martes, 28 de agosto de 2007

The Wicker Man - Wicker Mann - El hombre de paja - Nicolas Cage


De 8 de nov. del 2006


Me gustaría retomar la costumbre que tenía en mi Blog anterior Alemania, economía, sociedad y derecho en que comentaba películas.

Generalmente voy al cine una vez a la semana, los días martes, no por manía, sino porque es más barato, de manera que tendré harto que contar si reinicio la costumbre y tengo disciplina para escribir todas las semanas.

Ayer vimos The Wicker Man o Der Wicker Mann. Un Wicker Mann es un hombre hecho de paja, como el que se ve en la foto.

En todas estas culturas del Norte de Europa, en que el paso del invierno al verano es muy marcado, existen en el mes de mayo, ritos de purificación... y de la fertilidad que coexisten entre sí, porque son expresiones más o menos de lo mismo y perviven desde tiempos inmemoriales.

Pese a que estas regiones fueron, algún día, cristianizadas, pero parece que quedó bastante por hacer. A ver si después cuento de algunas en que he estado presente, en que se quemado algo.

Un símbolo de la fertilidad que pervive en estas regiones del mundo son los árboles de mayo.

Los "árboles" de los bávaros (que se supone que tienen un % de sangre celta), tengo que reconocer que son bonitos.

Los árboles de aquí del Rheinland... son menos bonitos, por no decir que los encuentro bastante feos. Como son tan caros, han sido subsituidos por corazones (de cartón) más baratos y que se pueden comprar en el comercio.

Además, debido a la liberación femenina, no sólo los hombres regalan algo a las mujeres, sino que también, ellas algo a ellos, por ejm., estos corazones de que hablo, que han pasado a ser unisex.

En la película, también hay árboles de mayo -por eso los menciono- parecidos a los bávaros.

Por su parte, se explica que el hombre de paja es también una costumbre celta. Igual que en la película antigua...

Sí, no sé si vieron la antigua película británica, The wicker man (incluso trabajó Christopher Lee) de 1973, que pasó sin pena ni gloria, a mí me gustó, aunque reconozco que era bastante mala. Si les interesa el tema, les recomiendo verla, pero sin niños. Se ambienta en una isla escocesa.

El film con Nicolas Cage rehace la historia antigua, pero la sitúa en una isla norteamericana en el Pacífico, frente al Estado de Washington.

Es una isla privada, donde no rige -teóricamente- el derecho estatal norteamericano. Lo que en Alemania llamaríamos "el estado dentro del estado". Algo que no puede ser, porque las leyes -civiles y penales- de un estado no pueden ser suspendidas por el o los o las proietario/as/o/os de un terreno, ubicado dentro del territorio de un estado. Pero intentos como éste han existido en la historia y continuarán presentándose.

No quiero revelar mucho, para no quitarle el suspenso a la película, en el caso en que la vean, lo que les recomiendo, porque la historia es buena.

Tiene temas que están presentes en nuestra sociedad: se destaca la bondad natural de la mujer, su armonía con la naturaleza, con la madre tierra (en la fiesta de cumpleaños de un conocido mío, profesor universitario, los comensales agradecieron la cena rezando a la madre tierra, esto, en Alemania del s. 21), su superioridad frente al hombre que la tuvo sojuzgada durante siglos.

Se idealiza la feminidad y la maternidad, como funciones biológicas y de preservación de la especie. Para esto se necesita -ovbio- a los hombres que se ven como meros sementales.

Estas mujeres admiran a las abejas y tratan de organizar a la sociedad como un panal. Los hombres, eso sí, no son zánganos, sino que están obligados a trabajar para las mujeres, en una sociedad matriarcal. No sé por qué me da la impresión que les cortan la lengua para que no hablen.

Se trata de una sociedad estática, en que la hija toma el lugar de la madre y esto de generación en generación. Otro tópico muy común entre estos pueblos.

(A propósito, no he leído peor libro sobre educación que el de Irina Prekop, sé que está traducido al castellano, lo desrecomiendo totalmente, ella adopta esta teoría de la tribu y la sustitución, dentro de la familia, de una persona por otra, por un descendiente que viene a ocupar el papel de un ascendiente, de una manera misteriosa).

Como se pueden imaginar, se trata de ritos en que se ofrecen sacrificios humanos, para mejorar la cosecha... Nada espiritual.

De bienes y virtudes, nunca se ha oído nada en esta sociedad regida por la representante de la madre tierra que lo dirige con mano de hierro, pero femenina.

Tal como la película anterior, la sociedad que se nos presenta es bastante sensual; pero a diferencia de la cinta antigua, en esta, afortunadamente hay menos "sexo explícito". Es más fina. Es que hemos progresado algo desde los '70 y ahora no necesitamos tanto sexo para encontrar buena a una película.

Así es, el paisaje muestra una región en que sus habitantes se hallan en armonía con la naturaleza, porque vive de acuerdo a los dictados de la madre tierra.

Todo esto, expresión de una religión natural, arcaica, con una mezcla de feminismo de la última generación, un poco todo esto que está tan de moda actualmente. ¿No es esto -religión natural + feminismo actual- lo que algunos presentan como la solución a todos los problemas de nuestra sociedad?

Más aún, los niños que son considerados inviables, incapaces de sobrevivir o de trabajar, son simplemente eliminados, ¿cómo? Vean los frascos con fetos que la médico-fotógrafa tiene en su casa. En ellos, está la respuesta a esta pregunta.

En suma y para no alargarme más, Nicolas Cage actúa muy bien, Kathy Bates, excelente, como siempre.

La verdad es que el vuelco o los vuelcos y las sorpresas que nos depara la historia son realmente inesperadas.

El paisaje, preciso, un lugar realmente paradisíaco... que se convierte en un sitio realmente demoníaco.

Vale la pena ver la película, espero sus comentarios.


5 comentarios:

Agata* dijo...

La verdad es que a mí esta peli me pareció un desastre... me pregunté ¿cómo ha podido participar Nicolas Cage? De verdad que no me gustó nada... de hecho la vimos en mi casa y los demás opinaron lo mismo... eres la 1ª persona que encuentro qe hable bien de esta peli...
Pero bueno, eso demuestra que hay gustos para todo!

Marta Salazar dijo...

tienes razón agata!

1 abrazo!

Anónimo dijo...

"NOT THE BEES! AAAAAGGHHHHH!"

Esta peli es un placer culpable. Es eso, o mi fanatismo por Nick Cage me ciega jaja.

Borja Márquez Molina dijo...

FANTASTICO BLOG, MUY COMPLETO. ME CHOCO BASTANTE LA PELICULA Y ME GUSTO MUCHISIMO, INTRGA, TEMA NADA COMUN, ME ENCANTA. FELICIDADES!!!

Jaime García-Rodríguez dijo...

La version original británica de "The Wicker Man", con Cristopher Lee, que data de 1973 no es en absolute mala. Lo que no es es una película de "terror". Nada que ver con la mediocre de Nicholas Cage, llena de símplismo. La película británica era una contraposición teológica entre el Cristianismo (en particular Catolicismo o High Anglican Church) y el paganism basada en el concepto de sacrificio ¿Es menos sangriento un sacrificio simbólico Cristiano recuerdo de un sacrificio sangriento y real que un sacrificio pagano en beneficio de la comunidad? Aunque el filme no se decanta por el paganism o el cristianismo, presenta como lo "natural", privado de represiones, el paganismo naturalista. Ahí está su capciosidad. El final de la película, disquisiciones religiosas aparte, es brillante e inesperado. Para los cinéfilos de inclinación filosófica yo recomiendo la version de 1973. Sin dudarlo.