jueves, 19 de junio de 2008

The Happening


No apta para alérgicos, menos que nada para alérgicos al polen.

En la línea de las anteriores del estupendo director M. Night Shyamalan recoge uno de los mayores temores que tenemos todos... no, no es que crea que realmente existe un inconsciente colectivo del tipo Carl Gustav Jung. No, pero sí tememos que ciertas criaturas adopten sus propias decisiones que estas decisiones puedan ir en nuestra contra.

Se ha hablado de un karma que siempre vuelve a quien ha hecho mal o dañado a alguien o a algo, supongo que también existe un karma colectivo. No quiero caer en la onda esotérica, no lo hace Shyamalan, al menos no en una medida que me parezca exagerado.

Hay que tener en cuenta que este director, quien además escribió el guión, nació en la India, desde donde sus papás emigraron, en 1960, a los Estados Unidos. Y tampoco se puede olvidar que la cinta está catalogada como una co-producción indio-estadounidense. Entre la 20th Century Fox y UTV, de la India.

No es una película sobre un fenómeno sobrenatural (a diferencia del Sexto sentido o Lady in the Water), en esta historia, todo tiene una explicación científica (que no quiere decir que los científicos den inmediatamente una explicación para todo lo que ocurre, por el contrario); Elliot reflexiona científicamente para poder salvarse y salvar al grupo de gente que lo acompaña (es, al menos una injusticia catalogar a Shymalan de misántropo).

Esta película está calificada en Alemania a partir de 16 años. Me parece exagerado. Una vez más no estoy de acuerdo con la calificación cinematográfica alemana, que colocó Falco - Verdammt, wir leben noch! para 12... en circunstancia que la habría puesto para 18 (máximo en Alemania) y The Happening para... 12; pero no para 16. Sinceramente, el poster de Happening en alemán se parece a los de Saw (el afiche norteamericano expresa mucho mejor lo que la película realmente es).

Es cierto eso sí que esta es la película del insigne director en la que he visto más sangre... Pero de ninguna manera es comparable con una de horror o de guerra. Shyamalan continúa en su mejor tradición de insinuar muchas escenas sin necesidad de mostrar detalles sangrientos o crueles.

La historia no es sólo la de "la rebelión en la granja", de las plantas de la granja (la historia original se llama The Green Effect y está referida a la lucha de la naturaleza contra el hombre)... sino también es una historia de amor, entre el -en palabras de Mrs. Jones- "cazador", Elliot Moore (excelente, Mark Wahlberg, una vez) y Alma Moore

Es una pena que Julian (el amigo fiel, el compañero de Elliot) nos abandone tan pronto (aunque, de alguna forma está presente durante toda la película, no en último término a través de Jess.). Sus palabras a Elliot son importantes. Al igual que las palabras de Jared, que le pregunta, con gran sencillez, por qué no han tenido hijos con Alma (un nombre bien escogido).

Shyamalan casi siempre tiene cortos papeles en sus películas, aquí es Joey... su voz. En esto se parece a Stephen King, quien generalmente tiene pequeños roles en las películas basadas en sus libros.

Describe un poco la histeria en que se puede caer -y que lleva a uno de los granjeros a asesinar a tiros a los dos niños, cuando se ve en todo, la mano del enemigo... en este caso, de "los terroristas".

Algo de apocalíptica tiene la película... sí, pero más que nada; pero yo diría que nos lleva a reflexionar sobre el amor, la entrega, la fidelidad, el compañerismo, la amistad, la sinceridad, etc., etc. Y a buscar la armonía con la naturaleza... Muy de acuerdo con las ideas de nuestra época.

Ha tenido muy mala crítica en Alemania... hay muchas razones para ello, no en último término, el miedo al suicidio colectivo (ya lo vivimos a nivel de sociedad, me refiero al tema demográfico, claro, ver Las Naciones suicidas); sin embargo, quienes conocemos a Manoj Night, sabemos por qué vamos al cine a ver sus películas. El martes, pese a que estamos en medio de la Copa de Europa 2008, el cine estaba lleno en un... 50% lo que es mucho, comparándolo con las cifras de las última semanas y considerando lo negativa que ha sido la crítica (se la ha llamdo incluso una obra de pesimismo social en que se salva el individuo).

Supongo que, de alguna forma, todos esperamos ver El sexto sentido otra vez; pero un éxito así no es fácil de superar. Por último, esta es una cinta muy sencilla, sin grandes efectos especiales (extraordinario el trabajo de cámara,), por momentos, algo lenta y nada de espectacular. Pero tal vez sea debido a su gran sencillez, a su sinceridad y a su fidelidad a sí mismo, cómo Shyamalan cautiva una vez más a su público.


3 comentarios:

Rayco dijo...

Yo creo que no estoy de acuerdo contigo, además discrepo contigo en algunas cosas de tu comentario.

Un saludo!

Luna Carmesi dijo...

El peso del Sexto Sentido es grande para este director...
Yo creo que deberia compartir 'mas' a la hora de laborar los guiones... A veces las ideas y conceptos que son validos para una historia de un comic o para un mediometraje deben 'perfilarse' mas y/o encontrar otros caminos alternativos a la idea inicial que tuvo.
Creo que Shyamalan necesita compartir mas la elaboración de sus obras... Lo dicho, El 6º Sentido y su gran exito le hace jugar de una manera que no resulta la mas acertada...

Un abrazo guapa!

Marta Salazar dijo...

gracias amigos!!!

me tengo que disculpar públicamente por no haber visitado mucho vuestros blogs! lo siento, de verdad, porque les he extranado,

es que he estado, hasta la semana pasada, totalmente concentrada (el poco tiempo que tengo para bloguear) en la Copa de Fútbol, felicitaciones!!!

pero hoy sábado ya me puse las pilas y retomaré el ritmo de antes! paso por tu blog rayco, a ver si has escrito algo sobre esta peli, para conocer tu opinión!

Un abrazo fuerte!