sábado, 6 de octubre de 2007

Vollidiot


Queridos amigos: hoy me quiero referir brevemente a una película que no he visto...

y que no veré. Me basta haber (estado obligada a ver) visto el trailer varias veces y haber leído un par de comentarios, para estar segura de mi decisión.

Se trata de Vollidiot, esto es "totalmente idiota" o "total idiota".

En Alemania fue declarada "apta a partir de los seis años". En otras palabras, sabemos que tiene mucho sexo, ya que las cintas para seis (sechs) presentan generalmente mucho Sex (sexo).

En el trailer, el protagonista (el totalmente idiota) reconoce, sin embargo que: "nunca tengo sexo: si bebo muy poco, no me atrevo y si bebo mucho, no puedo".

Claro, si es un idiota total.

El último comentario que leí decía: "si Ud. está cansado de ver películas 'americanas' de acción y 'harto' del mundo de los bellos y los ricos, si quiere ver a un héroe real, vea esta película".

Oh, si los héroes fueran así... No iría más al cine. Por eso no veo películas alemanas, sobre todo una como ésta, que ensalza y justifica... la idiotez. No lo digo yo, lo dicen ellos: completamente idiota.

Es un vendedor de teléfonos (por el color debe ser de la Telekom, sí, leo que hay un libro y en él, se trata de la Teuerkom) que ha sido abandonado por la novia, con una jefa (que parece hombre y se viste como tal) que es una parodia de algo que poco existe en Alemania: una mujer de carrera. Aquí hay propaganda subliminal machista.

Lo ayuda y aconseja un "amigo" (un gordo feísimo) que es una parodia de un date doctor.

Hasta que... ve a una hispanoamericana llamada Marcia P. Garcia (sí, sin acento) que vende café y se vuelve loco por ella. E intenta conquistarla, a cómo dé lugar. Con la ayuda y los consejos del gordo.

Claro, es la típica historia. La he visto muchas veces: el alemán y la centroamericana exótica... Y... después de... cinco años, ¿qué? Ver, si quieren, No risk no fun

Me quedo con la acción de los héroes de Hollywood (o británicos).


6 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Las comedias de "adolescentes" suelen ser todas iguales. La verdad es que no suelo ver ninguna me basta con leer el tema.

Marta Salazar dijo...

el problema es que... esta no es para adolescentes... El vendedor es ya adulto y el gordo, también.

O es que tal vez la adolescencia se prolonga entre el público alemán?

Tal vez sea esa la explicación: un pueblo entero con el síndrome de Peter Pan!

Saludos Benita!

Alejandra dijo...

No había oído hablar de esta película, pero con tu comentario y la foto del trailer sé que NO LA VERÉ... me recordó a Borat, sin el cuento del choque de culturas...
Saludos Marta

Marta Salazar dijo...

je je, y eso que los alemanes estamos convencidos que todo el mundo conoce las películas que se producen acá, con el dinero del contribuyente (porque se descuenta el dinero que se invierte en el cine)!

Diego dijo...

Demasiados prejuicios intelectualoides, tengo que recalcar que el cine alemán es muy bueno, si no lo ven se lo pierden y si lo juzgan por esta pelicula, dejan en claro la acotada capacidad de critica que poseen. Las historias de acción de hollywood que la "gente" de este blog prefiere ver, están dirigidas en varias ocasiones por directores alemanes. Y hay un publico les guste o no al que le gustan las peliculas pochocleras, porque cumplen con el fin que se les encomndo al realizarlas, divertirse un rato y a otra cosa.

Marta Salazar dijo...

pocho... qué!