domingo, 6 de enero de 2008

El Naufragio del Pamir - Der Untergang der Pamir


Der Untergang der Pamir o El naufragio del Pamir (Pamir es una cadena montañosa en Asia Central) es una película alemana para televisión del año 2006.

Relata -en dos partes- el naufragio del último -y tal vez el primero, no sé- busque escuela de la Marina mercante alemana, el Pamir, un velero de carga de cuatro mástiles. Construido en 1905, en Alemania, que navegó bajo la bandera alemana, finlandesa y neozelandesa (también perteneció a una empresa belga un corto tiempo) antes de naufragar en medio de un huracán a kilómetros de las Islas Azores.

El espectacular naufragio se filmó también espectacularmente, en Malta. El making of es buenísimo, como también la documentación histórica. Y de especial interés son las entrevistas a los dos sobrevivientes y a otros ex cadetes o marineros de la espectacular embarcación.

El barco que, para la filmación hizo las veces de Pamir es el buque-escuela de los ingenieros de Marina rusos, con sede en Murmansk (hoy considerada la puerta rusa hacia el Polo Norte), Sedov. La condición impuesta por los rusos fue que las clases no es interrumpieran durante todo el período de filmación.

El Sedov es blanco y el Pamir era negro, así que hubo que pintarlo y cambiar algunos "detalles" como el nombre del buque. Me pregunto qué mecanismo jurídico emplearon para navegar bajo otro nombre distinto al propio. Sí, porque el Sedov navegó en alta mar, durante la filmación, bajo el nombre de Pamir.

Me parece que la película está hecha con "muy buenas intenciones", lo que no quiere decir que la pueda recomendar sin más, ni siquiera que piense que es una "peli buena" en su totalidad. No, la primera parte no me gustó. La segunda, sí y la documentación es muy buena.

Entre paréntesis, de acuerdo a la documentación, los sobrevivientes del Pamir volvieron a Alemania en un avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Pero en la película, vuelven en un avión de una línea aérea inexistente... ¿Por qué? ¿Seguimos con el típico rechazo alemán a los gringos? No es que yo les tenga especial cariño a los yankees, pero habría sido una cuestión de justicia haber presentado la verdad en este punto.

Muestra Alemania de los años '50, un país en pleno "milagro económico", por eso, el papá de Wilhelm von Krempin (sí, en estas películas para el grueso del público alemán, no puede faltar el elemento nobiliario que atrae tanto a tantas y a tantos) le dice a su hijo que él se participará, a través de la carrera en la Marina mercante, al progreso económico del país.

Sin embargo, su hijo, Carl-Friedrich no tiene el menor interés en una carrera en la naval. Muy por el contrario, quiere ser escritor y, en lo personal, casarse con Carla, la hija de los panaderos del lugar.

Por ello, escapa del Pamir la noche antes de zarpar y se acuesta con Clara. Por eso, no alcanza a salir con el buque, sino que debe tomar un tren y subir al Pamir gracias a la ayuda de un remolcador (o algo así) que accedió a llevarlo al Pamir. Si no me equivoco, el capitán de esta última embarcación es, en realidad, uno de los marineros rusos del Sedov que fueron "envueltos" en la filmación. Al igual que uno de los estudiantes rusos que se transformó en uno de los cadetes del Pamir.

El contramaestre (espero que esta sea la traducción correcta de Bootsmann) lo manda a tierra; pero el capitán Ludwig Lewerenz le permite quedarse en el Pamir y realizar la travesía de instrucción. Eso sí, le advierte que él -Carl-Friedrich) sólo está a bordo porque su papá movió todo tipo de influencias y de relaciones.

Entre paréntesis, me llama la atención lo que por lo menos dos de los ex-navegantes del Pamir dicen en las entrevistas que les hacen (y que salen en el DVD): que muchos de ellos -y ellos mismos- decidieron embarcarse en el buque "para huir de sus familias". Sin duda, es una buena razón... Y después querrán también huir de las familias que ellos mismos funden. Si es que son capaces de formar una.

Pobre Klaus Nissen que se quedó sin casarse, pese a que su novia le había dicho por carta, que sí, que se casaría con él. La escena en que él se despide simbólicamente de ella, es una de las más divertidas. Siento hacer este comentario un poco macabro, porque describo el momento de su muerte, previo a su muerte.

Cuando dice que se acostará con las gallinas si no ponen huevos, es una de las escenas más vulgares.

Heikedine Lewerenz es intolerable. Una mujer muy y además muy fea. No entiendo para qué se casó con Ludwig, si a la primera oportunidad tiene un affaire con otro y qué pareja más dispareja con el "nuevo". Qué artificial el "amor" que le profesa el piloto de la Lufthansa. La relación de ellos, desde el comienzo es forzada, en esto la película pierde muchísimos puntos. Lo que me lleva a recomendar saltarse la primera parte y ver sólo la segunda que es donde se muestra el naufragio y hay más acción.

En la primera parte, hay una escena en una clínica de abortos, donde la amiga de Clara (la hija de los panaderos a la que Carl-Friedrich ama) le demuestra su cariño a la protagonista entregándole todo sus ahorros para realizar el aborto. Parece que, en esa época aún no eran pagados por la comunidad de quienes pagamos seguros médicos... Pero, al escuchar los gritos de una de las chicas a la que le practicaban un aborto, ambas huyen. Y es mejor así, el mensaje es: "como es hijo del chico que amo, no lo puedo abortar".

La familia de ella defiende al hijo de ambos, a su nieto frente al papá de Carl-Friedrich quien tiene otros planes para su hijo, planes incompatibles con el matrimonio con la hija del panadero y una eventual carrera como escritor (lo que él considera una ingenuidad).

La escena en que ambos padres (me refiero a los varones cabeza de familia) conversan muestra un poco la sociedad alemana de la época (fines de los '50), en que las mujeres no tenían ni voz ni voto en las decisiones importantes, ni siquiera cuando ellas eran las directamente afectadas.

La primera escena entre Hans Ewald y la chica (muchísimo menor que él) con el conejo que él lleva en el auto, nos muestra una sociedad aún rural pero en que las costumbres... bueno, dejaban un poco que desear... porque no me digan que es normal que un dandy más o menos mayor se interese (bastante fresco por lo demás) por una quinceañera y lo presenten como normal. La verdad es que, después de los casos de abusos a menores que hemos tenido por estos lados (especialmente los que han tenido lugar en la vecina Bélgica), supongo que estamos un poco... más sensibles al tema, de manera que no sé cómo se les pasó esta escena, por mucho que pueda haber correspondido a la mentalidad de los '50.

Me gusta la amistad entre Ewald y Acki. En que el primer oficial se juega por salvar al contramaestre del alcohol, en que se había refugiado después de la muerte de su señora.

En lo tocante a las relaciones entre los cadetes, me temo que tengo que hacer una crítica algo dura, en otro de mis blogs (porque es de un tema específico): Pamir o cómo resuelven los hombres sus problemas... a golpes

Buenos Aires... No es Buenos Aires, ¡es Cuba! No entiendo cómo pudieron a hacer una ambientación tan mala, falsa diría yo. Y ¡la música tropical que le ponen a las escenas en la capital argentina! El lugar real de filmación es Sta. Cruz de Tenerife o Teneriffa, como le llamamos en alemán. Lo único más auténtico argentino es la cantante de tango, pero lo demás...

Y el sr. González (!). Es como para que el gobierno argentino los demande. Cuando el naviero Erich Oldenburg le dice al capitán que resuelva en problema de cualquier forma y menciona alguna de las posibilidades, entre ellas, el soborno, recordé todo lo que hemos hablado el último tiempo sobre la corrupción y cómo, gracias a Dios y a Transparencia Internacional, desde hace unos pocos años, es penado por la ley alemana sobornar en el exterior.

Me llama la atención negativamente la forma en que todos se culpan unos a otros cuando algo no sale bien.

No me gusta que cada uno de los oficiales tenga su preferido (Acki, Carl-Friedrich y Klaus Nissen, Fritz).

La música es buena, la fotografía.

A mi parecer, Acki (el gran héroe de la historia, que superó todos los (sus) problemas y regresó con su hija y su suegra) y Klaus, esto es Klaus J. Behrendt y Dietmar Bär son muy buenos actores.

Bär procede de la cuenca del Ruhr y por eso, cuando anuncian por la radio que Borussia ganó el título de campeón de fútbol, Klaus dice: otra vez soy campeón alemán. Klaus viene de Westfalia y... así se ve y habla, como un Westfale.

El resto de los artistas, no me convenció mucho; tampoco los diálogos.


7 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Parece un culebrón!! La verdad es que me apetece mucho verla pero no sé si la podré encontrar en el video club en España.

Me interesa por la parte bélica-naval. Parece un tanto melodramática pero me gusta ver la pelis ambientadas en los años 50s.

Reconozco que me gustaba la moda de la época. Entonces la gente se peinaba para salir a la calle y no al revés.

Marta Salazar dijo...

sí, es muy telenovélica!

la segunda parte es la marítima...

si te gusta la moda de entonces, estás muy bien hoy en que la moda retro nos retrotrae a los 50 y a los 60!

a mí me gusta más mi época y no la cambiaría por nada del mundo, amo el presente!

Un abrazo Benita! y gracias x comentar!

Anónimo dijo...

Dioooosss! Al fin la encontré! Es el unico texto sobre esta pelicula que he encontrado en un idioma legible!
Yo hice de extra en el puerto de Santa Cruz, y certifico que era el único argentino presente XD
Ahora solo me falta encontra la peli por algun lado...

Marta Salazar dijo...

me alegro que hayas encontrado información aquí, muchos saludos y la próxima vez, no tengas miedo a darnos tu nombre :)

Optica Center dijo...

Hola!! Por fin doy con algo de esta pelicula. Yo tambien participe en el Puerto de la Cruz y me gustaria verla. Donde puedo encontrarla??

Roberto Vilan dijo...

https://youtu.be/2mNdjYFnpJM

Roberto Vilan dijo...

https://youtu.be/2mNdjYFnpJM