salir adelante si hubiese tenido otra educación y no hubiese pasado lo que pasó cuando niño y le cuenta a Ritchie. Y hubiese tenido otro ejemplo a seguir y no el mafioso Bumpy.

Y por la otra, Frank es un mafioso capaz de asesinar a sus enemigos (Tango) con sus propias manos... bueno, con su propia pistola, a la luz del día y a vista y paciencia de todos los habitantes del lugar que él controla. Como ante los ojos de sus hermanos y primos.

Entre paréntesis, Lucas (en la foto de la izquierda) no se veía tan bien como Denzel...

Eva, ex-miss Puerto Rico, ¿qué habrá visto en él? O ¿está demás la pregunta?

Sí, esta es una película basada en un hecho real. Es una historia verídica. Por supuesto que tiene elementos que la hacen más atractiva para nosotros; pero el núcleo es auténtico.

Nos preguntábanos cómo podían los jóvenes de entonces consumir tanta droga. Sara me dice que era la cultura, la música, el entorno que te conducía a eso...

Claro, en esa época no habían visto los males (muertes y enfermedad) que causa la droga. Que causó la droga en gente que hoy tiene a lo mejor 60 años (por las calles de "mi pueblo" circulan algunos/as que, seguro que -a juzgar por cómo se ven hoy- en aquel entonces se lo fumaron e inyectaron todo).

Y los gobiernos no habían realizado las campañas anti drogas en los colegios (a veces, un poco exageradas, en Alemania, porque a todo le llaman drogas, han caído en el otro extremo).

Nixon (se lo ve en la televisión) tenía razón: "la droga es (era) el problema más importante que tenemos". Supongo que muchos habrán dicho que era un retrógrado...

Terrible es que una cantidad tan grande de policías se haya corrompido. Entre ellos el compañero de Ritchie, al que éste trata de ayudar; pero, en definitiva, no puede...

Josh Brolin o el detective Trupo y su tropa es/son de lo peor. (Se parece a Pepe Cortisona, para quienes conozcan a Condorito).

Los ex-compañeros del Ritchie real han criticado que no todo el trabajo lo hizo él solo, sino que ellos fueron importantísimos. No creo que en la película esto se deje de lado; pero es un antecedente a tomar en cuenta: tal vez la participación de los otros policías fue mayor de lo que se muestra.

El intento de detener la operación en el aeropuerto (me parece que quien lo intenta y casi lo logra es un policía del FBI) por "no dejar mal a los soldados muertos en Vietnam"... es el típico intento de "tapar" una acción objetivamente mala por "razones de estado".

Lo que dice: "un negro no puede lograr lo que no han logrado ni italianos ni judíos" es muy significativa del que no quiere ver la realidad. Lo que es improbable, no es imposible.

En fin, muy buena, recomendable, cruda o no, real, muy real. No más cruda de lo que es la realidad.

La música, típica de Scott, muy buena. Russel, inmejorable. Carla Gugino (Laurie), me reconcilié con ella gracias a este personaje... es que los Spy Kids no me gustan mucho y ella era la mamá.


10 comentarios:

Martín dijo...

Hola, Marta

Yo también soy muy teleológico… Me gusta saber el por qué y para qué de mis convicciones, las que no me gusta asumir sólo porque sí (sólo por tradición o por hábito), pues si no se vuelven muy frágiles… Por eso coincido contigo: incluso en la unidad familiar siempre debe haber con claridad un por qué y un para qué… Y justamente para que la familia se mantenga más unida todavía, incluso en las peores crisis… Trataré de encontrar esa película… Interesantes los aspectos que le resaltas… Gracias por la sugerencia…

Saludos

Rayco dijo...

Parece bastante interesante, aunque algunas cosas las he pasado para que me sorprenda.

Un saludote y que tengas un buen fin de semana. Viva Alemania!

Marta Salazar dijo...

Gracias Martín, gracias Rayco!

sí, yo pienso que nada nos debe sorprender, sobre todo cuando lo hemos pasado;

no lo menciono, porque no lo encontré necesario, pero en mi colegio, la marihuana era super común, aunque el Blue magic, heroína pura, supongo que eso era sólo para el primer mundo, je je

En Alemania no hay ahora tanta droga, en parte por miedo a contagiarse de sida por las inyecciones, pero sí hay demasiado alcohol,

Un detalle de la peli es que dicen que las capas bajas de la población se inyectaban y las más altas, preferían fumarlas... curioso, sería como para pensar qué puede significar...

Un abrazo fuerte por Lima y por las Islas Canarias!

Luna Carmesi dijo...

Con el Sr. Scott tengo algo que siempre es atrayente. Algunas veces no he salido satisfecha de la sala pero en general es un buen punto de referencia para gastarse unos dineros y sentarse delante de la pantalla grande.
¿Carla Gugino? Vaya! jajaja tienes razón en eso de los spy kids jajaja
Afortunadamente estaba mas centradita en un par de series de tv donde la descubrí.
Saludos.

Marta Salazar dijo...

aaaah! hace también televisión?

y qué tipo de serios o de programas?

la verdad es que su personaje me convenció 100% en esta película, muy auténticamente de la época.

Me pasa lo mismo con Scott, aún su película que menos me ha gustado, me gustó :)

Un abrazo muy fuerte!

Luna Carmesi dijo...

Son series de Tv.
La he visto en 'Sisco'. Tipica serie policiaca americana. Es una Ranger de Florida, vamos que tiene que detener a gente que ya esta juzgada y esta en fuga. Forma tandem con el actor maduro que salia en Jackie Brown... no recuerdo su nombre.
Y tambien en Operation Threshold, aqui esta al mando de un equipo de investigación para interceptar un virus extraterrestre... Esta serie fue maltratada por el canal de España que la tuvo... le quiero dar una oportunidad... a ver si la consigo un dia...
(Tenia un morbillo en Sin City... Bueno toda la pelicula!)
:-P

Benita Pérez-Pardo dijo...

Llego tarde!!!!!.

Por lo que leo la historia me parece, por desgracia actual.

Permisivismo del ambiente. Si todos lo hacen, por qué no?. Esa comodidad que en mayor o menor nivel nos invade para no hacer "lo mejor" sino lo que "hacen todos"

Ser un buen "profesional" justifica no atender bien a la familia..

Siempre he entendido que el que es deleal a au marido o mujer no puede ser una persona de fiar. Si le engaña a quien le prometió amor eterno y no es consciente de los "daños colaterales" (sufrimiento hijos) antes o después traicionará a su entorno profesional. Por eso entiendo que en USA los candidatos a los que se les descubre "una doble vida" (ej.: infidelidades) queden derscartados. No me parece un asunto de puritanismo sino de lógica aplicada.

El equilibrio entre vida personal y familiar (conciliación) es importante hasta para los Gansters!!.

Corrupción... Todavía existe. También creo que quien es corrupto en el trabajo lo es en casa. Se es íntegro o no se es. Al menos hay que intenterlo, aunque eso suponga no poder trabajar en determinados ambientes llamados al "chanchullo".

Estoy deseando ver la película.

Un saludo

Marta Salazar dijo...

yo estoy de acuerdo contigo, pero no se puede negar que la sociedad burguesa, nacida de la Ilustración tuvo un doble standard en cuanto a lo que "permitía" a hombres y lo que "exigía" a las mujeres.

ha habido hombres geniales y profesionalmente fantásticos que han sido, en su vida familiar y matrimonial, un desastre,

supongo que no ofendo a nadie si cito, tan sólo como ejemplos ilustres, a Goethe y a Einstein...

Creo que es un gran logro de nuestro tiempo (y especialmente del feminismo, en los países en que la sociedad burguesa estaba muy enraizada) hacer ver esta inconsecuencia.

E intentar ponerle un remedio.

Es un tema más que se puede debatir a propósito de esta película. Es el policía el que no recuerda ni siquiera el nombre de su companera de cama...

No el gangster que es menos promiscuo, es su plus, porque así pasa desapercibido. Nadie se imagina que es un gangster.

En todo caso, Benita, no te olvides que Clinton siguió en su asiento presidencial después de lo de Monica Levinsky...

No conozco el caso de Espana, pero aquí en Alemania, indudablemente que las cosas han cambiado mucho desde que llegó la epidemia de sida...

También tenemos muchísimo menos consumo de drogas que en los 70, pero supongo que esto es así en todo el mundo.

Un abrazo y gracias x tu comment!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Imagínate entonces, lo fantásticos que hubieran llegado a ser de haber "conciliado" vida laboral y familiar.Je, je, je...

En cuanto al permisivismo hacia los hombres todavía queda algo. El hombre que tiene relaciones con varias mujeres esporádicamente, aún soltero, no pasa de ser un simpático caradura o golfo. A la mujer se le llama otra cosa menos fina...

Todavía hay hombres que distinguen "mujeres para una noche" y "mujeres para casarse". Y esos mismos no consideran que las "mujeres para casarse" se puedan plantear la misma calificación... Y en esas estamos.

Marta Salazar dijo...

así es... estaba pensando exactamente en lo mismo...

manana, en mi blog de chistes Y PENSAMIENTOS sale algo sobre "la otra mujer"...

un saludo grande y gracias por tus comentarios!