miércoles, 3 de octubre de 2007

No Reservations - Rezept zum Verlieben


Ayer la vimos. Después de algunas malas experiencias, tengo ciertos temores con respecto a las comedias de amor... Pero suponía que si actuaba Aaron Eckhart (Josh Keyes en The Core) no podía ser mala...

Y pienso que no me equivoqué. La película trata en forma simpática, amena y positiva un tema bastante difícil: la muerte de un ser querido, la "adopción", por así decirlo de una "hija" (es la sobrina, pero Kate pasa a hacer las veces de "mamá", después de la muerte de su hermana; sí ya sé que una madre es irreemplazable, es sólo una forma de hablar) y lo difícil que es, para una mujer que parece que tuvo un padre ausente (luego de la muerte de su madre, esto es lo que le dice al psiquiatra), confiar y entregarse a un hombre, a Nick.

Sobre todo si es una mujer que está convencida que su vida es su profesión. Por eso mismo, el hombre que estaba llamado a demostrarle que ella era y tenía mucho más que su profesión de cocinera estrella, no podía venir de muy lejos: otro cocinero.

Lo de las sesiones con el psiquiatra, me recuerda las películas antiguas en que estos diálogos con un psicoanalista eran muy comunes y nos daban claves para entender a los personajes. En este caso, el profesional se mostró muy bien, dió pocos pero buenos consejos (como el de los fritos de pescado), pero dejó en libertad a Kate para tomar sus propias decisiones, como cuando le dice que "no hay receta (de cocina, claro) que ella misma tiene que crear una receta propia".

Nick, estupendo, como siempre, qué ganas de tenerlo como amigo, aunque si llegara de madrugada a mi casa, les prometo que no le abro la puerta. Entre paréntesis, la película no muestra lo que se denomina "sexo explícito", pero sí implícito, esto es, lo insinúa. El que no hayan escenas de sexo -como era muy común hasta hace algunos años- parece ser la nueva tendencia en Hollywood, para llegar a más espectadores. Son las llamadas películas familiares, esto es, que pueden ser vistas por toda la familia. Ésta, además, trata de un tema familiar.

En este mismo contexto, se muestra la normalidad de que una de las cocineras o ayudantes de cocina, tenga un niño (dé a luz), claro, la maternidad, como le decía a un amigo hoy en la tarde... es lo más natural.

Kate es un poco, tal vez algo fría, pero no demasiado, tal vez sea muy gringo esto de no haberle dicho a Zoe que la quería, que había querido entrañablemente a su hermana (la mamá de Zoe). Pero, en ningún caso es distante o mal educada. Tiene su carácter, lo que está muy bien, pero no se altera sin razón. Es lógico que a Zoe le cueste vivir con Kate, que extrañe a su mamá; me parece que este tema está bien representado, en forma, si se puede decir así, normal. Apto para que un niño lo vea y lo comprenda.

La música, espectacularmente escogida... Ahora que Pavarotti acaba de morir, suena aún mejor.

Entre paréntesis, no sé si saben que Catherine Z-J tuvo una enfermedad respiratoria de niña y, por eso, tiene una cicatriz en el cuello, que en esta película -ya que la filman desde bastante cerca- se le nota mucho; pero no es ni una operación, ni restos de botox.

En fin, me gustó la película y la recomiendo. Tiene final feliz y... yo también habría aplaudido la escena en que Kate clava el trozo de carne en la mesa del cliente. Pero no les cuento más...


8 comentarios:

dereck dijo...

Hola anochela vi.....
bueno no soy muy fanatico de las comedias romanticas
digamos q esta peli es la tipica polos opuestos
se atraen.. la tipica sobrinita celestina
y bueno nada.... me hizo reir bastante fresca no tan empalagosaaa... todo bien condimentado a lo italiano
Solo que no se tu martha... No me convencieron del todo Esas dos historias paralelas.. no sabes si lo que se quiere contar es una historia de amor entre dos cocineros o la responsabilidad de una mujer. Un 2 x 1!!
Por ciertooooooo tu debes saber que este es un remake de la peli llamada ---Deliciosa Martha, (el film alemán de la directora Sandra Nettelbeck) Verdad q si?? jajja Cuidate AMIGA!!!!!!
DERECK

Marta Salazar dijo...

sí, me lo había dicho mi amiga Sara (a la que le agradezco en la columna de la derecha), pero como no lo había comprobado, no lo escribí... No es que desconfíe de Sara, ja ja, pero es que no me atreví a hacerlo sin saber nada de "La bella Marta", mi tocaya, je je.

Viste esta película, a mí, unos me han dicho que es buena y otros, que es mala y, como no me atrae el cine alemán... no la he visto... No sé ni siquiera si está en la madiateca!

Qué opinas tú? es buena? la veo?

Un abrazo Dereck!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Ya encontré la crítica. A ver si la veo este finde. Ya te contaré...

De verdad Marta, que no sé de dónde sacas el tiempo. Me dejas impresionada.

Marta Salazar dijo...

como decía mi sensei de karate: queres es poder, ja ja

Alejandra dijo...

Marta, a mí me encantó esta película. es simple, pero entretenida, una la siente cercana.
Eso sí, fui una tarde sin haber comido, y con tantos platos que mostraban, morí de hambre...
Saludos

Marta Salazar dijo...

sí! me quedé con ganas de comer pescado! espaghetti con salsa de albahaca y todas esas delicias!

cuando se pasaban las copas de vino! les estiraba la mano y les pedía una para mí, ja ja

la verdad es que he estado pensando en la peli y me dejó con una sensación buena... Es una película bonita, positiva, recofortante...

Estuve pensando en lo que escribió Dereck... pero es que yo creo que las historias se complementan, una sola habría sido muy poco...

Y, desde entonces, estoy escuchando música de ópera italiana!

Un abrazo fuerte Ale!

dereck dijo...

jajajaj a tu pregunta si veelaaa... no esta demas.
a tu comentario si las historias se complementan.. debe ser q soy muy basico jajaja.....

Marta Salazar dijo...

me encanta lo básico! je je (es que no me gusta la complicación),

ah! Benita, tal vez por eso me alcanza el tiempo... no creas que no he pensado en tu proposición, pero no tengo ideas claras aún, I'm thinking...