domingo, 26 de agosto de 2007

The Hitchhikers Guide to the Galaxy


De 16 de junio del 2005:

Espero no ofender a nadie con este comentario. Sé que tenemos gustos y preferencias distintas en literatura, música, arte en general y... en cine. Como ya nos conocemos tanto, a través del cyberespacio y especialmente, a través del blogspace, me atrevo y contarles/contaros algo algo más personal, como a mis amigos.

El martes en la noche, fuimos al cine. Esta vez no tuve la oportunidad -no me alcanzó el tiempo- para consultar en internet, información acerca de la película a la que me habían invitado. Fue un error no hacerlo. Sólo había visto los afiches -muchos, buen (y caro) trabajo de marketing- por las calles de la ciudad.

No se veían mal. Me recordaron Polar Express y Star Wars. Me bastó esto y saber que no era una película ni alemana ni francesa, para aceptar la invitación al cine, para ver The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy (pensé que era una típica peli de los EEUU). A posteriori, he leído que la cinta está basada en un libro de Douglas Adams (Cambridge, * 1952), aparecido en 1979. Y que el director es un debutante (en cine) inglés. Al parecer, se trata de un libro de culto. Británico (aunque oficialmente es una co-producción USA-británica).

Los comentarios que he leído en internet (99% positivos, sé que estoy en minoría; sólo en una revista económica se dice que la película es inconsistente; sí, es lo menos que se puede decir) dicen que es una especie de comedia de absurdos y que reflejaría el típico humor británico. No sé si suscribirlo.

La película es británica y -me parece- que aquí está mi problema: el cine europeo y yo no nos entendemos. Con un poco más de humildad, podría decir que no me gusta el cine europeo, que no lo entiendo. Toda la sala se reía a gritos (a mi lado tenía a tres hombres de mediana edad que reían a carcajadas muy poco finas). Pero ni yo, ni mi acompañante nos reíamos.

Es más, lo encontrábamos todo tan insulzo y burdo que, llegado un momento (un poco más de la mitad de la película), decidimos retirarnos. Es la primera vez en mi vida que me voy del cine porque no me gusta le película. Sé que nadie de los presentes nos entendió, porque realmente la encontraban muy divertida. Respeto la opinión de mis ex-co-expectadores, por esta razón, salí rápido, para no molestar a nadie. Un alivio estar afuera, porque para mí fue realmente una tortura estar sentada mirando una historia absurda, ininteligible, sin sentido y una verdadera lata, ni siquiera ocurrente. Que me perdonen los lectores que encuentren que la película es buena.

Sí, sé que debe haber películas europeas buenas; pero hace mucho tiempo que no veo ninguna. Sé que muchos de Uds. me escribirán recomendándome buenas películas europeas. Bienvenidos sus mails. Ayer mismo, me recomendaban no sé qué cinta francesa, que debe ser muy buena...

La peli esta es una especie de farsa de películas norteamericanas (de Hollywood, como se expresa mucha gente en forma despectiva) del espacio o no del espacio. Las naves espaciales se parecían a las de Independance Day. Las dos personalidades del presidente de la Galaxia son una mala copia de las dos personalidades de Gollum en El Señor de los anillos. El robot -parodia de un humano depresivo- es una mala copia de C-3P0 y de R2-D2. El protagonista Arthur y su vestimenta es también una copia (muy mala) del chico de Polar Express. La nave espacial que roba el presidente de la galaxia es muy fea y anticuada, parece un escenario super espacial de los años 60. Una mala copia (para televisión) del interior de la nave de Viaje a las estrellas. Para qué hablar del vestuario, horrible.

Me gustaría saber cuántos millones recibió esta película por concepto de subvención...


2 comentarios:

warex dijo...

lo que pasa esque eres un completo ignorante

Marta Salazar dijo...

eeeh, eres inglés? y tradujiste en internet lo que querías decir, ja ja (porque está mal escrito)

gracias! así es! soy completamente ignorante,

gracias x recordármelo!