viernes, 4 de enero de 2008

Enchanted, Encantada, Verwünscht


Enchanted es una película que, entre mis amigos ha despertado sentimientos o más bien, pensamientos encontrados.

A Sara (ver columna de la derecha) no le gustó mucho -o nada- y le ha hecho bastantes críticas -todas muy acertadas-.

A Mali, sí le ha gustado tanto que dice que es la mejor película de Disney que ha visto.

Una de las críticas: es una historia previsible... así es. Se sabe lo que va a ocurrir, sobre todo a quienes, desde "nuestra más tierna infancia", hemos sido fanáticos de las películas (y las historietas) de Walt Disney. Giselle, además de Giselle, es Blanca Nieves, La bella durmiente y ... y Nancy es La Cenicienta.

Hasta cierto punto, me decepcionó, porque no es tan divertida como esperaba. Sí, es que no es una película cómica (aunque sí es divertida, porque, después de todo, es, en para niños) y no tiene por qué serlo. Fui yo quien llegó al cine (el 31 de diciembre, la foto es de Kinopolis, bajo licencia CC => la pueden copiar para fines no comerciales y con link a este blog), esperando ver una cinta cómica, pero no tenía por qué serlo. Simplemente, me equivoqué.

De alguna forma, se enfrenta la simplicidad del mundo de los cuentos (de Disney) con la realidad de la vida de nuestras sociedades modernas. Por ello, cuando Giselle dice a Robert que nadie ha sido amable con ella, él le contesta: "bienvenida en Nueva York".

Al final, como ocurre tantas veces, Robert termina pareciéndose a ella y Giselle a él, mejor dicho a todo lo que él representa, menos en algunos aspectos... Por ej., en los aspectos en que Morgan no se parece a su papá.

Robert quiere que Morgan (huérfana de madre, que la abandonó; al menos es lo que nos cuenta Robert) sea "fuerte" (por eso le regala el libro sobre la vida de las mujeres fuertes) porque a él le parece que es muy tímida.

Desea que tenga una madre y escoge a Nancy, "una mujer fuerte" -supongo que él la consideraría así, pero a mí más me parece "una mujer dura"- como mamá de Morgan. Él no la quiere, no está enamorado de ella; pero actúa racionalmente o más bien racionalistamente, como le explica a su secretaria. Después que ésta le hace ver que, en realidad, no ama a Nancy.

Sería un "matrimonio racional", al menos es la idea de matrimonio que tiene Robert. Decepcionado de la realidad, del matrimonio, de las personas; pero no pesimista, él piensa que ser así es realmente ser realista. Él no puede entender que su clienta decida volver con su marido y no divorciarse, después de escuchar a Giselle. Él ya no creía en el "amor eterno" ni en el amor para toda la vida, después de todo, había tenido, por lo menos una decepción en la mamá de Morgan.

A esta idea racionalista se contrapone la del amor incondicional y para toda la vida o eternamente que representa Giselle y... y Edward.

Nancy también cambia al final de la película -o se hace ella misma, se permite a sí misma ser como siempre quiso ser- y lanza su teléfono móvil o celular lejos, como un signo de rompimiento absoluto con el mundo frío y calculador en que había vivido hasta ahora.

En todo caso, la transformación de Giselle le sirve para introducirse de lleno en el mundo "capitalista" de los negocios neoyorkinos, convirtiéndose en una exitosa empresaria.

Mi escena favorita: el llamado a los pajaritos del bosque y demás animalitos que, como se pueden imaginar, en New York eran distintos a los del mundo encantado del que procedía.

Otra de mis escenas favoritas: en el baile final, una de las dos sras. -típicamente neoyorquinas- le dice a la otra: "el show de este año es mejor que el del año pasado". Me pareció super diviertido, era previsible que alguien lo diría; pese a ello, es igualmente divertido.

Y la tercera que me gustó: Morgan saca la tarjeta de crédito de su papá y le dice a Giselle: "papá dijo que era sólo para emergencias y ésta es una".

La escena del parque, muy larga y gustará a los amantes de la música. Y de las "películas musicales".

Lo que Morgan -y tantas otras niñas en el mundo- no es que los padres les impogan -con la buena intención de ayudarlos- patrones de conducta que a ellos les parecen apropiados para "triunfar en la vida". Cualquiera que sea lo que ellos entiendan por este triunfo... Lo que los niños necesitan, lo que Morgan necesitaba es que la dejaran ser ella misma.

Me pareció buena, pero creo que hay que hablar con los chicos -sobre todo con los más inteligentes y que se plantean más interrogantes- acerca de la historia.


10 comentarios:

Hilda dijo...

Hola Marta, al igual que tú fui a verla esperando ver una película cómica, así parecía en los cortos y me decepcionó al igual que a ti, en ese sentido. Sin embargo reconozco que tiene situaciones divertidas.
Efectivamente al ver el llamado de los animales, se ve raro viendo cucarachas y ratas bailando, que horror!!
Me encanta ver como la ardilla busca comunicarse a través de caras y gestos, y me divertía ver como no le entendían. Muchas veces pasa así, la gente intenta comunicarse pero el receptor no entiende.
Me gustó ver como Nancy se queda con el príncipe, ella buscaba algo romántico a pesar de ser dura y Robert no se lo da, el príncipe sí.
En cuanto a Robert y Morgan, está bien inculcar en el realismo, pero la dosis entre ingenuidad, idealismo y realidad debe ser equilibrada a mi gusto.
Muchos saludos Marta. Afectuosamente. Hilda

Marta Salazar dijo...

Querida Hilda! mil gracias! y si escribes un comentario en tu blog sobre esta peli? sería buenísimo!

Rayco dijo...

La película es divertida pero no tanto como cómica. Tiene un montón de guiños y alguna elipsis interesada. Los actores principales están bastante correctos. ¿Y la fotografía? ¿Y la banda sonora? Son películas de Disney y, para los niños, una buena dirección artística es fundamental. Yo creo que cumple. Es y debe ser previsible. Otra cosa en este tipo de películas no tiene sentido jajajaja.

Hilda dijo...

Hola Marta, gracias por la sugerencia, no se me ocurre en realidad bajo qué perspectiva hacerla porque tú hiciste una crítica excelente. Pero gracias por la sugerencia y las palabras de aliento, ji ji. Un gran saludo. Hilda

Marta Salazar dijo...

gracias Hilda! pero la crítica realmente buena es la de rayco, en pocas líneas, dear rayco, lo dijiste todo!

gracias!

Alejandra dijo...

A mí me gustó esta película, tanto, que quiero tener el dvd.
¿Y sabes con qué me quedo? Con la letra de la canción que canta Giselle en el parque. Será muy Disney y todo, pero ahí se esconde una verdad que, por olvidada, es culpable de muchas cosas.
Un abrazo

Luna Carmesi dijo...

No es ni mucho menos una mala pelicula, tiene puntos divertidos y algun tema musical no esta nada mal.
Es un producto Disney pero muy bien realizado.
Saludetes.

Marta Salazar dijo...

Ale: "¿Y sabes con qué me quedo? Con la letra de la canción que canta Giselle en el parque. Será muy Disney y todo, pero ahí se esconde una verdad que, por olvidada, es culpable de muchas cosas",

sí, yo creo que es el mensaje principal de la historia...

y por qué no escribes/ escriben, también Luna, algo sobre la película, sería buenísimo!

Un abrazo muy fuerte y gracias por los comentarios!

Benita Pérez-Pardo dijo...

A mi me gustó mucho. Es cierto que "abre" muchs frentes para hablar con los hijos.

A mi me hizo mucha gracia la ardilla, y cuando la niña le dice "tengo algo mucho mejor que un hada madrina" y saca la tarjeta Visa.

Estoy con Mali. A mí me parece, con Aladin y la Sirenita una de las mejores pelis de Disney. A mi hijo de 7 y a mi hija de 4 también les gustó mucho!!

Marta Salazar dijo...

sí, tienes razón la escena de la tarjeta de crédito es muy buena! un abrazo!